¿Qué dice la Biblia sobre relaciones, sexo y matrimonio?

Toma el consejo bíblico sobre las relaciones íntimas

Phil Hawksworth

La Biblia enseña que el matrimonio es un contracto hermoso, creado por Dios, entre un hombre y una mujer. Sirve como ejemplo del amor de Dios hacia la iglesia, esta siendo razón suficiente para tener en "alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal", como dice Pablo en Hebreos.

La pureza, tanto sexual como de corazón, también es importante para aquellos que son solteros, recordando siempre que el cuerpo es morada del Espíritu Santo.

Así que, con la convicción de esta verdad, nuestros pensamientos y la forma como nos conducimos deben de ser honorables delante de Dios.

Los siguientes pasajes bíblicos nos ayudan a entender un poco las enseñanzas bíblicas sobre las relaciones, el sexo y elmatrimonio.

"Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales."- Hebreos 13:4

"A los solteros y a las viudas les digo que sería mejor que se quedaran como yo. Pero si no pueden dominarse, que se casen, porque es preferible casarse que quemarse de pasión."-1 Corintios 7:8-9

"Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón."- Mateo 5:28

"Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo. Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.

Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo."- Efesios 5:21-24

"Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella 26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable.

Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.» Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo." -Efesios 5:25-33

"Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo. ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios" -1 Corintios 6:18-20

"Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. " -1 Corintios 7:2

"La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios"- 1 Tesalonicenses 4:3-5

"Algunos fariseos se le acercaron y, para ponerlo a prueba, le preguntaron: ¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo?- ¿No han leído -replicó Jesús- que en el principio el Creador "los hizo hombre y mujer", y dijo: "Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo"? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre."-Mateo 19:3-6

"Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa. " -Gálatas 5:16

"¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido *justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios. "-1 Corintios 6:9-11

"El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta." - 1 Corintios 13:4-7

Versión: Nueva Versión Internacional