¿Qué es la memoria virtual y por qué es importante?

Memoria virtual
KTSDESIGN/Getty Images

La memoria virtual permite simular una memoria RAM de mayor tamaño que la que tienes instalada en tu equipo. Es un mecanismo del cual se encarga el sistema operativo.

Su utilidad reside en que las aplicaciones y sus datos, para poder ser usados por el procesador, tienen que pasar del disco duro, que es donde se encuentra almacenado todo cuando apagas al equipo, a la memoria RAM que puede ser accedida de forma directa por el micro.

A mayor RAM, mayor capacidad para ejecutar aplicaciones con datos complejos.

La gestión de la memoria como ves es muy importante. Si a esto unimos que no siempre ha sido tan barata como ahora es lógico que exista un sistema que controle que se encuentra en ella y que la descargue por ejemplo de aplicaciones que no estamos usando.

La razón histórica del uso de la memoria virtual es bastante trivial, aunque la RAM era cara, los discos duros no lo eran tanto. Se podía entonces usar el disco duro para simular que tenemos más memoria. El procedimiento era sencillo, se pasaba al disco las porciones de RAM que no se usaban en un determinado momento, si algún programa lo requería se volvían a la memoria.

Esta técnica consigue simular, por tanto, más memoria, y las aplicaciones ni se dan cuenta de todo lo que está ocurriendo por debajo. En un sistema operativo normal, se llega a simular tener el doble que sin usarla.

No todos son ventajas, como contrapartida el sistema puede comportase de manera más lenta debido a la carga de los datos.

Esto es debido a que la velocidad de acceso de los datos al disco duro es miles de veces más lenta que a la memoria RAM. Si una porción de memoria no se encuentra en esta, el sistema necesita tiempo para leerla y devolverla a la memoria principal ya que este es el único lugar donde el procesador puede accederlo.

Como ves no deberíamos de hablar de la memoria como algo aislado sino de un sistema de memoria que se organiza en niveles. Primero los registros, más alejadas, las caches del micro que se encargan de tener los datos que más usas cerca del procesador, después la memoria RAM, quedando como último recurso el disco duro. A mayor proximidad al micro, mayor velocidad, pero la memoria es mucho más cara.

¿Por qué es tan importante la memoria virtual?

Si nos quedamos sin memoria no podremos ejecutar más programas y los que estamos ejecutando tendrán problemas para trabajar con más datos. Pero como hemos visto no todos son ventajas, el uso de memoria virtual puede hacer que tu equipo funcione más lento si es necesario ir por datos al disco duro. Es siempre un compromiso entre la velocidad y la cantidad de datos que el sistema es capaz de procesar.

Jamás una configuración de más memoria virtual podrá ser mejor que una ampliación de memoria RAM. Es más, lo ideal sería tener un equipo que no necesitase tener esta característica activada.

Uso de la memoria virtual en los sistemas operativos modernos

El mayor uso de interfaces gráficas y herramientas cada vez más sofisticadas hace que los sistemas modernos sean unos devoradores de RAM.

Una de las razones por las que un sistema mejora su velocidad usando un disco SSD es debido a esta funcionalidad. Ten siempre en cuenta que una mejora de velocidad de acceso a los datos, aunque no sea espectacular, puede ayudar mucho a un equipo con limitaciones de memoria ya que todo el sistema se puede enfrentar a bloqueos constantes.

¿Se puede deshabilitar la memoria virtual?

Seguro que te estas preguntando si se puede deshabilitar y si esto trae mejoras de rendimiento. En principio yo no te recomiendo que la deshabilites si eres un usuario normal. Si tienes gran cantidad de memoria, no usas muchas aplicaciones de manera concurrente, pero tienes problemas de rendimiento, puedes probar a desactivar esta característica. Sin embargo ten siempre en cuenta que cuando la desactivas los programas que ejecuten acciones que necesiten mucha memoria RAM se pueden quedar bloqueados en el peor de los momentos.

En resumen la memoria virtual te permite ampliar tu capacidad para ejecutar más programas de manera simultánea pero puede hacer que tu equipo en ciertas ocasiones sea más lento. En unos años y debido a la continua rebaja en el precio de las memorias acabará teniendo menos importancia.