Qué es AdBlock y cómo funciona

Haz que tu experiencia en Internet sea más agradable

Qué es Adblock y cómo funciona
Qué es Adblock y cómo funciona.

¿Estás cansado de esas molestas ventanas emergentes, pop-ups, banners parpadeantes y anuncios que consideras irrelevantes, y que además aparecen de manera intrusiva mientras navegas por Internet? Si has respondido que sí, entonces a continuación conocerás más acerca de una interesante y utilísima extensión para los navegadores Chrome y Safari. Su nombre es AdBlock, es completamente gratuita y además cuenta con una sencilla instalación.

Para qué sirve AdBlock
Tal como adivinarás leyendo su nombre, el objetivo de esta herramienta es bloquear por completo todos los elementos publicitarios que aparecen en las páginas web que visitas. Además, esta habilidad para deshacerse de los anuncios se extiende a esas redes sociales que visitas desde aquel navegador donde la hayas instalado. De esta manera la próxima vez que visites Facebook, Pinterest, Twitter –entre otras– verás cómo la publicidad en ellos es completamente inexistente.

Cómo instalar la extensión AdBlock

En primer lugar, cabe destacar que  AdBlock no es lo mismo que AdBlock Plus. Pese a que ambas extensiones realizan funcioness similares, son gratuitas y vienen avaladas por miles de internautas, AdBlock es más recomendable que AdBlock Plus, ya que a diferencia de esta última su desarrollo prosigue de manera completamente independiente a las empresas publicitarias.
Esto sucede porque su principal fuente de ingresos está fundamentada en las donaciones o micropagos lanzados por los propios usuarios.

 Además, AdBlock no se encuentra disponible para Firefox. Si aquel es tu navegador favorito, entonces deberás utilizar el plugin AdBlock Plus.

A continuación solamente debes seguir estos sencillos pasos para completar la instalación de AdBlock en Chrome:

  1. Debes teclear el nombre de la extensión en Google para poder descargarla. Cuando la encuentres, se abrirá una pantalla y en una pestaña de color verde en el recuadro superior derecho, podrás hacer clic. Selecciona “+Añadir a Chrome”. Te solicitará permiso o confirmación y lo que harás es hacer click en "Añadir".A partir de ese momento, AdBlock formará parte de tus extensiones.

  1. Si observas la parte superior derecha de tu navegador, verás el icono característico de AdBlock confirmando su instalación. Para comprobar que está funcionando bien tan solo tienes que ir a una página web habitual –como un sitio de noticias o una plataforma en la que recuerdes haber visto publicidad excesiva y/o molesta– para verificar que funciona.

  2. Una vez que AdBlock esté instalado es posible activar o desactivar esta herramienta de manera sencilla. Para ello acude a la parte superior derecha de Chrome y pulsa sobre la llave que te aparece "Personaliza y configura Google Chrome". Una vez dentro, deberás hacer clic en "Configuración" y a la izquierda entrar en "Extensiones". Aquí te aparecerá AdBlock, y podrás eliminar o habilitar este plugin.

La aparición de bloqueadores publicitarios como AdBlock, ha generado una auténtica guerra en Internet. Por una parte, los usuarios quieren esquivar las prácticas publicitarias pesadas e invasivas de algunas plataformas, y muchos medios online, cuya forma de financiación es precisamente la publicidad, bloquean el acceso de diversos contenidos a los internautas que habilitan este tipo de extensiones.

Los sitios web y blogs que quieren combatir el uso de bloqueadores de publicidad suelen ofrecer como opción para acceder a sus contenidos la desactivación del mismo o el pago de una cuota a un precio determinado y atractivo para sus visitantes –los que muchas veces comienzan desde un dólar a la semana– para acceder a los artículos y videos publicados en ellos.



Por un lado, muchos apuntan a que la solución más razonable y conveniente para todos es un término medio: los usuarios pueden mantener instalado el plugin de AdBlock y a la vez añadir la URL del medio que les interesa a su lista blanca, permitiéndoles así mostrar sus anuncios.
Desde el punto de vista de los usuarios, otra solución es que los medios en línea ofrezcan publicidad estándar, no intrusiva y mejor diseñada, alejada de los molestos formatos como pop-ups, overlays, interstitials y todos aquellos que se inserten entre los visitantes y el contenido mismo.

Por lo pronto, instalar AdBlock está al alcance de tu mano. Cuando lo pruebes verás que se trata de una útil herramienta para tu navegador, y que podría cambiar la manera en que navegas y disfrutas contenido en Internet.