¿Qué diferencia hay entre matrimonio gay y unión civil?

El Matrimonio tiene un enorme poder simbólico, mientras que la unión civil es un contrato de convivencia. Sami Sarkis / Getty Images

Pregunta: ¿Qué diferencia hay entre matrimonio gay y unión civil?

Respuesta:

La unión civil y el matrimonio comparten algunas disposiciones, sin embargo, la principal diferencia es que las uniones no reciben los derechos y protecciones que reciben los matrimonios, cuyo poder simbólico es enorme y sirve para validar el amor de la pareja ante los ojos de la sociedad y la ley.

El matrimonio conlleva una serie de protecciones legales y beneficios para las parejas que el gobierno no confiere a las parejas registradas bajo una unión civil.

La unión civil se ha planteado como una alternativa y son muchos más los que la apoyan, mientras que el matrimonio genera más oposición. Pero los activistas de derechos civiles sostienen que marginar a las parejas homosexuales del matrimonio fomenta discriminación basada en la orientación sexual.

El significado

Matrimonio:

Es un estatuto jurídico único que confiere un gobierno y es reconocido en el resto del mundo. Conlleva una serie de obligaciones recíprocas, derechos y protecciones. Sin embargo, es más que la suma de sus componentes legales. También es una institución cultural. La palabra en sí es una protección fundamental, transmitiendo claramente que dos personas se aman y se unen para compartir sus bienes, madurar juntos, jurarse fidelidad y prestarse apoyo solidario. Representa la máxima expresión del amor y el compromiso entre dos seres humanos.

Lee más sobre el matrimonio

Unión civil:

Es un estado jurídico creado por los estados que proporciona protecciones a las parejas a escala de la ley estatal, pero omite las protecciones federales y las ventajas gozadas por las parejas casadas. Se trata de un contrato de convivencia y solidaridad que carece de la dignidad y el poder del término “matrimonio”.

Lee más sobre la unión civil

El debate

El matrimonio gay genera fuertes posiciones encontradas entre los partidarios y opositores. Los que apoyan este derecho para las parejas del mismo sexo sostienen que cumple con el principio de igualdad en cuanto a temas como herencias y cargas legales, y que evita discriminaciones.

Los opositores sostienen que el matrimonio es una institución intrínsecamente heterosexual y que permitir a las parejas gay casarse viola la santidad de la ancestral institución matrimonial y abre la puerta a la adopción de niños que, según argumentan, sufrirían daños psicológicos.

Más sobre los argumentos a favor y en contra del matrimonio gay

Las diferencias

Las uniones civiles son diferentes del matrimonio, y esa diferencia tiene implicaciones de gran alcance que crean dos instituciones desiguales. He aquí un vistazo a algunas de las diferencias más significativas, según la organización Gay & Lesbian Advocates & Defenders:

Portabilidad:
Los matrimonios se respetan a todos los efectos de un estado a otro, pero sigue habiendo dudas sobre el reconocimiento de las uniones civiles en estados que nos las permiten.

Beneficios federales:
De acuerdo con un informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO), el matrimonio civil trae consigo al menos 1.138 protecciones legales y responsabilidades del gobierno federal (según otros cálculos son 1,400), incluyendo el derecho a ausentarse del trabajo para cuidar a una pareja, el derecho a patrocinar a un cónyuge para propósitos de inmigración, y recibir beneficios conyugales de Seguro Social.

Las uniones civiles no reciben ninguna de estas protecciones legales fundamentales.

Impuestos y beneficios públicos para la familia:
Debido a que el gobierno federal no respeta la unión civil, una pareja unida civilmente permanece en una clase de limbo con respecto a las funciones gubernamentales que llevan a cabo los gobiernos estatales: fiscalidad, protección de pensiones, seguros para las familias, y programas como Medicaid.

Ciudadanos de segunda clase:
Incluso si no hubieran diferencias sustanciales en la forma en que la ley trata los matrimonios y las uniones civiles, el hecho de que una unión civil sigue siendo un estado jurídico independiente sólo para la colectividad gay representa una notable desigualdad.