¿Que es el lino?

Es la fibra vegetal más antigua que se conoce, aprende más sobre ella.

Cosechando el lino. Emile Claus [1849 - 1924]
De vlasoogst (Flax Harvesting). (c) Emile Claus [1849 - 1924], via Wikimedia Commons

Que es el lino

El lino es una fibra natural de origen vegetal, como el algodón o el cáñamo. Es la fibra textil más antigua que se conoce y la primera en ser utilizada en la industria textil. Ya se cultivaba en el antiguo Egipto allá por el siglo IV a. C. Se utilizaba para la fabricación de prendas de vestir, además de para la momificación. Muchas de las momias egipcias que se conservan en nuestros días siguen llevando vendajes de lino.

A finales del siglo XV los grandes pintores empezaron a usar lienzos de lino para sus obras. Tiziano fue uno de los primeros grandes artistas que lo utilizaron de base para sus cuadros. En aquellos tiempos los lienzos estaban compuestos de paneles de madera ensamblados entre si para crear piezas más grandes. Estos lienzos de madera eran pesados, difíciles de manipular y sensibles al paso del tiempo. La firmeza y durabilidad del lino les daba la posibilidad de pintar cuadros de gran formato de forma más sencilla. Hasta el siglo XVIII el lino era la fibra más importante en Europa por detrás de la lana, llegando a haber gremios de tejedores de lino en la Alemania de la época.

Características

La fibra preparada para hilar tiene un color blanquecino, rubio, tostado o gris claro acerado según su procedencia y calidad. Al igual que el algodón, el lino tiene una gran capacidad para absorber los colores.

Podemos encontrar en el mercado una enorme variedad de hilados de lino en un abanico de colores y texturas.

El lino, al igual que el algodón, se compone principalmente de celulosa. Es capaz de absorber hasta un 20% de agua sin que por ello llegue a adquirir un tacto húmedo.

Los tejidos de lino no amarillean con el tiempo y con cada lavado se vuelven más suaves y blancos.

Los tejidos de lino son higiénicos por la capacidad de sus fibras de eliminar la actividad de la microflora patógena. O sea, anula la proliferación de las bacterias de nuestra piel, como por ejemplo las bacterias que hacen que nuestro sudor huela a cualquier cosa menos a flores.

Al igual que el algodón el lino es un excelente conductor del calor, lo que lo hace especialmente apto para prendas veraniegas o para zonas donde el clima es especialmente cálido. Este tejido tiene la particularidad de ser higroscópico, es decir, absorbe la humedad sin adherirse al cuerpo. Por lo que se seca rápidamente y transmite una sensación de frescor y confort.

Vestir piezas de lino no es solo favorecedor, también se considera beneficioso para la salud. Se ha demostrado que envolver el cuerpo con una tela de lino húmeda ayuda a eliminar los desechos del organismo. De hecho, en algunos salones de SPA se ofrecen tratamientos que incluyen un vendaje de lino, que renueva la piel y tiene efectos curativos.

El lino es una fibra de gran resistencia, es casi tres veces más fuerte que el algodón, rígido y fresco al tacto, altamente resistente a las manchas y de lavado fácil, aunque tiene tendencia a arrugarse ya que sus fibras carecen de elasticidad, por lo que podemos encontrarlo frecuentemente combinado con algodón y otras fibras naturales o sintéticas.

Esta falta de elasticidad hace que, en prendas tejidas con lino 100% las fibras se debiliten en los puntos donde la prenda se doble con frecuencia, llegando a romperse.

Las propiedades antisépticas e higroscópicas del lino le convierten en un tejido muy utilizado para la fabricación de plantillas para calzado, ya que disminuyen el nivel de humedad del calzado, impidiendo la proliferación de bacterias y facilitando la absorción del olor.

Su uso está ampliamente extendido en medicina dado su bajo costo en comparación con otros productos. En medicina, el lino se ha utilizado como una sutura no absorbible, por lo cual se usa externamente en abrasiones y heridas abiertas. Además, la infusión o maceración de sus semillas se usa para tratar afecciones gastrointestinales.