¿Qué es el éxito?

exito3.jpg
Binabina / Getty Images

Responder a esta pregunta puede ser más importante de lo que crees, porque la idea que tengas acerca de lo que es el éxito puede ayudarte a alcanzarlo o frustrarte en tu intento.

¿Qué significa tener éxito?

Pensemos en un ejecutivo movido por un intenso deseo de triunfar en su carrera que se dedica con tanto afán a lograrlo que, cuando lo alcanza, se da cuenta de que ha perdido todo lo demás, incluyendo a su propia familia.

Tiene dinero, poder y el respeto de los demás pero la soledad y el cansancio le hacen plantearse si ha valido la pena. ¿Realmente ha tenido éxito?

Al fin y al cabo, lo más importante no es tener éxito en una determinada cosa que hagas, sino lograr una sensación de éxito a nivel general, en tu vida como un todo. El éxito es aquello que nos lleva a tener una vida satisfactoria y con sentido.

Todas las áreas de nuestras vidas (trabajo, pareja, amistad, etc.) no están, en realidad, separadas, porque todas forman parte de lo que somos como personas y el verdadero éxito está en compaginarlas todas para que fluyan al unísono y cada una nos aporte algo valioso que nos haga sentir que hemos tenido éxito en la vida, a nivel general, incluso a pesar de nuestros posibles fracasos en cosas concretas.

El camino hacia el éxito

El éxito se define como la consecución de una meta deseada. Por tanto, para alcanzar el éxito tienes que empezar por trazar una meta y un plan para alcanzarla.

Esta es la parte más importante y más difícil porque si persigues una meta equivocada puede costarte mucho trabajo rectificar.

Comienza por hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Es lo que de verdad deseas o es lo que desean otros para ti?
  • ¿Cuáles son tus motivaciones? ¿Por qué deseas alcanzar esa meta?
  • ¿Interfiere esa meta con otras áreas importantes de tu vida, a las que puede perjudicar de manera negativa?
  • ¿Está tu meta basa en tus valores personales?
  • ¿Qué puede aportarte cuando la alcances? ¿Te aportará algo importante y duradero?
  • ¿Está esta meta en sintonía con tu vida como un todo? ¿Te ayudará a tener una vida más exitosa, a sentir que tienes éxito en la vida y como persona?

Cómo son las personas con más éxito

Las personas que tienen más éxito que la mayoría, suelen tener estas características en común:

1. Se esfuerzan y trabajan duro. Pueden dedicar horas y horas a practicar o a trabajar en aquello en lo que desean tener éxito y lo hacen de manera consistente (no solo cuando les apetece), día tras día.

2. Adquieren experiencia a través del tiempo. Según las investigaciones, la mayoría de las personas con más éxito han necesitado una media de 10 años de práctica antes de conseguirlo. Y eso es así incluso para los niños prodigio. Bobby Fisher, por ejemplo, se convirtió en un maestro del ajedrez a los 16 años pero había estado aprendiendo y practicando desde los 7 años de edad.

3. La mayoría ha tenido fracasos significativos. La primera novela de Harry Potter fue rechazada por 12 editoriales antes de convertirse en un gran éxito mundial y a Michael Jordan lo echaron del equipo de baloncesto en el instituto.

No obstante, se trata de personas que destacan por su perseverancia y trabajo duro, que siguieron adelante a pesar de los obstáculos.

4. Las personas con más éxito creen que su esfuerzo y persistencia los llevará a triunfar porque así se lo han enseñado desde pequeños. Es decir, tienen una sensación de autoeficacia. Piensan que pueden hacerlo y lo van a hacer y por eso consideran que vale la pena esforzarse y trabajar duro. De niños, sus padres los han animado y enseñado a encontrar el modo de dominar una determinada actividad y a tener como modelo a otras personas que han tenido éxito en sus vidas.

Éxito y felicidad

Aunque muchos pueden pensar que el éxito lleva a la felicidad, con frecuencia sucede justo al contrario: la felicidad y las emociones positivas hacen que sea más probable tener éxito.

Las personas felices suelen tener más éxito en todas las áreas de sus vidas y su felicidad es consecuencia, en gran medida, de sus emociones positivas. Es decir, las personas felices experimentan emociones positivas más a menudo y estas emociones las empujan a trabajar de manera más activa para alcanzar sus metas. Cuando la gente es feliz, suele sentirse más confiada, optimista, sociable y con más energía. Además, suelen gustar más al resto de las personas.

Así pues, la felicidad da lugar a conductas que favorecen el éxito en las relaciones, el trabajo, la salud y la vida en general. Según los estudios, las personas felices tienen más probabilidades de tener relaciones y matrimonios satisfactorios, ingresos más altos, mayor rendimiento en el trabajo, mejor salud e incluso una vida más larga.

Por tanto, saber generar emociones positivas es uno de los factores que pueden ayudarte a tener éxito.

Echa un vistazo al artículo La felicidad hace aumentar la productividad y el éxito para saber más sobre este tema.

Las bases del éxito

El éxito debe asentarse sobre una base sólida, formada por los siguientes aspectos:

1. Cubrir las necesidades básicas. Si no tienes dinero para comer y tu principal preocupación consiste en cómo vas a alimentarte cada día, difícilmente te quedará energía para lograr tener una vida exitosa. El primer paso consiste en asegurarte una base material de la que partir; es decir, tener un lugar donde vivir y unos ingresos mensuales suficientes y estables. Después, podrás empezar a avanzar hacia arriba.

2. Salud física. Implica cuidar de uno mismo, alimentarse correctamente y llevar una vida sana. Esto hará que tengas la energía suficiente para perseguir tus metas.

3. Salud emocional. Los ingredientes principales para tener una buena salud emocional son la autoaceptación y la compasión por uno mismo. Es decir, tratarte bien, aceptar tus errores y hacer lo posible por aprender a cuidar bien de ti a nivel emocional, así como saber manejar tus emociones y controlar el estrés.

4. Mantener la mente en forma. Leer, aprender, pensar, tener experiencias nuevas, mantener la mente abierta a nuevas ideas o puntos de vista, idear y perseguir metas

5. Relaciones sociales. Tener en tu vida relaciones positivas con personas que te importan y a quienes les importas, que te ayudan y te aportan ideas nuevas y con quienes compartir tus triunfos o fracasos es una de las bases más importantes.

6. Sensación de sentido y propósito en la vida. Significa que tu vida tiene sentido, que haces cosas que te aportan algo y que tienen para ti un significado.