¿Qué es el Test Bechdel?

'Los juegos del hambre' o la serie 'The good wife' cumplirían sus requisitos

Katniss Everdeen, protagonista de 'Los juegos del hambre', película que pasaría el Test Bechdel.
Katniss Everdeen, protagonista de 'Los juegos del hambre', película que pasaría el Test Bechdel. Lionsgate

El 'test Bechdel' es una fórmula sencilla para analizar la representación y los roles de la mujer en las ficciones de cine y televisión. Fue creado en 1986 por la creadora de cómics Alison Bechdel en su tira 'The rule', que forma parte de la novela gráfica 'Unas bollos de cuidado'. A la hora de escoger una película, Bechdel proponía tres requisitos:

  1. Tiene que haber en ella al menos dos personajes femeninos...
  1. ...que deben hablar entre ellas....
  2. ...de temas que no tengan que ver con los hombres.

La fórmula se ha hecho muy popular, sobre todo desde noviembre de 2013, cuando el Instituto del Filme Sueco y la televisión por cable del país nórdico anunciaron que lo utilizarían como baremo para identificar películas que promuevan la igualdad de género. Si se analizan los tres pasos, se llega a varias conclusiones, una de ellas que no es un test definitivo, ya que hay películas muy positivas desde el punto de vista del feminismo, como 'Run, Lola, Run', 'Gravity' o 'Tenemos que hablar de Kevin', que no aprobarían, ya que en ambas las protagonistas no mantienen ningún diálogo con otra mujer.

Pero más importante es que, sin ser definitivo, gracias al 'test Bechdel' somos más conscientes del poco peso que las mujeres tienen en las películas más taquilleras cuyos papeles son con frecuencia complementarios de los masculinos: novia perfecta, madre estricta, esposa del héroe, hija adolescente..., además de estar muy estereotipadas y responder a un patrón estético muy concreto.

Por si fuera poco, en las películas protagonizadas por mujeres predomina la comedia romántica y un rol pasivo en la acción, tal y como demuestran el estudio 'Mujeres en el cine',  realizado por la Fundación Geena Davis en colaboración a ONU Mujeres. Éstas son sus principales conclusiones:

  • Sólo el 3% de personajes que hablan son femeninos.
  • Faltan mujeres en películas de acción y aventuras, tan sólo un 23% con líneas de guión.
  • En los puestos de liderazgo predominan los hombres, sólo el 13,9% de los ejecutivos y sólo el 9,5% de los políticos de alto nivel son mujeres.

Así, el test es interesante como termómetro de la igualdad. 'Los juegos del Hambre' o 'Frances Ha' son buenos ejemplos de películas que pasarían el test. En el caso de la primera, se mantiene de fondo la historia romántica pero predomina la fuerza de una lideresa, que no sólo es una heroína de acción, sino que representa unos valores políticos y morales para su pueblo. En la segunda el amor de pareja no es ni siquiera un aspecto relevante: es una historia íntima de amistad, búsqueda de un camino profesional, conocimiento y heroínas cotidianas, que buscan su lugar en el mundo. Más reciente, 'Carol' (Todd Haynes) cumple los requisitos de Alison Bechdel.

También entre las series de TV, 'Orange is the new black' o 'The good wife' son ejemplo de dos ficciones en las que los personajes femeninos pasarían el test, tanto por los diálogos como por los temas que tratan, que apuntan al feminismo. Aunque en 'The good wife', el factor romance tiene mucha importancia, ellas son las indiscutibles protagonistas y representan a cinco generaciones de mujeres (desde Jackie hasta Grace, de los 70 a los 13 años) con diferentes roles, estilos de liderazgo y motivaciones.

Otro aprobado sería 'Half and Catch Fire', con dos Ada Lovelace del siglo XX: dos programadoras informáticas pioneras en el diseño de ordenadores personales en los 80 o la segunda temporada de 'Fargo', con la excelente parodia que Kirsten Dunts realiza de una joven peluquera de la américa profunda obsesionada con las revistas de moda que descubre, de forma disparatada, el movimiento de liberación de la mujer.