Palpitaciones nocturnas

Suelen ser inofensivas, pero si persisten consulta con tu médico

taquicardias por la noche
Las taquicardias nocturnas pueden tener muchas causas. Justin Horrocks |Getty Images

¿Te has despertado alguna vez en medio de la noche sintiendo que tu corazón late muy rápido? ¿Notas palpitaciones y el pulso muy acelerado? Aunque puede ser una experiencia aterradora lo cierto es que es una alteración de la frecuencia cardíaca muy común. Usualmente desaparece luego de unos minutos y se le denomina taquicardia o palpitaciones nocturnas. 

La presión arterial es la causa principal 

La principal característica de estas palpitaciones es una sensación de un latido extraño y un aleteo, un latido demasiado rápido.

Es posible que se noten las palpitaciones en el pecho, en el cuello o la garganta. Cuando esto sucede, además del ritmo cardíaco, se altera también la presión arterial y esta puede alcanzar valores muy altos. Recuerda que para adultos saludables una presión arterial ideal es mayor de 90/60 y menor de 120/80, por debajo o encima de esto hay que consultar al médico. 

Aunque lo normal es que el corazón controle la tensión arterial, en algunas ocasiones también puede ser la tensión la que dirija el ritmo del corazón. La mayoría de personas tienen la presión arterial más baja mientras duermen, cuando el cuerpo está en reposo. Esta sube lentamente durante el día y suele estar en su punto más alto en la tarde. En algunos casos poco frecuentes, sin embargo, la presión arterial puede bajar tanto en momentos de reposo, especialmente durante la noche, que el cuerpo no puede recibir la cantidad adecuada de sangre para oxigenarse y en un intento por satisfacer las necesidades del mismo, el corazón latirá más rápido para ofrecer más sangre rica en oxigeno a todos los órganos.

En casos graves en los que la presión arterial baja dramáticamente (menos de 90/60), el corazón puede latir tan rápido que podría parecer que lo está haciendo violentamente dentro de tu pecho, como si quisiera salirse. En estos casos es posible que se note dolor en el pecho, dificultades para respirar e incluso mareos.

Los episodios pueden durar hasta 10 minutos y hacer que los latidos se aceleren y desaceleren una y otra vez. A esto se suma la ansiedad que produce la sensación; la ansiedad acelera el ritmo cardiaco y esto genera un circulo vicioso en el que una y otra cosas se alimentan mutuamente. Respirar profundamente y tener la certeza que el episodio va a pasar ayuda a bajar la intensidad de las palpitaciones. 

Otras causas

Otras veces las taquicardias nocturnas pueden originarse por causas más serias como la apnea del sueño, alteraciones de la tiroides (enfermedad de Graves) o por problemas cardíacos, como la taquicardia sinusal. Es recomendable consultar a tu médico si las arritmias se producen con frecuencia Tu cardiólogo te hará un chequeo y pedirá algunas pruebas para diagnosticar la causa de las arritmias,  como un electrocardiograma, un Holter o un ecocardiograma

En otros casos, las personas que duermen sobre un lado del cuerpo y no boca arriba o boca abajo, las palpitaciones son más comunes debido a la manera en la que el cuerpo está doblado y cómo esta forma afecta la presión arterial que comienza a desarrollarse internamente. Por otro lado, al dormir de lado y doblado, la presión que se ejerce sobre el estómago, afecta luego al esófago, que está ubicado detrás del atrio izquierdo del corazón; así esta presión hace sentir "palpitaciones" aunque estas no están relacionadas con el ritmo del corazón.

 

Cómo prevenir y aliviar las palpitaciones 

Los siguientes son algunos consejos que se pueden seguir para tratar esta dolencia:

  • Meditar antes de dormir ayuda a conciliar el sueño de una manera tranquila. Hacer yoga y ejercicios de relajación puede, además, bajar los niveles de estrés
  • Realizar actividad física todos los días. 
  • Seguir horarios consistentes para las comidas y para la hora de dormir y levantarse. 
  • Seguir una dieta saludable baja en azúcar, grasas y sal.
  • Comer poco de noche para facilitar la digestión.
  • Beber una tila o una manzanilla antes de dormir, o cuando las palpitaciones sucedan. 
  • Hacer ejercicios de respiración con una bolsa de papel para ayudar a desacelerar la respiración. 

Recuerda que no solo suceden de noche 

Aunque en la mayoría de los casos son inofensivas, la causa más frecuente de estas alteraciones del ritmo cardíaco que se desencadenan durante el sueño están relacionadas con estrés, nerviosismo, ansiedad o una preocupación.

Los episodios también pueden ocurrir después de una cena pesada o pueden desatarse por pesadilla. Estas arritmias también pueden estar asociadas con el abuso de estimulantes como el café, el té y especialmente al alcohol o a la nicotina del tabaco. 

Si suceden continuamente hay que buscar atención médica. 

Referencias:

Crawford MH, Bernstein SJ, Deedwania PC, et al. ACC/AHA guidelines for ambulatory electrocardiography: executive summary and recommendations. A report of the American College of Cardiology/American Heart Association task force on practice guidelines (committee to revise the guidelines for ambulatory electrocardiography). Circulation 1999; 100:886.

Epstein AE, DiMarco JP, Ellenbogen KA, Estes NA 3rd, Freedman RA, Gettes LS, et al. ACC/AHA/HRS 2008 Guidelines for Device-Based Therapy of Cardiac Rhythm Abnormalities: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing Committee to Revise the ACC/AHA/NASPE 2002 Guideline Update for Implantation of Cardiac Pacemakers and Antiarrhythmia Devices): developed in collaboration with the American Association for Thoracic Surgery and Society of Thoracic Surgeons. Circulation. 2008