Qué debes saber sobre los tatuajes

Es muy importante evitar los riesgos de infecciones

Miles de chicos y chicas toman la decisión de tatuar sus cuerpos durante la adolescencia. Algunos padres son muy permisivos con esas decisiones pero otros se oponen a que sus hijos lleven esas marcas permanentes. En ambos casos, la mayoría de los padres carece de información suficiente sobre lo que es un tatuaje.

Por eso es importante que los padres de adolescentes sepan exactamente en qué consisten esas marcas, cuáles son los riesgos de tatuarse, qué hay que saber para elegir un tatuador o cómo pueden eliminarse los tatuajes si uno se cansa de ellos.
Solo así podrán aconsejar a sus hijos, tanto para que se hagan un tatuaje seguro como en el caso de que no se lo permitan. Por qué tantos adolescentes se tatúan
La adolescencia es la etapa de la rebeldía. Chicos y chicas comienzan a alejarse de sus padres y a acercarse a su grupo de amigos. Tatuar sus cuerpos supone por una parte diferenciarse de los adultos, afirmar su personalidad con un adorno permanente en su cuerpo y, muchas veces, entrar a formar parte de un grupo ya que muchos otros adolescentes lucen esas marcas. ¿Prohibir o permitir?
Cuando algunos adolescentes les plantean a sus padres que quieren hacerse un tatuaje, muchos de ellos no saben si permitírselo o no. Para tomar esa decisión es bueno seguir unos pasos.
  • Explicar al adolescente en qué consiste exactamente un tatuaje. Muchos chicos o chicas no saben realmente en qué consiste el procedimiento para hacer los tatuajes y es bueno que lo sepan antes de tomar la decisión.
  • Explicar al adolescente los riesgos. Los riesgos de los tatuajes pueden minimizarse con la elección del estudio y el tatuador que lo harán pero no se eliminan por completo.
  • Es una marca permanente. Es muy importante que los chicos y chicas sepan que los tatuajes no se eliminan fácilmente. No pueden tomar la decisión de hacerse un tatuaje hoy si dentro de un año ya no lo van a querer. Existen procedimientos para eliminarlos pero no son sencillos y son costosos, generalmente quitar un tatuaje puede costar el triple de lo costó hacerlo.
    Qué es un tatuaje
    • Un tatuaje es una herida que se hace con agujas en las capas profundas de la piel y en la que se inyecta tinta de diferentes colores.
    • Hacerse un tatuaje es doloroso. No a todas las personas les duele igual pues depende de la habilidad del tatuador, de la zona en la que se haga y de la capacidad de aguantar el dolor de cada persona pero hacerse un tatuaje siempre es doloroso.
    Qué riesgos se corre al hacerse un tatuaje
    • Si los aparatos que usa el tatuador no son estériles o no están bien desinfectados puede contraerse una infección vírica como hepatitis o VIH-SIDA o una infección bacteriana.
    • Los pinchazos o la tinta inyectada pueden provocar una dermatitis en la zona en la que se ha hecho el tatuaje.
    • Los pinchazos pueden provocar la insensibilidad de la zona en la que se tiene el tatuaje.
    • Tanto las agujas como la tinta pueden provocar alergia.
    • Al menos durante un año, la persona que se ha hecho un tatuaje no puede ser donante de sangre debido al riesgo de que haya contraído una infección.
    Cómo hacerse un tatuaje seguro
    Si se elige bien el estudio donde le harán el tatuaje y se vigilan los procedimientos del tatuador, lo normal es que en la inmensa mayoría de los casos, no se produzcan ninguno de esos problemas.
    • Es imprescindible que el lugar y la persona elegida para hacer el tatuaje sean profesionales y tengan todos los permisos en regla.
    • Es también muy importante comprobar que los instrumentos que utiliza son estériles, son desechables y no se han usado nunca o han sido convenientemente esterilizados.
    • Es importante que la persona que hace el tatuaje utilice guantes y limpie y esterilice la zona del cuerpo del adolescente en el que va a realizar su trabajo.
    • También es fundamental seguir las recomendaciones para el cuidado del tatuaje una vez que está acabado.
    Quién no debe tatuarse
    En general los padres conocen bien a sus hijos y entienden la importancia de sus decisiones pero si el adolescente es demasiado inmaduro es aconsejable recomendarle que espere un poco antes de hacerse un tatuaje ya que estos son permanentes. Además, si el adolescente tiene algún problema de salud como alergias, diabetes, algún tipo de infección, enfermedades de la piel, acné o enfermedades del sistema inmunológico debe consultar a su médico antes de hacerse un tatuaje. Foto © Alexander Kozlov