Primeros síntomas de embarazo

Síntomas de embarazo antes del retraso del período

Mujer con termometro
Si tu temperatura basal se mantiene alta más de 18 días, puede ser señal de un embarazo.  Oppenheim Bernhard / Getty Images

Los cambios en el cuerpo de la mujer inician desde el momento mismo de la concepción. Aunque sea muy temprano en el ciclo para hacerse una prueba de embarazo y aún no haya  atraso en el período menstrual, muy temprano en la gestación se comienzan a manifestar ciertas señales a las que vale la pena prestar atención. Estos son algunos posibles síntomas que indicarían un potencial embarazo: 

1. Cambios en la apariencia y sensibilidad de los senos

Los senos son los primeros en dar señales físicas de los cambios por venir. Desde el inicio del embarazo pueden aparecer pequeñas erupciones en las areolas (los círculos oscuros que rodean al pezón). Estas erupciones se llaman glándulas de Montgomery y pueden verse como espinillas, granillos o bolitas que antes no solían ser notorias. Los senos también se vuelven más sensibles y unas semanas entrado el embarazo los senos empiezan a agrandarse y las aureolas a oscurecerse. 

2. Sangrado leve

Entre los siete y diez días desde la posible fecundación, o los días fértiles en los que se mantuvieron relaciones sexuales, puede aparecer un leve sangrado. A diferencia del sangrado inicial del período menstrual, estas son unas cuantas gotitas de color rosado o café claro que desaparecen en uno o dos días. El sangrado se produce por la implantación del óvulo fecundado en el útero y no hay razones para preocuparse. Sin embargo, sí existen sangrados vaginales durante el embarazo que son causa de alarma.

3. Sentido del olfato sensible

¿Todo te huele mal? ¿Todo te huele demasiado? Este es uno de los síntomas más comunes entre las embarazadas. Si de repente se notan olores que antes pasaban desapercibidos, o si olores usuales son ahora causa de mareo o repulsión, hay posibilidad de un embarazo. Otros sentidos se agudizan en la gestación, excepto la visión, que, por el contrario, puede deteriorarse temporalmente durante el embarazo.

4. ¿Sensible e irritable?

Durante las primeras semanas de gestación los síntomas del embarazo pueden sentirse como un leve malestar. No necesariamente una enfermedad, pero sí un bajón de energía, como en el inicio de una gripe o la sensación que se tiene después de un día agotador. Los responsables de este estado general son otros ajustes que suceden en el cuerpo como el aumento de la temperatura basal (la temperatura del cuerpo en descanso a primera hora de la mañana), el aumento en el ritmo cardíaco y la caída en la presión arterial.

5. Aumento en la temperatura basal

La temperatura basal (al despertarse) está cerca de los 36 grados centígrados (96.8 Fahrenheit). Cerca del momento de la ovulación, ésta puede aumentar medio grado centígrado y mantenerse allí hasta el inicio del siguiente ciclo menstrual. Sin embargo, si la temperatura basal se mantiene alta más de 18 días, puede ser señal de un embarazo. Para utilizar este método hay que tener como punto de referencia la temperatura normal en cada mujer. Quienes usan el método anticonceptivo de la temperatura basal están más familiarizadas con su temperatura y pueden notar los cambios más eficientemente. 

6. Náuseas

Usualmente​, las náuseas suelen empezar hacia el final del primer mes de embarazo, pero algunas mujeres pueden sentir el malestar desde la segunda semana. Cambios hormonales son la causa y las nauseas, usualmente en las mañanas (aunque para algunas mujeres durante todo el día), pueden extenderse hasta la semana 20 del embarazo. Para otras menos afortunadas, éste malestar puede prolongarse durante toda la gestación. Afortunadamente, existen remedios para aliviar las náuseas así como medicinas seguras para el bebé que el médico puede recetar. 

7. Cansancio

Si ni una siesta ni una buena noche de sueño alivian la sensación de cansancio y agotamiento, es porque el cuerpo utiliza su energía para prepararse para todos los cambios que están por venir. Cambios hormonales, en especial en la progesterona y la hormona gonadotropina coriónica producen esta sensación.

8. Estreñimiento

Los cambios hormonales hacen que los procesos digestivos se vuelvan más lentos y se tome mucho más tiempo en poder procesar de inicio a fin cada toma de comida. Estos cambios en el sistema digestivo pueden también manifestarse como acidez, indigestión y ardor estomacal.

9. Micción de orina frecuente

Durante el embarazo el crecimiento del útero empuja la vejiga y esto genera la necesidad de ir al baño mucho más a menudo. Es poco usual en los primeros días pero puede suceder en algunas mujeres. 

¿Cómo manejar los síntomas iniciales?

Lo primordial es intentar mantener la calma, haya certeza o no de un embarazo. Luego se puede recurrir a ayudas simples para hacer más llevaderos los cambios iniciales: humectar bien todo el cuerpo con crema, especialmente los senos, tomar mucha agua, usar bloqueador solar para evitar manchas en la cara debido a los cambios hormonales, usar sostenes sin aros metálicos, hacer pequeñas comidas durante el día y no comer en exceso para evitar malestares digestivos, comer comidas sanas con muchas frutas y verduras, poco procesadas y con poca azúcar, y descansar bien en la noche, entre otras.

¿Cuándo hacer la prueba de embarazo?

Si hay sospechas y los síntomas parecieran indicar un embarazo, el siguiente paso hacer una prueba en casa y ojalá una en un laboratorio. No obstante, tenga en cuenta que hay que hacer la prueba en el momento indicado para evitar falsos resultados. En breve, hay que esperar dos semanas después de que se mantuvieron relaciones sexuales, pero idealmente la prueba se debe hacer en la semana siguiente a la fecha en la que el período debió haber llegado.