Procesador Xeon o i7, ¿Cuál te conviene?

intel2015.jpg
Copyright Getty

Si te encuentras en la tesitura de comprar un equipo para trabajar puedes tener dudas. Te planteas, ¿me compro un i7 o me paso a Xeon? La primera parece la preferencia lógica, pero, ¿qué te puede ofrece un procesador de servidor si lo quieres usar en una estación de trabajo?

Es importante que entiendas la diferencia entre lo que sería un servidor y un PC normal y corriente. En el primero, todos sus componentes están optimizados para dar servicio a muchas personas o clientes, durante todo el tiempo posible, y el segundo solo a una.

Esto hace que los micros estén diseñados con distintos objetivos en mente. En el primer caso es mejor que el equipo sea capaz de trabajar con varias tareas de manera concurrente y en el segundo normalmente queremos realizar una o dos tareas como mucho muy rápido. Puede ocurrir por tanto que una determinada utilidad sea más lenta en un servidor que en un PC aunque el primero cueste cinco veces más que el segundo.

Ventajas del i7

Precio. Es más barato tanto el procesador como la placa base. Existen ciertos procesadores Xeon que pueden poner esto en duda, ya que son baratos y funcionan sobre las mismas placas de los i7, pero lo puedes tomar como regla general.

Overclocking. Ningún procesador Xeon está pensado para usar Overclock. Así que si eres de los que les gusta jugar con la frecuencia de funcionamiento tendrás que elegir un i7.

Precio respecto al rendimiento. Quitando los micros que pueden usar las mismas placas base, los procesadores Xeon son muy caros y sus placas base también.

Desde el doble hasta seis o siete veces más.

Tarjeta grafica integrada. Si quieres usar la tarjeta grafica integrada la realidad es que la mayoría o casi ninguno de los Xeon la llevan.

Ventajas de Xeon

Comprar un Xeon tiene varias ventajas:

Mayor cache de nivel 3. Las memorias cache de nivel 3 pueden llegar a ser inmensas en relación con lo que encuentras en otros modelos.

De esta forma les resulta sencillo trabajar con varias tareas y con muchos datos al mismo tiempo.

Soporta más cantidad de memoria RAM. En un i7 normal tienes un límite de 32 GB y 64 GB en los micros para entusiastas, compara esto con los 1536 GB de memoria RAM que puedes llegar a usar en algunos Xeon.

Esa memoria tiene un ancho de banda mayor. Muy importante cuando se lee de otros dispositivos como puede ser el disco duro.

Soporta memoria RAM ECC. La memoria RAM ECC es capaz de recuperarse de ciertos fallos con lo cual es perfecta para aplicaciones que necesiten funcionar de manera continua.

Más núcleos. Como ya te he comentado servidor es sinónimo de tareas concurrentes esto quiere decir que necesita cuantos más núcleos mejor. Existen Xeon con el doble de núcleos que los i7, así que si tus programas hacen uso de muchos de ellos tienes una gran opción de compra.

Multiprocesador. Las placas bases de los Xeon permiten poner hasta ocho micros funcionando al mismo tiempo, de esta forma multiplicas la cantidad de núcleos que pones al servicio de las aplicaciones.

Piensa que los servidores están optimizados para tareas como la virtualización la cual permite tener varias maquinas virtuales corriendo encima de una física, esto solo se puede hacer de una manera eficiente si tienes los suficientes núcleos para der servicios a todos.

¿Para quién cada uno?

Es muy sencillo, si lo vas a usar para juegos, en casa o en una oficina para ejecutar Office lo suyo es un i7, aquí es más importante la frecuencia de funcionamiento que el número de núcleos.

Para trabajar con programas de CAD, edición de video o renderizado 3D puede interesarte más un Xeon con una buena tarjeta grafica.

Si te encuentras en la tesitura de comprar un equipo para trabajar puedes tener dudas. Te planteas, ¿me compro un i7 o me paso a Xeon? La primera parece la preferencia lógica, pero, ¿qué te puede ofrece un procesador de servidor si lo quieres usar en una estación de trabajo?

Es importante que entiendas la diferencia entre lo que sería un servidor y un PC normal y corriente. En el primero, todos sus componentes están optimizados para dar servicio a muchas personas o clientes, durante todo el tiempo posible, y el segundo solo a una.

Esto hace que los micros estén diseñados con distintos objetivos en mente. En el primer caso es mejor que el equipo sea capaz de trabajar con varias tareas de manera concurrente y en el segundo normalmente queremos realizar una o dos tareas como mucho muy rápido. Puede ocurrir por tanto que una determinada utilidad sea más lenta en un servidor que en un PC aunque el primero cueste cinco veces más que el segundo.

Ventajas del i7

Precio. Es más barato tanto el procesador como la placa base. Existen ciertos procesadores Xeon que pueden poner esto en duda, ya que son baratos y funcionan sobre las mismas placas de los i7, pero lo puedes tomar como regla general.

Overclocking. Ningún procesador Xeon está pensado para usar Overclock. Así que si eres de los que les gusta jugar con la frecuencia de funcionamiento tendrás que elegir un i7.

Precio respecto al rendimiento. Quitando los micros que pueden usar las mismas placas base, los procesadores Xeon son muy caros y sus placas base también. Desde el doble hasta seis o siete veces más.

Tarjeta grafica integrada. Si quieres usar la tarjeta grafica integrada la realidad es que la mayoría o casi ninguno de los Xeon la llevan.

Ventajas de Xeon

Comprar un Xeon tiene varias ventajas:

Mayor cache de nivel 3. Las memorias cache de nivel 3 pueden llegar a ser inmensas en relación con lo que encuentras en otros modelos. De esta forma les resulta sencillo trabajar con varias tareas y con muchos datos al mismo tiempo.

Soporta más cantidad de memoria RAM. En un i7 normal tienes un límite de 32 GB y 64 GB en los micros para entusiastas, compara esto con los 1536 GB de memoria RAM que puedes llegar a usar en algunos Xeon.

Esa memoria tiene un ancho de banda mayor. Muy importante cuando se lee de otros dispositivos como puede ser el disco duro.

Soporta memoria RAM ECC. La memoria RAM ECC es capaz de recuperarse de ciertos fallos con lo cual es perfecta para aplicaciones que necesiten funcionar de manera continua.

Más núcleos. Como ya te he comentado servidor es sinónimo de tareas concurrentes esto quiere decir que necesita cuantos más núcleos mejor.

Existen Xeon con el doble de núcleos que los i7, así que si tus programas hacen uso de muchos de ellos tienes una gran opción de compra.

Multiprocesador. Las placas bases de los Xeon permiten poner hasta ocho micros funcionando al mismo tiempo, de esta forma multiplicas la cantidad de núcleos que pones al servicio de las aplicaciones.

Piensa que los servidores están optimizados para tareas como la virtualización la cual permite tener varias maquinas virtuales corriendo encima de una física, esto solo se puede hacer de una manera eficiente si tienes los suficientes núcleos para der servicios a todos.

¿Para quién cada uno?

Es muy sencillo, si lo vas a usar para juegos, en casa o en una oficina para ejecutar Office lo suyo es un i7, aquí es más importante la frecuencia de funcionamiento que el número de núcleos.

Para trabajar con programas de CAD, edición de video o renderizado 3D puede interesarte más un Xeon con una buena tarjeta grafica.