¿Qué es el Internet de las cosas (IoT)?

Conoce sobre esta idea futurista del uso de Internet y objetos cotidianos

Internet de las cosas conecta todo lo que usas en tu día a día
artvea / Getty Images

El Internet de las cosas (Internet of things, en inglés, por cuyas siglas a veces se refiere al Internet de las cosas como IoT) es una idea que se basa en que exista una capa de conectividad digital para cosas existentes, donde “cosas” se refiere a todo tipo de objetos cotidianos, e incluso a sus componentes. Se espera que esta idea traiga consigo beneficios en el corto plazo, en aspectos como: optimización de la cadena de abastecimiento, efectividad de costos, mejoras en las experiencias de los consumidores, y beneficios en aspectos de seguridad y servicios de emergencia.

No existe una definición unificada sobre qué es el Internet de las cosas. La mejor forma de explicar el concepto es si te imaginas un mundo en el que todos los objetos cotidianos tienen una relación o una referencia digital, mediante una tecnología similar a RFID. En este mundo todos los objetos y sus partes estarían contabilizados, haciendo prácticamente imposible que un objeto se pierda o carezca de repuestos, además de que los objetos se pueden comunicar entre sí, almacenando e intercambiando información.  

Por supuesto, para hacer realidad una idea como el Internet de las cosas, se requiere una evolución en la tecnología que soporta a Internet mismo (por ejemplo, el volumen de información que se requiere intercambiar simultáneamente), además de cambios en el paradigma de lo cotidiano.

Imagina un refrigerador que hace un inventario de su contenido, con la capacidad de hacer una lista para ir al supermercado y de enviar esta lista a tu dispositivo móvil.

  Esto no está lejano de la realidad; ya se está hablando de los smart refrigerators e incluso hay algunos que ya están en el mercado, con aplicaciones disponibles y conexión a Wi-Fi, como puedes ver en estos ejemplos de Samsung. En general, ya se habla del término smart appliances para referirse a este tipo de electrodomésticos, que también incluyen smart oven, smart laundry y smart vaccum.

Los dispositivos que se conectan a Internet y que aprenden en base a tus costumbres también están apareciendo en el mercado, como el termostato Nest, que aprende tus preferencias para controlar la temperatura de tu hogar, incluyendo la capacidad de controlarlo desde tu dispositivo móvil.

Para una explicación gráfica, puedes ver en YouTube este vídeo que explica el Internet de las cosas, producido por el gobierno de España.

Preocupaciones en cuanto a privacidad

Existe una preocupación, que se expande más allá de la comunidad de Internet, sobre las consecuencias que un concepto como Internet de las cosas trae en cuanto a privacidad. Por ejemplo, la información que recolecta cada uno de los electrodomésticos mencionados arriba, tiene un valor inmenso para análisis de mercados, y trae consigo la inevitable pregunta: “¿para quién más tiene valor esta información?”.

Por otro lado está la pregunta de qué pasaría si un hacker accede a alguno de estos smart-algo, que quizá no tenga consecuencia en el caso de que acceda los electrodomésticos de la persona promedio, sin embargo está el aspecto de sistemas que controlan aspectos de ciudades enteras.

La información recopilada de una persona es también tema de preocupación, ya que toda la información que se puede saber de una persona lleva riesgos de que se víctima de ingeniería social, además de que varias propuestas de edificios inteligentes se basan en conocer en dónde estás en todo momento.

Ejemplos de aplicaciones del Internet de las Cosas

A continuación te menciono algunos ejemplos que te ayudarán no sólo a comprender mejor el concepto de IoT, sino que te da una idea de las implementaciones ya hechas o en desarrollo en el mundo real, el día de hoy.

  • Los focos Hue de Philips.– Desde tu dispositivo móvil puedes controlar la iluminación de tu hogar, no sólo en cuanto a encendido y apagado, sino la ambientación, con cambios de color e intensidad. 
  • Nest.– Es el ejemplo de IoT por excelencia. Se trata de un termostato que aprende sobre tus preferencias y costumbres, además de que puedes controlarlo con tus dispositivos móviles. El termostato fue sólo el principio, ya que la compañía tiene otros productos en cuanto a automatización de tu hogar.
  • Apple HomeKit.– Es la solución integradora de Apple para conectar diversos dispositivos a un lugar central, permitiéndote controlarlos y automatizarlos.
  • Polo Tech Shirt.– Es una camiseta para ejercitarte que te permite monitorear diversos aspectos de tu ejercicio en tiempo real.
  • Kevo.– Es la solución de IoT a las llaves. Olvídate de llevar una llave a todos lados con esta cerradura inteligente.