¿Qué es Graphics Core Next?

Antes de comprar pc
Copyright Getty

AMD es uno de los dos mayores fabricantes de procesadores, tanto para laptops como para PCs de escritorio, del mundo. Pero la compañía no sólo se dedica a este campo también diseña tarjetas gráficas.

Esta, entre otras razones, explica que AMD fuera la primera en utilizar el acrónimo APU para referirse a un procesador con una tarjeta gráfica integrada. Es decir, su idea es que tanto la creación de gráficos como el procesado normal de datos se integren.

Graphics Core Next, o su nombre en clave Southern Island, es una arquitectura que AMD ha presentado para sus tarjetas gráficas discretas.

¿Cómo la anterior arquitectura a Graphics Core Next?

La mejor forma de conocer Graphics Core Next es entendiendo de donde parte. La anterior arquitectura se denominaba VLIW4 (Very long Instruction Word 4), cuyo nombre en clave era Northern Island.

Básicamente, para que nos entendamos, el procesador incluido en estas tarjetas estaba compuesto por miles de bloques pequeños, cada uno con cuatro unidades de procesado aritmético. Estas, por tanto, eran capaces de realizar hasta cuatro operaciones en paralelo. Este número no estaba escogido al azar. La creación de imágenes tridimensionales necesita realizar muchas operaciones que pueden dividirse en grupos de cuatro.

El problema surge cuando quieres usar la tarjeta para algo distinto que no sea crear gráficos. Esto, que en principio puede parecer extraño, ya que al fin y al cabo estamos hablando de una tarjeta gráfica, es cada vez más común.

Se quiere usar esa gran potencia de cálculo para otro tipo de utilidades. Por desgracia, en un diseño VLIW se puede dejar sin usar el 25-50% de la tarjeta en un entorno de computación distinto de la creación de imágenes.

¿En qué consiste la arquitectura Graphics Core Next?

Todas las tarjetas gráficas no son más que potentes procesadores divididos en miles de núcleos lo cual nos ofrece una capacidad de cálculo increíble.

Debido a la especialización de la anterior arquitectura, nos encontramos que lo hace ideal para creación de imágenes pero no para otros tipos de cálculos. Operaciones como la tesselacion y el filtro antialising, por poner dos ejemplos, se pueden realizar independientemente en cada pixel y las arquitecturas antiguas tienen problemas para hacerlas de manera independiente.

AMD rediseña la arquitectura para que no se dependa tanto de la especialización en las instrucciones dedicadas a la creación de gráficos. Sin embargo, no todas las operaciones son paralelizables. Es decir, no todas las operaciones funcionaran mejor aunque tengamos miles de núcleos trabajando en paralelo.

Además este tipo de cambios necesita que los programadores rediseñen sus programas para que funcionen con estas tarjetas y les saquen partido. Es decir, estamos ante un cambio que aunque de grandes mejoras después es muy difícil de llevarlo a cabo.

Utilidades que se benefician de esto hay varias, codificación de video, audio y procesado de sonido, crackeo de passwords tanto de wifi como normal, que se hagan por fuerza bruta son varios ejemplos.

¿Qué más nos ofrece Graphic Core Next?

Además de estas características la primera versión de Graphic Core Next añade lo siguiente:

Tecnología de fabricación. Se realizara el paso de 40 nanómetros a los 28 nanómetros. Esto permite que se puedan incluir el doble de transistores en la misma área que con la anterior generación. Además hará que AMD pueda crear tarjetas que consuman menos y sean más rápidas.

Frecuencia de funcionamiento. Está equipado con PowerTune, que realiza la misma función que Turbo Boost o Turbo Core en los procesadores. Su funcionamiento es sencillo, se acelera la tarjeta en caso de que no se exceda su consumo máximo el famoso TDP.

Control de consumo. Tiene implementado la tecnología Zerocode, que no es más que un modo de ahorro en caso de que no se estén usando todas sus características. Para configuraciones multitarjeta, en este caso CrossFire, es capaz de reducir el consumo de todas ellas menos de 1, con el ahorro de consumo que ello conlleva.

PCI Express 3.0. Soporta este estándar aunque PCI Express 2.0 es más que suficiente para casi cualquier uso. Se puede llegar a notar si algún día se crean aplicaciones, para estas tarjetas, que utilicen grandes cantidades de datos.

Partially resident textures. Es capaz de tratar las texturas de manera más eficiente, no teniendo que cargarlas todas de golpe.

Directx 11.1. Incluye soporte para la versión de Direct x 11.1, el cual es exclusivo para Windows 8.