Primeros síntomas del embarazo

Antes del retraso menstrual

Mujer con termometro
Si tu temperatura basal se mantiene alta más de 18 días, puede ser señal de un embarazo.  Oppenheim Bernhard / Getty Images

En un embarazo, los cambios en tu cuerpo inician desde el momento de la concepción. Y aunque sea muy temprano para una prueba de embarazo, y aún no tengas un atraso en tu período menstrual, las señales de tu cuerpo pueden guiar tus sospechas. Presta atención a estos ocho síntomas del embarazo en los primeros días:

Cambios en la apariencia y sensibilidad de tus senos

Tus senos son los primeros en dar señales físicas de los cambios por venir.

Desde el inicio de tu embarazo notas que aparecen pequeñas erupciones en tus areolas (los círculos oscuros que rodean al pezón). Estas erupciones se llaman glándulas de Montgomery y pueden verse como espinillas, granillos o bolitas que no solían ser notorios. Tus senos también se vuelven más sensibles y poco después empiezan a agrandarse y se oscurecen las areolas.

Leve sangrado

Puedes tener un muy leve sangrado vaginal entre siete y diez días después de la posible fecundación, es decir, cuando tuviste relaciones sexuales. A diferencia del sangrado que puedes tener al inicio de tu período menstrual, en este caso se trata de unas cuantas gotitas de color rosado o café claro que desaparecen en uno o dos días. El sangrado se da por la implantación del óvulo fecundado en tu útero y no debes preocuparte. Sin embargo, ten en cuenta que existen sangrados vaginales durante el embarazo sí son causa de alarma.

Sentido del olfato sensible

¿Todo te huele? Puedes estar embarazada si de repente notas olores que antes pasaban desapercibidos, o si aromas a las que estabas acostumbrada te causan repulsión. Otros sentidos experimentan mejorías similares, excepto la visión, que más bien puede deteriorarse temporalmente durante el embarazo.

¿Te sientes rara?

En las primeras semanas, los síntomas del embarazo pueden sentirse como un leve malestar. No necesariamente te sientes enferma, pero sí te sientes diferente, como en el inicio de una gripe o después de un día agotador. Los responsables de este estado general son otros ajustes en tu cuerpo durante el embarazo, como aumento de tu temperatura basal (la temperatura de tu cuerpo descansado, como cuando te despiertas en la mañana), el aumento en tu ritmo cardíaco y baja presión arterial.

Aumento en tu temperatura basal

Tu temperatura basal (al despertarte) ronda los 36 grados centígrados. Cerca del momento de la ovulación puede aumentar medio grado y mantenerse allí hasta el inicio del próximo ciclo menstrual. Sin embargo, si se mantiene alta más de 18 días, puede ser señal de un embarazo. Para utilizar este método debes tener como punto de referencia el control de tu temperatura normal, lo que conoces muy bien si utilizas el método anticonceptivo de la temperatura basal.

Náuseas o achaques

Las náuseas en el embarazo suelen empezar hacia el final del primer mes de embarazo, pero algunas mujeres pueden sentir el malestar desde el inicio. Afortunadamente, existen remedios para aliviar las náuseas en el embarazo y hacerlo mas llevadero.

Cansancio

¿De repente estás cansada todo el tiempo y ninguna siesta ni noche de sueño lo resuelven? Sí, este también puede ser un síntoma de embarazo. Desde la concepción, tu cuerpo se da a la tarea de iniciar los cambios necesarios para sostener tu embarazo. Además, las hormonas del embarazo hacen de las suyas, en especial la progesterona y la hormona gonadotrofina coriónica.

¿Cuándo puedes tomar una prueba de embarazo?

Si tienes sospechas y los síntomas parecieran indicar un embarazo, el siguiente paso es tomar una prueba de embarazo, ya sea casera o de laboratorio. No obstante, ten en cuenta que debes hacerla en el momento indicado para evitar falsos resultados.