¿Qué es el cuerpo etéreo?

cuerpo etéreo
El cuerpo etéreo nos da vitalidad y nos protege de enfermedades. hpkalyani/ Getty Images

El primero de nuestros cuerpos sutiles, el cuerpo etéreo, tiene la vibración más baja y parece ser la réplica de nuestro cuerpo físico en una materia menos densa. También llamado cuerpo vital o pranayama kosha, expresa nuestro principio vital y se compone de partículas etéreas. Es similar al cuerpo físico en tamaño y dimensiones, por lo cual se le considera una suerte de gemelo metafísico de nuestro cuerpo material.

De hecho, está estrechamente ligado a las funciones, salud y vitalidad de éste. De alguna manera, nuestro cuerpo etéreo nos da vida y mantiene nuestras necesidades y procesos físicos. También es a través de este vehículo que se traducen materialmente las energías del universo y de nuestro sistema energético

El cuerpo etéreo es el responsable de dar energía creativa, sensaciones corporales y energía vital a nuestro cuerpo físico. Algunas de las sensaciones que genera en nuestro ser son el frío o calor, el hambre, la sed o el sueño, además de captar, regular, transformar y distribuir la energía del exterior. Toma la energía del sol a través del plexo solar y de la tierra a través de nuestro primer chakra. A través de los otros chakras, encargados de regular las diferentes pulsiones en nuestro ser y de los nadis, por donde fluye la energía vital que todo lo permea, nutre nuestro cuerpo y mantiene la vitalidad en nuestras células.

El aura de nuestro cuerpo etéreo representa el sobrante de esta energía vital, que el cuerpo descarta a través de los poros. Lo que sucede luego es muy interesante: la energía que sale de un cuerpo que tiene su nivel adecuado de energía vital (relacionado además con una mente sana, por supuesto), genera una película protectora que impide la entrada de vibraciones negativas y de gérmenes o enfermedades.

Este es un indicio más que sugiere que las enfermedades son generadas por factores que no siempre son exteriores y más posiblemente psicológicos o emocionales.

El aura de la salud

Esta película (también conocida como el “aura de la salud”) se debilita por hábitos nocivos como una alimentación inadecuada, falta de ejercicio físico, por el uso recurrente de sustancias tóxicas, pero más notablemente por comportamientos, hábitos mentales o patrones emocionales negativos. Nuestro cuerpo se vuelve entonces más susceptible a las vibraciones negativas, además de encontrarse más expuesto a la enfermedad. El debilitamiento del aura protectora también significar una pérdida de energía a través de las fisuras de esta película energética.

El cuerpo etéreo funciona como un puente esencial entre nuestro cuerpo físico y la manifestación inmaterial de nuestro ser. Transmite las percepciones captadas por los sentidos y nuestros procesos físicos a los cuerpos astral y mental, es decir los dos subsiguientes, además de transportar información generada en estos dos cuerpos (de carácter emocional o mental) a nuestro ser físico. La enfermedad se refleja primero en el cuerpo vital antes de que sea manifiesta materialmente.

Dicha conexión estrecha entre nuestras emociones y pensamientos, y nuestro bienestar físico, da cuenta de la naturaleza holística de nuestro ser. Esta es una de las razones por las cuales las tradiciones medicinales como el yoga hacen tanto énfasis en el poder de la mente y en la importancia de un pensamiento positivo para nuestro equilibrio emocional, paz interior, salud y para la expansión de nuestro espíritu.

El yoga es una ciencia que tiene diferentes técnicas y prácticas que se recomiendan como complementarias, puesto que trabajan cada uno de nuestros cuerpos directamente y todos de forma indirecta. El cuerpo físico y su ser vital (cuerpo etéreo) se trabajan en el yoga desde la práctica de asanas (posturas), la desintoxicación y la limpieza externa e interna, además de bandhas y mudras (cierres energéticos).

A deferencia de los otros tres cuerpos sutiles, que continúan existiendo y se reunifican cuando nuestro ser espiritual vuelve a vivir en otros cuerpos, el cuerpo etéreo existe de manera interdependiente del físico y desaparece luego de algunos días de la muerte del cuerpo material. Este cuerpo ha generado muchas especulaciones y supersticiones por ser una réplica metafísica del cuerpo material, pero su explicación está en que es un elemento del sistema energético, que alberga nuestra energía vital y la fuerza que mantiene nuestra salud.