¿Qué es la circuncisión, para qué sirve y cómo se hace?

01
de 01

Todo sobre la circuncisión, sus beneficios y cuándo es necesaria

Circuncisión
Stuart Pitkin/E+/Getty Images

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico cuyo fin es extirpar el prepucio, la piel que recubre la punta del pene. Es recomendable realizar la circuncisión poco tiempo después del nacimiento del bebé, por lo general, uno o diez días después. Es un procedimiento común en algunos países del mundo, incluidos los Estados Unidos.

La circuncisión es un procedimiento electivo, aunque también se realiza por motivos religiosos y culturales. Constituye una práctica ancestral en muchas familias judías y musulmanas, quienes circuncidan a sus hijos varones desde hace siglos, como parte de una ceremonia religiosa.

Algunas veces existe una razón médica para realizar la circuncisión, por ejemplo, cuando el orificio del repucio es muy estrecho y no puede retraerse sobre el glande. Por otro lado, en ciertas regiones de África se recomienda la circuncisión entre los adolescentes y hombres adultos como una medida para reducir el riesgo de propagar ciertas enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

La circuncisión no afecta la fertilidad del varón ni tampoco se ha hallado algún impacto significativo en su sexualidad, ya sea aumentando o disminuyendo las sensaciones placenteras en el pene.

Si no hay ningún motivo de tipo religioso, cultural o de salud, la decisión acerca de la circuncisión debería ser evaluada por los padres durantes los meses del embarazo.

¿Qué tan frecuente es la circuncisión?

Cada año, alrededor de un 55% a un 65% de todos los niños recién nacidos en los Estados Unidos son circuncidados. También es una práctica frecuente también en Canadá, el Medio Oriente y algunas regiones de África. Es muy poco frecuente en los países de Latinoamérica, Europa y Asia.

Beneficios asociados con la circuncisión

  • Permite una mayor higiene y menos acumulación de esmegma, sustancia grasosa de mal olor que se suele acumular debajo del prepucio, y que puede ocasionar infecciones en la piel del glande, como la balanitis. La presencia de esmegma también es un factor de riesgo para el cáncer de pene. Sin embargo, también es posible mantener una buena higiene en un pene no circuncidado, si se enseña a los niños desde pequeños como hacerlo.
  • Reduce el riesgo de enfermedades en el tracto urinario. Aunque la presencia de este tipo de infección en los hombres es baja, son menos frecuentes aún en los hombres circuncidados.
  • Puede prevenir el cáncer de pene, una enfermedad que no es muy frecuente, ni siquiera en hombres no circuncidados.
  • Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, reduce el riesgo de contraer y transmitir el VIH—virus de inmunodeficiencia humano—así como otras enfermedades de transmisión sexual. Aún así, es esencial practicar también sexo seguro, usando métodos de protección de barrera como el condón.

Tras una exhaustiva revisión de evidencia científica, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) sostiene que las ventajas de la circuncisión son mayores que los riesgos, sin embargo, las ventajas no han demostrado ser tan significativas como para recomendar esta intervención como procedimiento de rutina en los bebés varones. Por este motivo, los padres deben analizar todos los posibles beneficios y riesgos si están considerando la circuncisión como una opción.

¿Cómo se realiza la circuncisión?

La cirugía para realizar la circuncisión es relativamente sencilla, sin embargo, sólo debe realizarse en bebés sanos. La intervención dura de 10 a 20 minutos y se realiza con anestesia local. Cuando se efectúa en adultos esta cirugía puede durar 1 hora.

La técnica quirúrgica puede variar, pero todas las cirugías constan de los siguientes pasos de acuerdo al Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (The American College of Obstetricians and Gynecologists):

  1. Limpiar el pene y el prepucio.
  2. Separar el prepucio del glande (en el recién nacido están adheridos por una membrana delgada).
  3. Colocar un dispositivo con forma de campana entre el prepucio y el glande.
  4. Sujetar el prepucio con un anillo metálico o plástico.
  5. Cortar el prepucio.
  6. Aplicar vaselina y vendar la herida

Después de la operación, la punta del pene puede enrojecerse o hincharse, y sangrar por algunas horas. Igualmente, puede estar sensible al tacto e inflamada durante la primera semana. La piel suele cicatrizar de forma normal dentro de 5 y 10 días.

Cuando la circuncisión se realiza en bebés mayores de dos meses, niños mayores y adultos, el tiempo de recuperación es mayor, así como el riesgo de complicaciones tras la cirugía. En este caso, la circuncisión se realiza con anestesia general y la herida puede demorar hasta 3 semanas para sanar.

Si los padres deciden no circuncidar a su niño es importante lavar adecuadamente su pene. Lava la parte externa del pene con agua y jabón suave. No desplaces el prepucio de tu bebé hacia atrás, ya que la piel sólo estará lista para retraerse por completo cuando el niño tenga entre 3 y 5 años. Enseña a tu hijo a descorrer su prepucio para lavar su pene y luego a colocarlo en su sitio nuevamente.

Riesgos de esta cirugía

Como toda cirugía, la circuncisión puede tener ciertos riesgos como infección, sangrado y formación de tejido cicatrizante. Es raro que se extraiga demasiada o insuficiente cantidad de prepucio.

Después de la operación, debes llamar al pediatra o cirujano si la herida no deja de sangrar o se presenta un nuevo sangrado, si tu bebé no ha orinado después de 6 y 8 horas de la circuncisión, si el enrojecimiento o hinchazón en la punta del pene empeora o no desparece después de 3 o 5 días, si todo el pene luce inflamado o si hay secreción amarillenta (pus) en el área de incisión.

¿Cuándo es necesaria la circuncisión?

La circuncisión no es médicamente necesaria, a menos que exista alguna condición de salud como fimosis, en la que el prepucio es demasiado estrecho e impide que el glande sea descubierto. En este caso, la circuncisión puede ser una solución, o bien recurrir a otro tipo de cirugía que permita conservar el prepucio.

¿Cuándo no se debe realizar la circuncisión?

  • No se debe realizar en bebés prematuros.
  • Tampoco se debe realizar cuando el paciente tiene algún trastorno en la coagulación de la sangre.

Fuentes:

American Academy of Pediatrics. Newborn male circumcision. Recuperado el 14 de diciembre de 2015.

KidsHealth. Circumcision. Recuperado el 14 de diciembre de 2015.

Mayo Clinic. Circumcision (male). Recuperado el 14 de diciembre de 2015.

MedlinePlus. Circuncisión. Recuperado el 14 de diciembre de 2015.

The American College of Obstetricians and Gynecologists. Newborn circumcision: Frequently asked questions. Recuperado el 14 de diciembre de 2015.