¿Puede el cloro en las piscinas exacerbar el asma y alergias en los niños?

Las irritaciones respiratorias y el cloro en las piscinas.

No es un mito, el cloro que se usa para desinfectar las piscinas puede provocar reacciones asmáticas, alergicas e incluso rinitis alérgica en algunos niños, según lo confirma la Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés).

Son tantos los beneficios médicos relacionados con nadar, que pocos padres cuestionan los aspectos negativos asociados a que los niños pasen tiempo prolongado en la piscina y tengan contacto directo con el cloro u otros químicos que se usan para desinfectarlas.

La natación es la cuarta actividad recreativa de mayor popularidad en Estados Unidos, entre los niños y jóvenes de 7 a 17 años de edad, según lo explica el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Recomendaciones

Ya sea que tu niño nade en una piscina privada o pública, al aire libre o en una piscina intramuros, o cubiertas, la AAP recomienda que los niños tomen clases de natación a partir de los 4 años de edad.

Para respaldar sus motivos, la AAP explica que el cloro puede afectar las vías respiratorias adversamente y aumentar las probabilidades que desarrolle asma, alergias y rinitis alérgicas.

Igualmente la AAP recuerda a los padres que no todos los niños están listos ni física, ni emocionalmente para nadar a la misma edad. Aunque la AAP no se opone rotundamente a que los niños menores de 4 años reciban instrucción acuática, le recuerda a los padres que la decisión debe ser individual según la frecuencia y exposición del niño al agua.

Igualmente recuerda que aprender a nadar no protegerá totalmente al niño de ahogarse y siempre debe tener supervisión de un adulto al nadar.

Irónicamente, está comprobado médicamente, que nadar ayuda precisamente a los asmáticos a superar sus síntomas, pero los beneficios se manifiestan cuando los pacientes nadan en aguas libres de irritantes, como lo avala la Academia American de Alergia, Asma e Inmunología.

Es importante que antes que tu niño practique cualquier deporte consultes con el médico.

Estudios sobre el cloro y el asma

Son varios los estudios que se han realizado en el mundo sobre la relación entre el cloro y las irritaciones en las vías respiratoria. Aunque los expertos continúan buscando más evidencias, en países como Francia, Holanda e Italia los estudios confirmaron que el personal que trabaja en las piscinas y en particular salvavidas, y entrenadores mostraron un mayor tendencia de desarrollar irritación en las vías respiratorias y síntomas de asma. Los investigadores del estudio titulado "Riesgos respiratorios asociados con las piscinas con cloro: Un complejo patrón de exposición y efectos" (Respiratory Risks Associated with Chlorinated Swimming Pools: A complex Pattern of Exposure and Effect) afirman que el gas conocido como nitrógeno de cloro y que es responsable de darle el peculiar olor a las piscinas cubiertas es el responsable de desatar el asma en los salvavidas.

En el caso específico de los niños, el estudio publicado en la revista especializada European Respiratory Journal explica que los niños que comienzan a nadar a los dos años de edad en piscinas desinfectadas con cloro aumentan sus probabilidades de padecer de infecciones pulmonares, tales como la bronquitis, así como desarrollar asma y alergias respiratorias en su adultez.

El riesgo es mayor cuando existen factores hereditarios de asma o alergias respiratorias en la familia.

El estudio belga que puso a prueba a 430 niños en edad pre-escolar comprobó que aquellos niños que nadaron en piscinas tanto al aire libre como intramuros antes de los 2 años de edad fueron asociados con un mayor riesgo de bronquitis, los nadadores infantiles que desarrollaron dicha condición también mostraron mayor riesgo de padecer de asma y alergias respiratorias durante su desarrollo.

En promedio, los participantes en el estudio todos menores de 2 años de edad habían pasado 6 horas en piscinas intramuros y 8 horas en piscinas al aire libre, ambas desinfectadas con cloro. Mientras que el estudio demostró que la irritación en los bronquios se debió al cloro, en el caso de las piscinas al aire libre, la tesis que se maneja es que los volúmenes pequeños de agua que inhalan los niños mientras que juegan al sumergir su cabeza en el agua, ocasiona la irritación.

