Precauciones que debes tener en el parque de juegos

Mantén a tu hijo seguro mientras se divierte

Foto © Marc Romanelli via Getty Images

Llevamos a los niños a los juegos del parque para que se entretengan, hagan ejercicio y disfruten el aire libre. Desafortunadamente, cada año 200.000 menores en Estados Unidos llegan a la emergencia de los hospitales por lesiones y heridas provocadas en los parques infantiles públicos.

Toma en cuenta estas precauciones para prevenir posibles accidentes:

1. Fíjate en la ropa 

Evita ropa que contenga cuerdas, especialmente alrededor del cuello.

Para niños más pequeños, opta por zapatos con velcro, y si tienen cordones, asegúrate que estos estén siempre amarrados. Las cuerdas pueden quedar atrapadas en los juegos y causar asfixiamiento, y los cordones desamarrados pueden provocar caídas.

2. Evalúa las condiciones de los juegos

No dejes que los niños jueguen con equipamiento roto o muy deteriorado. Mantener los parques públicos en buenas condiciones es responsabilidad de tu gobierno local. Busca el teléfono del departamento de parques y recreación de tu ciudad o pueblo y hazles saber si hay algún problema. 23% de los accidentes en plazas de juegos tienen como causa equipo defectuoso.

3. Mantén la seguridad en toboganes y columpios

 Dile a tus hijos que sólo usen los toboganes para bajar y nunca para subir. Otro niño puede ir bajando mientras el tuyo sube y esto puede causar un gran accidente. Fíjate también en los columpios. Estos fueron hechos para ser usados por niños sentados y pueden ser poco seguros si son usados de otra forma.

Para niños menores de 3 años hay columpios cerrados especiales. Utilízalos.

4. Cuida a tus hijos de las caídas

 Un estudio analizó 2.691 incidentes en plazas de juegos entre 2001 y 2008, y concluyó que el 44% de las lesiones provenían de caídas . Enséñales a tus hijos a afirmarse con las dos manos mientras suben las escaleras y a no acercarse a bordes sin barreras.

La mayoría de las plazas de juegos cuentan con alturas y debemos enseñarle a los menores que pese a que están jugando deben ser responsables.

4. Superficies y suelos

 Opta por plazas de juegos que tengan un suelo blando. La arena, trozos de caucho, y materiales plásticos utilizados por la mayoría de las plazas de juego públicas son bastante seguros ya que deben pasar por una serie de pruebas de seguridad. Sin embargo, hay juegos infantiles privados que no cuentan con estas medidas. Los pisos de concreto pueden ser muy peligrosos, al igual que los espacios

5. Cuídalos de extraños

 En los parques infantiles suele haber mucha gente. Enséñale a tus hijos que no deben irse nunca con un extraño, por muy amigable que sea. Asegúrate de que tus hijos saben su nombre, dirección, número de teléfono y nombre de sus padres. Los niños también deben saber que en caso de emergencia pueden llamar al 911 y que siempre deben consultar antes de aceptar regalos o paseos con alguien (incluyendo amigos).

6. Respeta las reglas

 Muchas plazas de juegos están separadas por edad. La razón de esta separación es no sólo que ciertos juegos son apropiados para ciertas edades, sino que también por el hecho de que es más conveniente que niños de la misma edad y porte compartan espacios.

En ciertos juegos públicos se prohíbe correr o usar el equipamiento de determinada forma. Recuerda que estas reglas tienen por fin mantener a tu hijo seguro y deben ser respetadas.

7. Protégelos del sol

Recuerda siempre usar protector solar antes de visitar la plaza de juegos, sin importar la estación en la que estemos. Todos necesitamos exposición al sol ya que esta es nuestra fuente principal de Vitamina D, pero si tú o tus hijos no están protegidos de los rayos ultra violeta, éstos pueden dañar tu piel, ojos, e incluso causar cáncer.