¿Qué es la iglesia cristiana?

La iglesia cristiana tiene un proposito y una misión especial en el mundo.

Joven participa en el culto de su iglesia leyendo un pasaje bíblico. Dough McGeehan

Una parte importante en la vida del cristiano, sin importar de donde sea, es la iglesia. La Biblia nos enseña que la iglesia tiene un propósito especial y debe ser caracterizada por el amor.

Definición de iglesia:
Una iglesia es un cuerpo de personas que se reúne regularmente con el propósito de adorar juntos. Aunque otros grupos usan la palabra, "iglesia" es mayormente asociada con la fe cristiana.

La Iglesia puede referirse a todos los cristianos en el mundo o a un grupo específico. Podemos usar los términos "iglesia universal" o "la iglesia" para hablar en sentido general. También iglesia se refiere a un grupo local (ej. La Iglesia XYZ está en la calle No. 1.). Podemos llamar iglesia al edificio en donde un grupo se congrega, pero en sí, un edificio no tiene ningún valor si los que se congregan en el no viven de acuerdo al propósito que Jesús y los apóstoles enseñan en el Nuevo Testamento.

 

Miembros de la iglesia cristiana
Todos los miembros de la iglesia cristiana tienen en común su fe en Jesucristo. Por eso los miembros de una iglesia se llaman cristianos, que significa "seguidores de Cristo".

La iglesia es el Pueblo de Dios aquí en la tierra. La Biblia usa palabras como "cuerpo" y "familia", para explicar la comunión que debe de existir entre los miembros de la iglesia. Es más, para enfatizar esta unidad, los cristianos se refieren el uno al otro como "hermanos" en Cristo (Por ejemplo el hermano Miguel o la hermana Sara).

Culturalmente muchas personas "nacen" cristianas. Ósea, nacen en un país donde el porcentaje mayor de la población es cristiano, y como comunidad observan y celebran las tradiciones cristianas. Por ejemplo, cuando nace un bebe la comunidad espera que los padres busquen la bendición de un sacerdote o pastor.

O si una pareja se casa, aunque no asistan regularmente a un servicio religioso, los novios buscan una iglesia donde puedan realizar su ceremonia.

Ser cristiano, y por siguiente ser parte de la iglesia cristiana, no está pre-determinado por la cultura o el país de una persona. Aceptar a Jesús como Señor y Salvador deber ser una decisión personal, que se haga con conciencia y con una convicción sincera. La oportunidad, como explica el Nuevo Testamento, está disponible para todos. Por esta razón hay cristianos en todas partes del mundo.

El propósito y la misión de la iglesia:
La iglesia existe para adorar y glorificar a Dios, y proclamar el evangelio de Jesús. Congregaciones locales se reúnen cada semana, típicamente los domingos, para participar de un servicio de adoración, donde juntos leen la Biblia, oran, cantan y alaban. Estas reuniones también sirven como oportunidad para compartir la historia de Jesús con otros, con el fin de que ellos también tomen una decisión de fe, y lleguen a ser parte del Pueblo de Dios. La labor de evangelizar es un deber de cada cristiano, de acuerdo a la gran comisión de Jesús a sus discípulos.

La iglesia también es el lugar y el ambiente adecuado donde una persona puede madurar espiritualmente y encontrar apoyo de otros.

Fundación de la iglesia
En Juan 17 leemos que la unidad de los creyentes fue uno de los propósitos de Jesús aquí en la tierra. En el libro de Hechos leemos como los primeros creyentes, bajo el liderazgo de los 12 apóstoles durante el Imperio Romano, fue creciendo en Jerusalén, y después en otros países, a partir del evento durante la fiesta de Pentecostés. Los primeros cristianos, algunos quienes fueron testigos de Jesús, vivieron durante el siglo I.

Aunque el evangelio crecía fuertemente, no fue sin falta de persecución y mucho dolor. Los primeros cristianos sufrieron en gran manera en defensa de la verdad, pero gracias a su obediencia al llamado de Dios, y la cobertura del Espíritu Santo, la iglesia permanece hasta el día de hoy. En el 2011, el Centro Pew determinó en una encuesta, que hay aproximadamente 2,18 billones de cristianos en el mundo.

Culto y adoración en la iglesia
La primera iglesia empezó a reunirse los domingos para recordar que Jesús resucito ese día. La Iglesia Adventista continua congregándose los sábados, de acuerdo a como los judíos observaban el día de reposo.

Un culto típico en una iglesia cristiana incluye lecturas bíblicas, oraciones y un sermón. Algunas congregaciones ofrecen un estudio bíblico antes o después del servicio. Otros lo ofrecen durante la semana. Algunos programas de la iglesia se enfocan solo en la oración, o la evangelización, grupos especiales para niños, jóvenes y varios ministerios dirigidos a miembros de la comunidad.

Cada iglesia tiene una personalidad de acuerdo a sus miembros y su tradición. Mientras unos son un poco más reservados en su adoración, otros se sienten más cómodos brincando y saltando. Sea cual sea la personalidad de la congregación, el propósito debe ser alabar a Dios y edificar a la comunidad.

Denominaciones cristianas
Dentro del cristianismo existen diversos grupos que se formaron de acuerdo a su interpretación del evangelio y las tradiciones que han adoptado a través de los años. Algunos de estos grupos, o denominaciones, están listados aquí.