Preguntas de entrevista sobre tu antiguo trabajo

Ejemplos de cómo responderlas

Durante la entrevista de trabajo, llegará el momento en que te pregunten sobre tu antiguo empleo y la razón por la que no seguiste. Existen básicamente dos posibilidades: ¿Te echaron? o ¿te fuiste por tu propia voluntad?

En cualquier caso, nunca hables negativamente de tu anterior trabajo y/o jefe. Mantén una actitud positiva. Presenta cualquier situación negativa que haya ocurrido con un enfoque positivo ya que, normalmente, no agradan las personas que se ponen a culpar a todo/s de lo acontecido.

Asume cualquier responsabilidad sobre lo que haya pasado y preséntate con ganas de mirar al futuro con energía positiva.

Ejemplos de respuestas de por qué ya no sigues en tu antiguo trabajo:

  • No encontraba desafíos y me encontré hundido en el aburrimiento. No quise permitir que esa falta de satisfacción en el trabajo afectara negativamente a la productividad de la empresa.
  • Ya no existían posibilidades de crecer en la empresa. Necesito un trabajo más desafiante con oportunidades para ascender. No me parecía ético buscar trabajo mientras permanecía dentro de la empresa. Por eso, decidí abandonar mi antiguo trabajo.
  • Me despidieron porque hubieron recortes presupuestarios en todo el departamento y consideraron necesaria una restructuración corporativa.
  • Me tuve que mudar a esta áreadebido a circunstancias personales.
  • He decidido que mi carrera debe tomar un giro; la empresa donde trabajaba no permitía cambios de posiciones.
  • Estoy buscando un ambiente donde se valore más el trabajo de equipo y no donde la individualidad prime por encima de los resultados globales corporativos. En mi anterior empresa, se respiraba un aire de poca colaboración con muchas ambiciones personales que hacían que el trabajo se convirtiera en una cuestión de supervivencia personal.
  • Me acabo de graduar recientemente en un masters y la empresa no me permitía aplicar mis nuevos conocimientos ya que no existía la posibilidad de ascender en estos momentos.
  • Me encontraba demasiado cómodo en la misma posición durante años; mi personalidad exige un nuevo reto que me saque de esa comodidad.
  • Dejé mi último trabajo para pasar más tiempo con mi familia temporalmente pero las circunstancias ya han vuelto a la normalidad.
  • Desaprovechaba demasiado tiempo en el coche cada día yendo al trabajo; quería encontrar una empresa que estuviese más cerca de mi hogar. Prefiero pasar el tiempo produciendo y no conduciendo.
  • No creo que la empresa donde trabajaba estuviera aprovechando mi talento al máximo y quería encontrar una nueva posición donde se me utilizara al 100%.

¿Qué has hecho desde que dejaste tu trabajo?

Si existe una brecha de tiempo en tu resumedesde que dejaste el anterior trabajo, deberías estar preparado para contestar preguntas sobre lo que has hecho en ese período. Lo ideal sería que no hubiese pasado mucho tiempo, aunque no siempre ese es el caso.

Si ha pasado algo de tiempo, podrías hablar de como has aprovechado esta etapa de transición. Lo ideal es demostrar que ese período de tiempo ha sido aprovecha para aprender algo nuevo o para replantearte tu estrategia profesional, no para estar hundido en la miseria por lo que ha ocurrido.

Algunos ejemplos de respuestas que podrías dar, siempre y cuando se correspondan con la realidad, incluyen:

  • Mientras estaba desempleado, decidí aportar mis conocimientos a una organización sin fines de lucro como voluntario.
  • Decidí actualizar mis conocimientos y tomé varios cursos online.
  • Participé en varias conferencias sobre nuestra industria para mantenerme en contacto con los profesionales en nuestro campo.
  • Comencé un blog para compartir mis conocimientos y experiencia en nuestra industria.
  • Preparé varias presentaciones para compartirlas online sobre temas actuales en la industria.

Lo importante, en cualquiera de estas respuestas, es que reine la sinceridad y las ganas de superarte. En ningún caso te presentes como víctima de lo sucedido. Nada repele más durante una entrevista que alguien apenado por sí mismo, rogando por un trabajo, contando como ahogó sus penas durante meses pensando que nunca llegaría otra oportunidad de trabajo.

Levanta la cabeza y mira al futuro a los ojos, desafiándolo, con ganas de superación. Mucha suerte.

Foto @ Muriel de Seze