Qué es bhastrika y cómo practicarlo

pranayama
Bhastrika es una práctica avanzada de yoga. ©culturaRM Yashoda/ Getty Images

Bhastrika significa fuelle en sánscrito. Cuando practicamos este ejercicio de pranayama (ejercicios de respiración del yoga), emulamos el movimiento de un fuelle: hacemos una serie de exhalaciones intensas y rápidas. Es el ejercicio yóguico que más directamente se relaciona con la energía kundalini y por esta razón es supremamente poderoso. Según la anatomía del yoga, kundalini es una energía cósmica que tenemos dormida en la base de la columna vertebral.

La tradición del tantra la describe como una serpiente enroscada. Esta energía tiene la capacidad de llevarnos a planos de conciencia más elevados y de alcanzar el samadhi, la integración con la conciencia universal. Esta técnica debe aprenderse siempre por vez primera con un profesor. 

Para que a sea efectivo, debemos haber purificado el cuerpo y la mente por medio de las diversas prácticas de yoga y un estilo de vida que favorezca la purificación holística. En El libro del yoga, Swami Vishudevananda menciona específicamente la necesidad de limpiar los canales energéticos (nadis) y el sistema nervioso, con lo cual este ejercicio tendrá un efecto notorio en la energía kundalini. Describe la experiencia de la siguiente forma: "entonces el yogui siente que todo su cuerpo se carga con una nueva energía. Toda la espina dorsal palpita y la kundalini se eleva a los centros superiores o chakras.

Cualquier centro donde la kundalini se active, será como una dinamo generando alto voltaje de energía nerviosa". 

Además de esta energía sin precedentes, bhastrika es un ejercicio de pranayama con muchos beneficios. Entre ellos, fortalecer el sistema cardiovascular, tonificar el sistema nervioso, incrementar la circulación, crear calor en el cuerpo y luego transpiración que disminuye la temperatura corporal y elimina impurezas.

Aumentar la cantidad de sangre que llega al cerebro, por lo cual hace la mente muy aguda y enfocada.

Aunque es similar al Kapalabhaticonstituye un ejercicio de respiración más avanzado y que trabaja a un nivel más sutil. Al igual que este, incorpora inhalaciones pasivas y expulsiones activas que se realizan contrayendo el abdomen, seguidas de una larga retención de la respiración. Sin embargo, no sólo se emplea el diafragma, sino el sistema respiratorio completo, y en este caso las exhalaciones son más intensas y rápidas. Además de esto, involucra los tres cierres energéticos, Jalandhara, Moola Bandha, Uddiyana bandha para unir prana (energía vital) y apana (su contrario), lo cual eleva el kundalini. 

Bhastrika rompe los nudos energéticos principales (grandhis) que impiden el libre movimiento de la corriente energética en el sushumna hasta Sahasrara chakra. Estos nudos son Brahma grandhi (ubicado en muladhara), Vishnu grandhi (en Manipura) y Rudra grandhi en Ajna. 

Beneficios

Aclara y hace la mente más enfocada, es revitalizante, aumenta el fuego digestivo, es excelente para el sistema nervioso y el sistema circulatorio, oxigena las células, limpia el sistema respiratorio y los canales energéticos sutiles, crea calor en el cuerpo, elimina impurezas, aumenta la energía y el flujo de prana, y mejora el estado de ánimo.

Cómo se hace

  • Siéntate en el suelo en posición de meditación con un cojín bajo tus glúteos, con la espalda recta y los hombros relajados. Comienza con algunas respiraciones normales.
  • Prepárate para una sucesión rápida de inhalaciones y exhalaciones, haciendo énfasis en la exhalación. Ahora inhala por la nariz larga y profundamente.
  • Exhala rápidamente por la nariz, expulsando todo el aire, contrayendo con fuerza los músculos del abdomen hacia dentro y produciendo un sonido que se siente en la garganta y la cabeza. De esta manera el diafragma es presionado hacia arriba y el aire es expulsado.
  • Al relajar los músculos abdominales el diafragma desciende hacia la cavidad abdominal y esto permite que el aire entre suavemente por la nariz. Al igual que en kapalabhati, la exhalación es activa, fuerte y corta, mientras que la inhalación es pasiva, larga y suave. En este caso, las expulsiones son más fuertes y rápidas. Haz diez respiraciones.
  • Inhala lo más profundamente posible y retén el aire el tiempo que resulte cómodo. Durante la retención bloque ambas fosas.
  • Aplica Jalandhara bandha mientras retienes la respiración para evitar que se pierda prana: baja la cabeza y presiona tu quijada firmemente contra tu pecho.
  • Contrae el esfínter del ano y contrae al mismo tiempo los músculos del abdomen en Moola bandha. Este cierre cierra el escape de apana y hace que se encuentre con el prana. Concéntrate en muladhara chakra
  • Libera moola banda y jalandhara bandha y libera sólo la fosa nasal derecha y exhala el aire por ella. Libera la mano a tu rodilla.
  • Aplica Uddiyana bandha inmediatamente luego de exhalar por completo: hala el abdomen hacia arriba y hacia atrás, hacia la columna para llevar el prana hacia arriba de Sushumna. Respira normalmente.
  • Esta es una ronda, repite tres rondas de Bhastrika para comenzar y con la práctica puedes intentar llegar hasta ocho rondas con hasta cien exhalaciones.

Contraindicaciones y precauciones

Esta guía no reemplaza la orientación de un profesor. Bastrika es un pranayama avanzado que tiene efectos mentales y energéticos intensos y que debe ser practicado con cuidado y de la mano de un experto. Antes de comenzar bhastrika debemos estar consolidados en una práctica constante y cómoda de ejercicios de pranayama básicos como Kapalabhati o respiración alterna por varios meses, además de estar purificados física y mentalmente con asanas, meditación, dieta y ética del yoga. No es recomendable para personas con desórdenes de ansiedad severos, embarazo, depresión, presión arterial alta, epilepsia o diabetes.

Fuentes:

Swami Vishnudevananda, El libro de yoga, Alianza Editorial, Madrid, 2001.

The Sivananda Companion to Yoga, Gaia Books Limited, New York, 2000