Según el estudio, ciertas cantidades de agua con cloro se quedan atrapadas en el tracto respiratorio superior cuando se sumerge en el agua, y cuando los niños suben por aire, el efecto empuja el agua en el tracto respiratorio superior a los pulmones. Pese a que los niños a partir de los 6 meses ya han desarrollado su reflejo de tragar y cerrar la laringe para bloquear el agua, sin embargo, ni siquiera el reflejo los ayuda a sobreponerse a la exposición del agua con cloro y sus efectos.

El estudio concluye que cuando los niños en edad pre-escolar asisten de forma regular a las piscinas desinfectadas con cloro se asocia con un aumento en la hipersensibilidad de la permeabilidad del pulmón.

Los expertos médicos coinciden con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) que la calidad del aire dentro de las piscinas intramuros, así como la mezcla del cloro, el sudor, la saliva y la orina de los nadadores en el agua afectan y dañan las vías respiratorias de los niños.

Otros efectos que produce el cloro en la salud de tu niño son irritación de los ojos, y la piel. Además, puede producir infecciones gastrointestinales que puede detonar diarreas.

El cloro en los adolescentes

En el caso de los adolescentes los beneficios de practicar un deporte son enormes, pero en el caso de practicar la natación en piscinas desinfectadas con cloro, el químico surte el mismo efecto en sus vías respiratorias que en los niños en edad pre-escolar.

Dichas afirmaciones las avala la AAP tras la publicación de un estudio belga titulado el "El impacto del nado en piscinas con cloro en la salud de respiratoria de los adolescentes," el cual descubrió que los adolescentes al igual que los niños pequeños que nadaban regularmente en piscinas desinfectadas con cloro corren un mayor riesgo de padecer asma y hasta fiebre del heno.

El estudio que fue realizado en Bélgica comparó la salud 847 adolescentes entre 13 y los 18 años de edad que nadaron tanto en piscinas desinfectadas con cloro como en aquellas tratadas con concentraciones de cobre y plata.

Los resultados del estudio asombraron a la comunidad médica ya que la investigación comprobó que el cloro exacerbó en los adolescentes los síntomas de asma y alergias respiratorias. Hasta la fecha los investigadores continúan estudiando la relación entre el cloro en las piscinas y la incidencia de irritaciones en las vías respiratorias.

La explicación médica que ofrece el estudio sobre cómo impacta el cloro a los nadadores adolescentes explica que los oxidantes del cloro en el agua o en la superficie de la piscina, ocasionan cambios en las vías respiratorias y promueven el desarrollo de enfermedades alérgicas.

Aunque los estudios sobre este tema continúan, una de las recomendaciones que repiten los expertos es que antes que tu niño vaya a practicar un deporte, independientemente de su edad, consultes con el médico para descartar cualquier posibilidad de el deporte dañe su salud en vez de beneficiarlo.

Fuentes:

Foto por: Flattop341

Alfred Bernard, PhD, Marc Nickmilder, PhD, Catherine Voisin, MSc, y Antonia Sardella, MD "Impact of Chlorinated Swimming Pool Attendance on the Respiratory Health of Adolescents." Pediatrics 9 de octubre, del 2009. Vol.124

Alfred Bernard, Ph.D., Catherine Voisin, M.Sc. y Antonia Sardella, M.D."Respiratory Risks Associated with Chlorinated Swimming Pools: A complex Pattern of Exposure and Effects." Asthma 1 de marzo, del 2011. Vol.183

C. Voisin, A. Sardella, F. Marcucci y A. Bernard http://www.cdc.gov/healthywater/swimming/health_benefits_water_exercise.html

Academia American de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI). Página de información sobre distintos aspectos de las alergias, el asma e imonulogía. Revisado: 2012. http://www.aaaai.org/home.aspx