¿Qué es la maternidad subrogada?

01
de 03

¿Qué es la maternidad subrogada?

Maternidad subrogada
© Getty Images / Nick White

La maternidad subrogada es cuando una mujer carga el embarazo y da a luz a un bebé que le pertenece a otros padres genéticamente y legalmente. También se utilizan los términos madre gestacional y vientres de alquiler para referirse a esta técnica de reproducción asistida. Para alcanzar el embarazo de la madre portadora, se utiliza la fecundación in vitro o inseminación artificial, dependiendo del caso.

Existen diferentes tipos de maternidad subrogada según el objetivo de la madre que aporta el vientre y el factor monetario de por medio. También puede categorizarse según la composición genética del bebé (quiénes aportan el óvulo y el espermatozoide). La clasificación la puedes encontrar en el siguiente apartado: Tipos de maternidad subrogada. También te recomiendo estos artículos adicionales para explorar los distintos factores involucrados en un proceso de maternidad subrogada:

02
de 03

Tipos de maternidad subrogada

maternidad subrogada
© Getty Images / 4 Eyes Photography

Según la genética del bebé, la maternidad subrogada puede ser de dos tipos:

  • Tradicional – La madre gestacional aporta también su óvulo, pero el espermatozoide proviene del padre que solicita la subrogación o de un donante. El bebé es concebido por medio de inseminación artificial o fecundación in vitro.
  • Gestacional – Cuando el óvulo y espermatozoide son aportados por la pareja que solicita la subrogación. En estos casos, la mujer embarazada no tiene ninguna relación genética con el bebé, y se le conoce como madre portadora o madre gestacional. Este embarazo se alcanza mediante fecundación in vitro.

La maternidad subrogada también puede categorizarse según las finanzas de por medio:

  • Altruista – Cuando la mujer que lleva el embarazo lo hace sin ánimo de lucro, es decir, no obtiene remuneración o pago por sus servicios. Los padres biológicos se suelen responsabilizarse por los gastos médicos y legales, y es posible que se incluya compensación por otros aspectos que afectan el bienestar del embarazo y la madre portadora, como atención psicológica y alimentación, o son necesidades directamente relacionadas con el embarazo, como ropa maternal.
  • Lucrativa – Cuando la madre gestacional ofrece llevar el embarazo a cambio de una suma de dinero. En este caso, las madres suelen trabajar por medio de una agencia especializada en maternidad subrogada. El monto a recibir varía según el contrato negociado, y suele contemplar pagos adicionales para embarazos múltiples y de alto riesgo.

03
de 03

Retos y dificultades de la maternidad subrogada

La maternidad subrogada te brinda la oportunidad de tener un bebé cuando la naturaleza no te lo permite. Para muchas madres, es un sueño hecho realidad, pero no por eso es un proceso fácil.

Quizá estés pensando en convertirte en una madre de alquiler (altruista o con fines de lucro), lo que también implica retos y es un proceso muy diferente a cualquier otro embarazo.

Dos madres, una gestacional y otra biológica, compartieron su experiencia con Embarazo y parto y puedes ver el texto completo en nuestra entrevista exclusiva Maternidad subrogada: experiencia de una madre gestacional y una madre biológica. Acá tienes un resumen de los principales retos de la maternidad subrogada según estas dos madres que atravesaron el proceso:

¿Qué retos has tenido al ser madre biológica pero no cargar tu embarazo?

"No llevar el embarazo hace una gran diferencia, pues no tengo al bebé todo el tiempo. Cuando estás embarazada te puedes quejar, pero no aprecias que tienes nueve meses para establecer una relación con tu bebé, el latido de tu corazón va al ritmo del de tu bebé, esa cercanía. En este caso, no tienes nada de eso.

"También me cuesta pensar que cuando yo hablo con mi bebé siempre hay otra persona escuchando. En cierta forma, yo me describo como el esposo en esta situación, porque voy a las citas médicas, le hablo al bebé desde afuera. Y es un reto tener un bebé recién nacido sin la preparación del embarazo y la ayuda de las hormonas."

¿Como madre portadora, ha sido este embarazo diferente a los anteriores?

"La mayor diferencia es que tengo ese conocimiento de que el bebé no es mío. Cuando estás embarazada con tus propios bebés empiezas a planear todo desde el momento en que tienes el resultado de tu prueba de embarazo. Sabes tu fecha probable de parto y planeas todo alrededor del gran día. Piensas en el futuro y todo se basa en este bebé que viene a formar parte de tu familia. En este caso, sabes desde el principio que este bebé está contigo solo por nueve meses y no es la misma mentalidad. No se ha sentido como que es mi bebé, y eso es bueno."

¿Qué le dirías a otras mujeres que están considerando convertirse en madres gestacionales?

"Si te encanta el embarazo y la maternidad y quieres tener esa experiencia, es mejor que tengas tus propios hijos.

"Si quieres tener una experiencia completamente diferente, que casualmente involucra un embarazo y el parto, vale la pena considerar la maternidad subrogada. Sin embargo, debes saber que cuando cargas un bebé por alguien más, no es solo tu embarazo. Si estás preparada para compartir la experiencia con la madre, puede ser una experiencia única, muy bonita, significativa y completamente diferente desde el punto de vista emocional. Te llena, pero es difícil."

Fuentes:
American Society for Reproductive Medicine. Third Party Reproduction: A Guide for Patients. Accedida 6 de junio del 2012.
American Society for Reproductive Medicine. Recommendations for Practices Utilizing Gestational Carriers from the ASRM and SART Practice Committees.
Council for Responsible Genetics. Surrogacy in America. Accedida 14 de junio del 2012.
Society for Assisted Reproductive Technology.. Accedida 10 de junio del 2012.
National Infertility Association. Surrogacy. Accedida 6 de junio del 2012.