¿Que es el fieltro?

Felted turquoise mittens
Felted turquoise mittens. Foto (c) Lisa Risager

Pregunta: ¿Que es el fieltro?

Hay muchos tipos de tejidos derivados de fibras naturales, y uno de los más conocidos es el fieltro. El fieltro es un tejido hecho a partir de lana o fibras animales como la alpaca o el mohair. La belleza del fieltro no está sólo en su apariencia y textura, sino en sus cualidades únicas. El fieltro está hecho de una fuente sostenible conon el medio ambiente, la lana, por lo que es 100% biodegradable.

La combinación de resistencia, durabilidad y su composición ligera hace del fieltro un tejido versátil. Aunque no lo creas se puede usar durante todo el año, es un tejido fresco, ligero y transpirable para el verano, y ofrece calidez en invierno. Las fibras de lana se repelen la suciedad y la humedad, reteniendo el calor aunque estén empapadas, y son resistentes al fuego.

Respuesta:

El fieltro es un tejido sin tramado ni costura. Es fruto de la unión de las escamas de los pelos de la lana de origen animal, aunque la más utilizada es la lana de oveja. Para producirlo artesanalmente se recurre a una técnica milenaria, la de unir las fibras con agua y jabón, más el movimiento de nuestras manos, que oscila entre caricias suaves al principio y un frotar fuerte alternado con golpes al final del proceso, proceso conocido como el abatanado.

La lana es un aislante natural excelente, al ser transpirable protege tanto del frío como del calor sin llegar a agobiar.

Hoy en día la lana ocupa un lugar importante entre las fibras sostenibles, y el fieltro pasa de ser un artículo práctico de uso diario a convertirse en un medio para la expresión artística, mezclándolo con diferentes fibras o telas y consiguiendo así piezas únicas e irrepetibles.

Fue en la Prehistoria cuando se comenzó a utilizar el fieltro.

Se cree que las primeras piezas de fieltro se crearon de manera casual, y fueron debidos a la fricción, humedad y el calor. Cuentan que los animales al frotarse contra los árboles dejaban pelo enganchado y apelmazado, y pudo ser lo que animo a las personas a tratar de imitar ese efecto y empezar a fieltrar la lana. Se cree que la ropa y calzado que vestían estos hombres primitivos, hechos de vellón de lana, acababa creando una tela fieltrada debido al calor, la humedad producida por el sudor, y la fricción provocada por su uso continuado. Cuando el vellón de la oveja fue colocado bajo las sillas de el vellón de oveja se convertía en prácticas mantas.

La técnica de hacer fieltro es anterior al hilado o al tejido con lana, mucho antes de aprender a tejer o hilar, y se remota a las primeras culturas neolíticas siendo el primer material textil creado por el hombre. En lugares tan distantes como Turquía y Mongolia se han hallado objetos de fieltro que datan de entre el año 6500 al 5000 A.C.

Las tribus nómadas del Asia central descubrieron las cualidades protectoras del fieltro hace miles de años, aún cubren sus tiendas de campaña con él, y siguen fabricándolo de forma artesanal en la actualidad.

Las grandes piezas de fieltro que recubren las paredes y el techo de sus tiendas de campaña, también llamadas Gers, proporcionan a sus habitantes un refugio fresco para el calor y un práctico aislante durante los meses de invierno.

Artículos de fieltro como mantas fieltradas para los automóviles y los caballos, mascaras, figuras de animales, calcetines, botas, sombreros, ropa y alfombras se encuentran por todo el mundo.

Actualmente podemos encontrar en el mercado fieltro de gran calidad fabricado de manera industrial. Este fieltro es mucho más regular y económico que el fabricado artesanalmente, aunque carece del encanto del que se hace a mano. Por esta razón muchos artesanos, decoradores y diseñadores utilizan el fieltro artesano en su trabajo por ser un material ecológico, sostenible y biodegradable.

Al no usarse productos químicos en su elaboración su impacto medioambiental es muy bajo, es aislante del frío y el calor, conservando el calor aún estando mojado.