¿Qué es la microcefalia? Causas, diagnóstico, tratamiento

Microcefalia embarazo
©CDC

La microcefalia es una malformación congénita en que la cabeza del bebé es mucho más pequeña que el promedio normal. En la mayoría de los casos, la causa es que el cerebro no se desarrolla apropiadamente durante el embarazo, y eso conlleva problemas adicionales.

¿Cómo y cuándo se diagnostica la microcefalia?

El diagnóstico de la microcefalia se realiza después del nacimiento del bebé. La primera medida de su circunferencia cefálica se toma durante su evaluación al nacer y se confirma 24 horas después (para descartar cualquier variación en la forma de la cabeza por el paso por el canal del parto).

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, se considera microcefalia cuando la medida del perímetro cefálico del recién es menor a 32,0 en varones, y 31,6 cm en bebés mujeres (si tu bebé nace prematuro, las medidas se ajustan a su edad gestacional).  

Durante el embarazo, tu médico puede identificar una posible microcefalia al tomar medidas craneales del bebé por medio de un ultrasonido a partir de las 18 semanas de embarazo. Si existe el riesgo de microcefalia causada por el virus Zika, se puede confirmar el diagnóstico con una amniocentesis.

La microcefalia también puede surgir después del nacimiento e identificarse los primeros años de vida del bebé durante las visitas de control del niño sano. Se considera microcefalia si la medida de su circunferencia cefálica está por debajo del 3% de las medidas promedio para la edad y sexo del niño.

El diagnóstico y posibles causas de la microcefalia se pueden explorar por medio de imágenes de la estructura cerebral del bebé, utilizando tecnología como la tomografía computarizada (conocida como CAT) o resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés).

Pruebas genéticas también pueden ayudar a identificar la causa del mal.

Causas

La microcefalia puede ser el resultado de trastornos genéticos o cromosómicos, como el síndrome de Down, el síndrome del maullido de gato, trisomía 18, el síndrome de Rubinstein-Taybi, y otros. Sobre estos no tienes control.

Infecciones, exposición a sustancias tóxicas, malnutrición severa y algunas enfermedades durante el embarazo también pueden causar microcefalia en tu bebé, como el virus Zika, toxoplasmosis, la rubeóla, citomegalovirus, intoxicación con metilmercurio, diabetes y el alcohol durante el embarazo (más información en: Cuidados en el embarazo: infecciones silenciosas que ponen en riesgo a tu bebé, Toxoplasmosis en el embarazo: riesgo, tratamiento y prevención y Toxoplasmosis en el embarazo y tu gato).

Después del nacimiento, un bebé puede desarrollar microcefalia por falta de oxígeno, daño cerebral o como resultado de un desorden genético.

Complicaciones

La microcefalia puede ser una condición aislada, y en un 15% de los casos, el niño con microcefalia tiene inteligencia normal, según la Clínica de Cleveland. Sin embargo, es frecuente que la afección sea acompañada de complicaciones graves:

  • Retrasos en el desarrollo, incluyendo el habla y capacidades motoras como sentarse, pararse y caminar.
  • Dificultad con la coordinación, movimiento y equilibrio
  • Enanismo
  • Alimentación deficiente
  • Distorsiones faciales. El resto del cuerpo y rasgos faciales del niño crecen, mientras que el cráneo se mantiene del mismo tamaño. Esto hace que la apariencia del niño se distorsione.
  • Hiperactividad
  • Retraso mental
  • Pérdida de control o movimiento errático de piernas y brazos.
  • Muerte prematura. La expectativa de vida es menor para personas con microcefalia.
  • Parálisis cerebral
  • Problemas de la vista
  • Pérdida de la audición
  • Epilepsia

Tratamiento

No existe una cura o tratamiento para la microcefalia; sin embargo, dependiendo del grado de severidad de la condición y las complicaciones que le acompañen, terapias del lenguaje, física y ocupacional pueden ayudar al desarrollo de tu hijo y a mejorar sus capacidades físicas e intelectuales. Algunos síntomas, como las convulsiones e hiperactividad, pueden tratarse con medicamentos.

Fuentes:
Agency for Healthcare Research and Quality. Practice parameter: evaluation of the child with microcephaly (an evidence-based review). Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology and the Practice Committee of the Child Neurology Society. Accedida 1 de febrero del 2016. 
American Academy of Neurology. Evaluation of the child with Microcephaly. Accedida 1 de febrero del 2016.
Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Defectos de nacimiento: Datos sobre la microcefalia. Accedida 1 de febrero del 2016.