¿Qué es el stent coronario?

Se utiliza para tratar la enfermedad coronaria

Que es un stent coronario
Stocktrek Images | Getty Images

El stent es una pequeña estructura metálica con forma de cilindro que se coloca en una arteria coronaria parcialmente obstruida o estrecha. Este dispositivo, también conocido como endoprótesis vascular, se implanta en la arteria parcialmente tapada para mejorar el flujo sanguíneo que circula con dificultad debido al desarrollo de la arteriosclerosis.

Su colocación se realiza durante o inmediatamente después de una intervención hemodinámica llamada angioplastia.

¿En qué consiste un cateterismo con stent?

La implantación de un stent es una intervención que se realiza en un quirófano, ya que requiere monitorización durante todo el proceso. Su duración suele oscilar entre una y dos horas, dependiendo del diagnóstico.

Para ello se hace una incisión en la muñeca (arteria radial) o en la ingle (arteria femoral) por la que se introduce un catéter especial a través de la arteria. El tubo se llevará hasta la arteria aorta y finalmente hasta el interior de la arteria coronaria obstruida.

El procedimiento se sigue a través de imágenes de rayos X en vivo lo que permite guiar el catéter hasta la zona a estudiar. Una vez se ha introducido este tubo especial dentro de la arteria coronaria se inyecta una sustancia de contraste que rellena las arterias y enseña la luz arterial permitiendo valorar estrecheces, obstrucciones, irregularidades o anomalías de los vasos sanguíneos.

Tipos de stents

  • Stent intraluminal. Este catéter especial dispone en su extremo de un pequeño globo hinchable de unos milímetros, al que se le inyectará aire a una presión controlada cuando el catéter se encuentre en la posición adecuada, donde hay la estrechez del vaso. Al hinchar el globo, la arteria se abrirá con la fuerza que ejerce el globo hacia afuera, ensanchando la luz del vaso sanguíneo. Una vez que se ha conseguido que la luz sea un poco más ancha y se coloca el stent adecuado en función de su longitud. Este procedimiento llamado angioplastia con balón reduce a la mitad el riesgo de que se produzca una nueva obstrucción arterial.
  • Stents liberadores de fármacos. Estos dispositivos liberan medicamentos de forma lenta y continua dentro de la arteria, evitando que el colesterol se deposite en el vaso. En algunos casos, también se puede introducir un stent dentro de otro stent que se ha ocluido pasado algún tiempo. Cuando no hay enfermedades asociadas, el stent no contiene fármaco.

¿En qué casos se utiliza el stent?

El stent junto al bypass son los tratamientos más frecuentes para tratar la enfermedad coronaria. También para alteraciones de las arterias periféricas, para tratar aneurismas (aórtico abdominal) y estenosis de la arteria renal. Además tiene usos en urología y neumología.

Riesgos de la colocación del stent en el corazón

Aunque la angioplastia suele ser un procedimiento seguro, pueden presentarse algunas complicaciones. Las más graves, pero poco frecuentes, son el riesgo de una angina de pecho durante el estudio hemodinámico o que la angioplastia produzca un desgarro en la pared vascular. Es posible que se produzca una reacción alérgica al medicamento del stent liberador de fármaco, o al líquido de contraste radiográfico. Los hematomas en la zona donde se hizo la punción arterial es la complicación más corriente que no suele dejar secuelas.

Referencias:

Stent. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Accedido: el 17 de noviembre de 2014 http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002303.htm

Angioplastia y colocación de stent en el corazón Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Accedido: el 17 de noviembre de 2014 http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007473.htm

Fischman, DL, Leon, MB, Baim, DS, et al. A randomized comparison of coronary– stent placement and balloon angioplasty in the treatment of coronary artery disease. N Engl J Med 1994; 331:496.