Pruebas y detección de las E/ITS

No todas las E/ITS son iguales. Hay varias pruebas para diagnosticarlas.

Si sospechas que te pudiste haber contagiado realizate las pruebas. Foto © | Stephen Smith | Getty Images

¿Estás preocupado porque podrías tener una enfermedad de transmisión sexual Sal de dudas y visita a tu doctor o acude a un centro médico.

El doctor antes de ordenar cualquier prueba debe hacerte algunas preguntas para evaluar cuál es el riesgo de que tengas ciertas ETS/ITS.

Después de revisar con el médico tu historial médico, tus hábitos de vida sexual y haberle expuesto los síntomas que pudieras tener, él tomará la decisión de qué tipo de prueba pedir.

Te explicamos cuáles son los estudios que existen para identificar las ETS/ITS. No existe un solo análisis que identifique todas.

Análisis de sangre

Se extrae sangre de alguna de tus venas (procura hidratarte desde un día antes). Esta prueba puede confirmar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y la sífilis en etapas tardías.

Análisis de la orina

Provees una muestra de tu orina. Algunas de las ETS/ITS, como la clamidia, se pueden confirmar con este análisis.

Análisis de fluidos

Si tienes llagas genitales activas, una muestra de su fluido se usa para diagnosticar si existe alguna infección. Los análisis de laboratorio de muestras de fluido genital son usados para diagnosticar los virus, las bacterias o los parásitos en su etapa inicial.

La detección es el proceso en el que el personal médico solicita pruebas para el paciente sin que éste muestre síntomas. El hecho de pertenecer al los siguientes categorías de personas nos sitúa en un grupo de riesgo (no necesariamente indica que se tenga una infección).

Estos exámenes de detección forman parte de las políticas de salud pública que apoyan la prevención y tratamiento temprano de E/ITS.

• De 13 a 64 años de edad

Es recomendable que todas las personas dentro de este rango de edad se hagan la prueba del virus de la inmunodeficiencia humana. Con un análisis de sangre se puede confirmar o descartar si se es portador del virus.

En casi cualquier centro de salud de los Estado Unidos y de la gran mayoría de los de Latinoamérica y España cuentan con pruebas que dan el resultado el mismo día.

• Mujeres embarazadas

Comúnmente, durante la primer visita prenatal la ginecóloga manda hacer las pruebas de (VIH), hepatitis B, clamidia y sífilis. Esto ayuda a determinar que tratamiento se le dará a la embarazada en caso de salir positivo alguno de los resultados y qué hacer para evitar que sean transmitidas al bebé.

Las pruebas de gonorrea y hepatitis C son recomendadas en algún momento si el ginecólogo considera que la madre tiene riesgo de estar contagiada. Éstas últimas no son de rutina.

• Mujeres mayores de 21 años

El Papanicolaou es una prueba de rutina que el ginecólogo realiza durante la visita anual. En este examen, que se realiza por medio del análisis de una muestra del cérvix, se busca que no existan células anormales, inflamación, cambios precancerosos o cáncer (causado por el virus del papiloma humano, VPH).

• Mujeres menores de 25 años con vida sexual activa

Se le recomienda a este grupo que se realice la prueba de clamidia. Ésta se puede realizar con una muestra de fluido vaginal o de orina. Si el examen resultara positivo (es decir, que tienes la infección) se sugiere que te vuelvas a hacer la prueba tres meses después de haber iniciado el tratamiento para erradicarla.

Con esto se confirma que ya no portas la infección.

Aunque alguna vez te hayas curado de esta infección puedes volver a tenerla, por eso es importante hacerte pruebas de manera constante.

También se recomienda que te hagas con frecuencia la prueba de la gonorrea. Estas dos enfermedades, si no son tratadas, pueden causar infertilidad.

• Hombres homosexuales

Comparado con el resto de los grupos este es el grupo que se encuentra en el más alto riesgo de adquirir una ETS/ITS. Varios grupos de salud pública recomiendan que los hombres homosexuales se realicen al menos una vez al año pruebas para detectar VIH, sífilis, clamidia, gonorrea,herpes y hepatitis B.

• Gente con VIH

Una persona con VIH tiene un riesgo mucho mayor de contagiarse con otra ITS. Es recomendable que se realicen pruebas frecuentes de sífilis, gonorrea, clamidia y herpes.

Algunos especialistas aconsejan que los hombres con VIH se realicen pruebas para detectar el VPH, pues puede provocarles cáncer rectal.

Las mujeres con HIV pueden desarrollar cáncer cervical muy agresivo. La recomendación es que se realicen dos veces al año un examen de Papanicolaou.

Esta información es para que acudas al médico ya sea porque tienes alguna inquietud o un síntoma en particular y para que consideres en qué grupo de riesgo de te encuentras y sigas las recomendaciones de detección.

Fuentes:
Mayo Clinic: Sexually transmitted diseases (STDs). http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/sexually-transmitted-diseases-stds/basics/definition/con-20034128  Recuperado el 11 de noviembre de 2015
American Social Health Association: Getting Tested for STDS/STIS. Recuperado el 5 de marzo de 2012

 

Contesta los tests sobre salud sexual y reproductiva:

  • ¿Qué síntomas de la endometriosis tengo?
  • ¿Estoy ovulando hoy?
  • ¿Es el sexo saludable? 
  • ¿Estaré embarazada?
  • Impotencia y disfunción eréctil
  • ¿Sufro depresión posparto?
  • ¿Qué síntomas de andropausia tengo?
  • ¿Tengo riesgo de ser infértil? 
  • ¿Cuáles de los primeros síntomas del VIH tengo?
  • ¿Qué síntomas de la menopausia tengo?