¿Qué es la frecuencia de refresco de un monitor?

Frecuencia refresco
Copyright Getty

La tecnología usada en los monitores ha cambiado mucho desde los antiguos CRT. Ahora las pantallas ocupan menos espacio, consumen una cantidad menor de potencia y por supuesto ofrecen una mayor calidad de imagen.

Pero sin embargo el cambio de tecnología, desde las pantallas CRT a las LCD, no ha sido del todo suave. Por ejemplo, las primeras pantallas LCD presentaban graves problemas con los ángulos de visión, tanto que debías de mirarlas de frente para no perder luminosidad, en cuanto te movieras un poco la señal casi llegaba a desaparecer.

Por no hablar del contraste, ya que tienen ciertas dificultades en mostrar las tonalidades más oscuras. En las primeras era casi imposible ver películas con fondos oscuros.

Aparte de este tipo de problemas existe otro menos visible pero no por ello menos importante está relacionado con el tiempo de respuesta del monitor.

¿Qué es el tiempo de respuesta de un monitor?

En pocas palabras, es la cantidad de tiempo que necesita un pixel, el más pequeño punto que un monitor es capaz de mostrar, para cambiar de un color o tonalidad a otra y luego volver al original. Se mide en milisegundos, como es lógico cuanto menor sea este número mejor.

Este tiempo es importante en general y esencial si vas a usar el PC para jugar o reproducir películas. Si es para trabajar puede llegar a cansar mucho la vista.

De todas maneras, los efectos son sobre todo subjetivos, pueden molestar más a algunas personas que a otras.

En viejos monitores puedes incluso observar como los objetos en movimiento provocan imágenes fantasma, es decir van dejando como un rastro.

¿Cuál es la relación entre el tiempo de respuesta y la frecuencia de refresco?

Son independientes, los monitores LCD normales tienen una frecuencia de refresco de 60 Hz lo cual son 16 milisegundos hasta que llega la siguiente imagen.

Este es tiempo más que suficiente para cambiar los colores de la pantalla ya que el tiempo de respuesta es menor.

¿Te puedes fiar de los datos que da el fabricante en cuanto a tiempos de respuesta?

Por desgracia no puedes fiarte de los datos que te da el fabricante, al menos no para compararlos con otros ya que suelen dar el número que más les conviene sin detallarte a que se refieren y como ha sido medido.

Para liarlo todo un poco más se suelen usar varias medidas al hablar del tiempo de respuesta. Una de ellas sería el paso del negro al blanco y al negro de nuevo, la otra el paso de gris a gris. Aunque se denomine así, no es realmente el paso de un gris a otro sino debido a cómo funciona un monitor LCD se refiere al paso de una tonalidad de un color a otra. El paso de gris a gris lo puedes ver en las especificaciones como GTG o G2G. El paso de negro a blanco suele ser menor y es el que te suelen dar los fabricantes.

La vuelta a un color no tiene por qué tardar lo mismo que la ida a ese color, no es simétrico. Por tanto la mejor estrategia a la hora de la compra es poder probarlo antes de comprarlo, verlo en tienda y con los programas que vayas a usar si es posible.

El tiempo de respuesta depende mucho del tipo de panel LCD que el monitor este usando ya sea TN, VA o IPS.

¿Se puede medir fácilmente el tiempo de respuesta?

No se puede medir sin un equipo especializado. A lo máximo que podemos llegar es a una estimación subjetiva. Así que nunca compres un monitor que no hayas visto antes conectado y si es posible con algún juego o película reproduciéndose.