¿Qué es karma?

Definición básica

Dedo empujando fila de dominos
El karma de una persona tiene que ver con las consecuencias de todas sus acciones y de sus intenciones también. Anthony-Masterson/Getty Images

Karma es una palabra bastante utilizada en la cultura occidental. Sin embargo, el concepto detrás de la palabra es raramente entendido.

Karma es una palabra en sánscrito que traduce “acción” y es típicamente utilizada para referirse a las consecuencias de dicha acción.

La ley kármica es un elemento esencial en las filosofías Hindú y Budista. Sin embargo, existen algunas diferencias entre cómo las dos corrientes entienden y aplican el concepto de karma.

Para propósitos de explicar el concepto general del karma, no entraremos en detalle acerca de estas dos corrientes filosóficas y religiosas, que son bastante complejas.

La rueda de la vida o “samsara”, conectada al concepto de karma, simboliza el ciclo de la vida que incluye nacimiento, vida y muerte. El ciclo, como la rueda, no tiene principio ni fin, y por lo tanto después de la muerte hay otro nacimiento y una nueva vida – una y otra vez. Esto es lo que llamamos reencarnación. Esto es lo mismo tanto en Hinduismo (en inglés) como en Budismo.

La ley del karma dice que para cada acción, existe una consecuencia; para cada causa, hay un efecto; todo lo que se envía al Universo, regresa a nosotros tarde o temprano.

El karma de una persona – o un colectivo - se puede manifestar durante un ciclo de la rueda de la vida, o durante el siguiente – durante esta vida, o la próxima.

Qué es karma para el Hinduismo y el Budismo

La filosofía Hindú cree que si nuestras acciones no son suficientemente elevadas o buenas, no sólo pagaremos las consecuencias en otra vida, sino que también – en vez de evolucionar – podemos estancarnos y hasta regresarnos en el camino espiritual.

En algunas circunstancias, esto se puede manifestar en reencarnar en una forma más baja de ser viviente.

En Budismo, todos podemos generar karma con pensamiento, palabra o acción. Es una ley natural que no necesita de un ser superior o de la intervención divina para imponerla. En este sentido, el karma no es un castigo, ni puede interferir con nuestra próxima vida.

Cada individuo tiene el poder y la responsabilidad de moldear su vida presente o futura de acuerdo a sus acciones, y puede cambiar el proceso kármico en cualquier momento.

El Budismo pone mayor énfasis en la intención de la acción que en la acción misma.

¿Qué es el karma de una persona?

En el proceso de nacer una y otra vez, en situaciones diferentes cada vez, se nos otorga la oportunidad de superar y aprender lecciones y la manera en que asumimos estos retos, define nuestro karma para nuestro presente, futuro y vida siguientes.

Entre mejores sean nuestras acciones, más podemos avanzar en la rueda de la vida.

A medida que avanzamos, vamos limpiando el karma y alcanzando la iluminación – el momento en que nos elevamos por encima del plano físico y ya no hay necesidad de reencarnar en la tierra.

Los seres humanos pueden acumular karma de diferentes maneras. A través de pensamientos, de palabras, de acciones propias y de acciones ajenas cuando han sido motivadas por nosotros.

En Hinduismo, existen ciertos obstáculos que son el origen del karma y estos son el ego, la ignorancia, la ambición, el odio y rabia, y el miedo a la muerte.

Las consecuencias de las acciones motivadas por estos obstáculos pueden manifestarse inmediatamente, en el futuro cercano o en otras vidas.

Sin embargo, este karma no equivale a nuestro destino pues se puede limpiar o compensar.

A través de acciones bondadosas, oración, meditación, yoga y otras prácticas espirituales, podemos resolver el karma y transformar el presente y futuro de nuestras vidas. En este sentido, entre más conscientemente vivamos, más posibilidades tenemos de limpiar el karma y avanzar.