¿Qué es la arritmia sinusal?

Esta arritmia es una respuesta adaptativa del corazón a estímulos externos

Taquicardia sinusal: sintomas, causas y tratamiento
Se considera que hay una taquicardia sinusal cuando el latido del corazón es superior a las 100 pulsaciones por minuto. stevezmina1 | Getty Images

La arritmia sinusal es una alteración del ritmo cardiaco de tipo adaptativo que puede alcanzar las 160 pulsaciones por minuto. Aunque esta arritmia provocada por la actividad nerviosa autónoma no es peligrosa puede resultar alarmante si es mantenida a 120 pulsaciones por minuto porque limita la capacidad funcional del paciente y debe corregirse.

La taquicardia sinusal es una respuesta normal al ejercicio, la fiebre, el miedo, el dolor, etc.

Aunque hay otros tipos de taquicardia que son más peligrosos porque el latido del corazón es desorganizado o no está bien regulado como las taquicardias ventriculares o la fibrilación auricular.

¿Cómo se produce la taquicardia sinusal?

Este trastorno de la frecuencia cardíaca se produce cuando el nodo sinoauricular (SA), situado en la parte superior de la aurícula derecha del corazón, estimula al corazón haciendo que lata rápidamente sin que haya una razón aparente. Las células del nodo sinoauricular envían señales eléctricas similares a impulsos nerviosos al tejido muscular auricular para que se contraiga. Las señales se transmiten por el nodo auriculoventricular (AV) a lo largo de fibras a través del septo hasta el tejido del miocardio ventricular. Cuando se produce una alteración en el sistema eléctrico del corazón se produce una arritmia.

El latido cardíaco normal es de 60 a 70 latidos por minuto, pero se considera que hay una taquicardia sinusal cuando el latido del corazón sea superior a las 100 pulsaciones por minuto.

Existe una arritmia sinusal fisiológica más frecuente en jóvenes que en personas mayores y se presenta como un cambio del ritmo con la respiración. Así la frecuencia cardíaca aumenta con la inspiración y disminuye con la espiración.

Se sabe que un corazón lento (entre 50-60 pulsaciones) es un corazón muy eficaz por la cantidad de sangre impelida en cada latido cardíaco y por la relación esfuerzo/ gasto de energía.

De ahí que los atletas intenten conseguir esta bradicardia sinusal fisiológica. Hay deportes como el ciclismo que favorece este enlentecimiento de la frecuencia. Además estas personas empiezan con ventaja, siempre se aceleran unos segundos más tarde que aquellos que empiezan a 70 o 80 pulsaciones por minuto y en un mundo deportivo muy competitivo eso puede representar una notable diferencia.

Causas de la arritmia sinusal

La taquicardia sinusal es en general una respuesta adaptativa del corazón a estímulos fisiológicos, aunque también puede estar asociada a una enfermedad (infarto de miocardio, embolia pulmonar, hipertiroidismo).  El aumento de la frecuencia cardíaca puede causada por un ejercicio físico intenso (correr o saltar), ante demandas de oxígeno por parte del organismo en situaciones fisiológicas especiales (hipotensión, insuficiencia cardíaca, deshidratación, anemia), como respuesta a la fiebre o por una excitación nerviosa o ansiedad.

Es una respuesta normal y adecuada para conseguir un mayor aporte de sangre y por lo tanto oxígeno en caso de necesidad, pero que debe volver a sus límites normales cuando el estímulo desaparece. Es normal acelerarse al subir una pendiente pero debemos recuperar los valores estándar una vez que hemos pasado unos minutos en reposo.

También puede ser originada por el consumo de estimulantes (cocaína, cafeína o nicotina del tabaco).

Se denomina taquicardia sinusal inadecuada cuando el corazón se acelera sin causa aparente. Parece ser más frecuente en mujeres y el número de casos diagnosticados es alto en personas que trabajan en el sector sanitario, posiblemente por la facilidad de practicar un electrocardiograma cuando uno nota que el corazón va rápido.

Síntomas de la taquicardia sinusal

Es un tipo de arritmia que puede que no presente síntomas si las crisis son de corta duración y el latido se mantiene entre 95-105. De esta manera, la clínica depende del número de pulsaciones y la duración de la misma. En general esta arritmia aparece en situaciones de estrés emocional o de trabajo y pueden dar palpitaciones, sensación de ahogo y malestar (lo más frecuente) y en casos persistentes estos signos pueden ir acompañadas de dolor en el pecho.

Diagnóstico

Para detectar este tipo de arritmias se utiliza el electrocardiograma que muestra ondas P normales con un intervalo P-R estable dentro del límite dela normalidad. También se utiliza el Monitor Holter que estudia los latidos durante 24 horas. Si los síntomas se mantienen es posible que el médico solicite una prueba de esfuerzo para asegurarse de que el esfuerzo no es un desencadenante.

Antes del estudio cardíaco, los médicos descartan que la causa sea una manifestación de hipertiroidismo por lo que es posible que pidan un análisis del tiroides, además de descartar una anemia, la razón más frecuente de taquicardia sinusal.

Tratamiento de la arritmia sinusal

En principio esta taquicardia no requiere tratamiento, aunque es necesario eliminar la causa que la provoca. En casos más severos en los que las palpitaciones son molestas y representan una limitación para el trabajo del paciente o impide llevar una vida diaria normal, deben intentarse con fármacos antiarritmicos como los betabloqueantes y los bradicardizantes selectivo. Solo en casos muy puntuales se requiere un estudio electrofisiológico e incluso una ablación cardíaca.

Referencias:

Crawford MH, Bernstein SJ, Deedwania PC, et al. ACC/AHA guidelines for ambulatory electrocardiography: executive summary and recommendations. A report of the American College of Cardiology/American Heart Association task force on practice guidelines (committee to revise the guidelines for ambulatory electrocardiography). Circulation 1999; 100:886.