¿Qué es la danza moderna?

Descubre la danza moderna

Isadora DUncan, madre de la danza moderna.
Isadora Duncan, pionera de la danza moderna, en su gira por Estados Unidos (1914-1918). Foto de dominio público en Estados Unidos (Fotógrafo Arnold Genthe)

La danza moderna es un género de danza que se basa en la interpretación y visión individual del bailarín o coreógrafo. Esta expresión artística se empieza a forjar a principios del siglo XX y rompe con las reglas y criterios del ballet clásico. Sus movimientos son una expresión libre y fluida de estados, emociones, metáforas o ideas abstractas. No sigue pasos ni movimientos estructurados de antemano.

A diferencia de la danza clásica—cuyos movimientos son aéreos y elevados, la danza moderna tiene un lenguaje corporal orgánico. Sus movimientos se arraigan a la tierra, se balancean siguiendo los principios anatómicos del cuerpo, y buscan expresar la verdad interior de quien la crea.

Inicios de la danza moderna

La danza moderna se origina en una época de muchos cambios. A principios del siglo XX, el mundo empezó a experimentar cambios drásticos a nivel social, político y económico. La era agrícola quedó atrás en muchos países europeos y en Estados Unidos. La industrialización echó raíces en la economí y las monarquías de antaño perdieron en algunas regiones su poder totalitario.

No es casualidad que la danza moderna surja en este ambiente de cambios drásticos. Bailarines, tanto en Europa como en Estados Unidos, comenzaron a experimentar con nuevas formas de danza que no respondían a ninguna regla establecida, rebelándose a las estrictas reglas del ballet clásico y buscando una forma de expresión más libre.

 

Estos bailarines abordaron el baile como un arte capaz de expresar la complejidad de la experiencia humana, con todas sus emociones, contradicciones, conflictos y malestares. La nueva forma de danza, muy diferente a los bailes que se conocían hasta entonces, se bautizó con el nombre de danza moderna.

La danza moderna se establece como un arte legítimo

En las primeras dos décadas del siglo XX precursoras de la danza moderna, como Loie Fuller, Isadora Duncan y Ruth St. Denis, buscaron formas de expresión menos rígidas que reglas que el ballet clásico imponía a sus bailarines. Así, eliminaron el concepto que se tenía de la danza como entretenimiento y reclamaron la danza como una expresión artística de la persona que la concebía. 

Isadora Duncan buscó inspiración en Grecia y comenzó a bailar descalza con una túnica muy simple; Ruth St. Denis buscó en los movimientos de las danzas tradicionales de Asia su forma de expresión, y su inclinación por las danzas étnicas fue parte clave de su formación y de la que le impartiera a otros bailarines. 

En los años 30 otra generación de bailarines estableció los fundamentos de la danza moderna. Bailarines como Martha Graham, Doris Humphrey, Charles Weidman, Mary Wigman y Hanya Holm, lograron que la danza moderna se empezara respetar como un arte legítimo. Graham fue la pionera en Estados Unidos y sus movimientos basados en la contracción y relajación, angulosos y vertiginosos, la hicieron famosa y son parte del conocido "método Graham". Por su lado, Wigman se inspiró en las danzas tradicionales africanas y en sus coreografías hizo amplio uso de máscaras.

 

El lenguaje de la danza moderna

En la danza moderna el bailarín, o coreógrafo, crea los movimientos de su danza usando sus emociones, estados de ánimo, visión artística y sus ideas. Su danza puede ser abstracta o narrativa, simbólica o metafórica, o simplemente basada en la improvisación. En la danza moderna no existe el concepto de pasos estructurados que se aprenden de antemano para crear una danza. El bailarín descubre esta expresión corporal en su cuerpo y en el espacio. 

A pesar de que no existen pasos estructurados en la danza moderna. su lenguaje tiene características específicas que lo diferencian de otros tipos de danza:

  • Fuerza de gravedad: el bailarín juega con la fuerza de gravedad; usa el peso de su cuerpo para crear diferentes dinámicas de movimiento. Ejecuta movimientos a diferentes niveles y encuentra el punto de balance en esos diferentes momentos. Pierde y recupera el balance, hace caídas al suelo y saltos.
     
  • Trabajo de suelo: el bailarín usa el suelo como parte de su espacio coreográfico. En la danza moderna se exploran todas las posibilidades de movimiento que se puedan hacer sobre el suelo en diferentes posiciones.
     
  • Movimientos naturales en la danza moderna los movimientos son naturales y libres. Surgen de una manera orgánica siguiendo las curvaturas naturales de la espina dorsal y los principios anatómicos del cuerpo. Casi todas las técnicas de danza moderna basan sus movimientos en la soltura corporal y flexibilidad.
     
  • Respiración: los bailarines de danza moderna coordinan sus movimientos con la respiración.
     
  • Ritmo: a pesar de que la danza moderna no está asociada a ningún tipo de música, esta utiliza el ritmo en su composición. El bailarín puede jugar con diferentes patrones rítmicos en sus movimientos, ya sea con o sin música.
     
  • Calzado: en la danza moderna se baila casi siempre descalzo, aunque también se puede bailar con el tipo de zapato que requiera la coreografía.