¿Qué es la miocarditis?

La fiebre es uno de los primeros síntomas cuando está causada por una infección

miocarditis sintomas, tratamiento y causas
La miocarditis es una inflamación aguda del miocardio. Stocktrek Images | Getty Images

La miocarditis es una inflamación aguda del miocardio. Puede tener como causas una infección producida por un virus, una bacteria o por hongos pudiendo debilitar el músculo cardíaco y derivar en una miocardiopatía dilatada, una insuficiencia cardíaca congestiva o una pericarditis.

 Es una enfermedad poco común que también puede afectar a los niños (miocardiopatía pediátrica).

Causas de la miocarditis

La infección por el virus Coxsackie B es la causa más frecuente de la miocarditis viral, pero también pueden producirla el virus de la gripe, la rubeola, el ecovirus o el polio; o las bacterias Corynebacterium, difteria, clamidia,  Rickettsia,  o estreptococo  o los infecciones micóticas (aspergilo, coccidioides, criptococo, cándida).

Además la inflamación puede ser causada por reacciones alérgicas mediadas por el sistema inmunitario a medicamentos o toxinas (alcohol, cocaína, metales pesados, catecolaminas) o después de infecciones (fiebre reumática o virus). También puede ser ocasionada por algunas enfermedades autoinmunes que causan una inflamación en todo el cuerpo (lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide o sarcoidosis), por el rechazo de trasplantes o la irradiación.

Síntomas de la inflamación del miocardio

Los casos leves no suelen producir síntomas. Cuando esta afección es causada por una infección, los primeros síntomas pueden ser una fiebre repentina, y otros semejantes a la gripe. Además la frecuencia cardíaca se acelera, y se produce retención de líquidos en las piernas y abdomen (hinchazón de las piernas) y los pulmones se llenan de líquidos.

También se produce disnea, fatiga y dolor en el pecho parecido al de un ataque de corazón.

Además de latidos irregulares, y, en general, los síntomas de la insuficiencia cardíaca. Cuando se produce una infección, nuestro organismo responde a través del sistema inmunitario que genera unas células especiales (anticuerpos) para combatir la infección.

En el caso del corazón, esta respuesta inmunitaria puede dañar el músculo cardíaco, lo que ocasiona que este, se inflame y se debilite y vaya cediendo a la presión sanguínea, dilatando las cavidades (cardiomegalia).

Lo que hace que disminuya la acción de bombeo del corazón, dando lugar a una insuficiencia cardíaca o incluso la muerte súbita.

Diagnóstico

La detección de la miocarditis se basa en los síntomas y en un examen físico. Es difícil de diagnosticar debido a que puede parecerse a otras enfermedades. A los médicos les da una pista saber que los síntomas aparecieron seis meses después de haber sufrido una infección.

A menudo ante los síntomas de cansancio en un paciente previamente sano un ecocardiograma ayudará a los médicos a confirmar el diagnóstico de miocarditis. Se harán hemocultivos si la fiebre continúa para identificar la infección y exámenes de sangre para comprobar si los signos de inflamación prosiguen. En casos graves puede ser necesario una biopsia para analizar el tejido y conocer la causa.

Se utilizan además algunas de las pruebas más comunes para el diagnóstico de las enfermedades del corazón como el electrocardiograma (para estudiar el ritmo cardíaco) o el ecocardiograma yla resonancia magnética, que ayudarán a estudiar la anatomía y el tamaño del corazón. También se suele realizar una radiografía de tórax para comprobar si hay un edema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones).

Tratamiento de la miocarditis

Cuando la causa de la inflamación del músculo cardíaco es una infección bacteriana el tratamiento indicado es la administración de antibióticos. También se recetan fármacos para tratar la inflamación, así como diuréticos para eliminar el exceso de líquido en el organismo y otros medicamentos para tratar las arritmias y la insuficiencia cardíaca. Se recomienda una dieta baja en saly la reducción de la actividad. En casos de arritmias graves, es posible que se requiera el implante de un marcapasos o desfibrilador automático interno (DAI), y la administración de anticoagulantes. Cuando el miocardio está muy dañado puede ser necesario un trasplante cardíaco.

Referencia:

Miocarditis. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Accedido: el 9 de marzo de 2016. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000149.htm