¿Por qué se calienta tu teléfono celular?

01
de 01

Conoce como evitar que se dañe tu celular a causa del calor en exceso

Efectos del recalentamiento en tu celular ¿cómo evitarlo?
Efectos del recalentamiento en tu celular ¿cómo evitarlo?. Getty Images

Es común que al utilizar tu smartphone notes que está caliente. Puede que te resulte tan incómodo como a mí tener un teléfono celular pegado a la oreja por mucho rato con una temperatura superior al calor de tu piel. Pero, ¿por qué sucede esto? ¿Es normal? ¿Cómo evitarlo?, o en todo caso ¿qué debemos hacer al respecto?

Como sucede con cada aparato electrónico, es normal que un celular se caliente un poco debido al trabajo que realiza: encendido y apagado de la pantalla, el funcionamiento del procesador, carga y descarga de la batería, etc. Pero hay que tener en cuenta que el calor en demasía, o sobrecalentamiento, arruina la vida de la batería de cualquiera de estos dispositivos móviles, y por eso hay que prevenirlo.

El diseño, uno de los motivos del calentamiento

Al desarrollar un smartphone de última generación hay que tomar en cuenta el particular balance que existe entre el rendimiento de la batería y su vida útil. Así es que un mayor desempeño de la batería, trae consigo preocupaciones por el calor que esta pueda generar. Diferentes laboratorios tecnológicos constantemente hacen pruebas sobre este tema, para corregir errores o marcar la pauta a seguir.

Las pruebas realizadas por Primate Labs en diferentes smartphones superiores, como los HTC One M9 y el LG G Flex2, demostraron que los sistemas integrados en un solo chip, y el popular procesador Snapdragon 810, presentaron inconvenientes con el calentamiento. Tirias Research también ha investigado el sobrecalentamiento de los celulares de última generación. El resultado de estas pruebas a groso modo, básicamente es el mismo: se basa en el diseño.

Los fabricantes de smartphones han mejorado la eficiencia de los dispositivos, al dotarlos en cada nueva generación de procesadores con mayor cantidad de núcleos (ya ha sido desarrollado uno de 10 como el Helio X20), además, el número de velocidad del CPU y el GPU también se ha acrecentado, sin incluir los cada vez más condensados microprocesadores integrados, dedicados exclusivamente al procesamiento de imágenes, la decodificación de videos, sonido, señal, hotspots, etc.

A todo lo anterior, añadimos las pantallas, cada día más grandes y brillantes; y la batería como fuente de poder o energía, con mayor autonomía y rendimiento, para cubrir todas las exigencias del equipo. En síntesis, colocan más componentes que ejecutan trabajos totalmente avanzados e independientes en un espacio muy pequeño y la cercanía de unos con otros exacerba el calor.

Qué puedes hacer al respecto

Sobreuso: utilizar el celular por mucho rato seguido, bien sea en una larga llamada telefónica, pasar horas jugando, o navegando por Internet, exige que el procesador y la unidad gráfica trabajen de más, requieran mayor energía y exijan más de la batería, por lo tanto esta se recalienta.
Recomendación: emplea tu teléfono de una manera natural. Cuando lo utilizas más de lo debido, en primer lugar la batería se descarga muy rápido, por otra parte, su temperatura sube más de lo debido y esto merma su vida útil.

Aplicaciones sin cerrar: probablemente, utilizas el celular a lo largo del día de múltiples formas: llamas por teléfono, envías un mensaje por WhatsApp, abres las notificaciones de Facebook, le das click a un link, lees el artículo, le das click a otro link que abre otra página de Internet, te entra una llamada, la atiendes, y así sucesivamente vas abriendo múltiples aplicaciones, sin cerrarlas. Todos estos programas abiertos mantienen ocupado el procesador del celular, aunque no los estés mirando. Esto es un factor importante para generar sobrecalentamiento del dispositivo móvil.
Recomendación: cierra las aplicaciones que no utilices. Si no vas a usar tu celular por largo rato y estás en un lugar caluroso, enciende el Modo Avión, así se reduce el trabajo del dispositivo a lo mínimo, evitando el recalentamiento del mismo.

Temperatura exterior: cuando el termómetro marca elevadas cifras ambientales también la temperatura interior del móvil. Si utilizas tu celular en un sitio que tenga una superior a los 30 grados centígrados, ten por seguro que este se recalentará.
Recomendación: especialmente en verano y en ciudades calurosas, no te excedas en el uso del smartphone cuando estás dentro del carro si no tiene aire acondicionado. Vigila también que tu celular no quede expuesto a los rayos directos del sol si lo colocas en un soporte para usarlo con el manos libres mientras manejas. La temperatura dentro de un vehículo que no tiene aire acondicionado en sitios sumamente calurosos es terriblemente perjudicial para tu celular.

Cargar la batería: es normal que la batería del celular se caliente cuando se está cargando. Pero si mientras se carga, usamos el celular para jugar, o realizar otra actividad por largo rato, de seguro se recalentará. Otra situación es cuando se pone a cargar el smartphone en un ambiente sumamente caluroso, al igual que te menciono en el punto anterior, el calor que este emite mientras se carga, más una temperatura exterior elevada, son ingredientes para dañar el dispositivo móvil.
Recomendación: si necesitas utilizar el teléfono mientras se carga la batería, procura ser breve. Es preferible esperar un poco en beneficio de tu aparato. Lo mismo te sugiero si es que no puedes evitar cargar la batería del móvil en el carro, y este carece de aire acondicionado, entonces brevedad, así no le exiges trabajar en condiciones desfavorables. Si vas a emplear una batería externa para cargar tu smartphone, busca un lugar fresco, y por ningún motivo permitas que los rayos del sol peguen directamente mientras se carga.

Desnuda tu smartphone: existen en el mercado diferentes fundas, carcasas y estuches, que con diferentes diseños tienen el propósito final de proteger tu smartphone de caídas, golpes y arañazos, además de darle personalidad. El punto es que, en cuestión de temperatura, muchas de estas fundas no dejan 'respirar' a tu dispositivo, no le permiten refrigerarse de manera adecuada.
Recomendación: tanto en verano como en ciudades donde las altas temperaturas son el pan de cada día, es mejor mantener el celular sin funda protectora. En dado caso ya existen las carcasas térmicas que protegen a tu móvil de las temperaturas extremas, tanto del frío como del calor.

Dónde guardas tu celular: como ya he mencionado, una medida fundamental para resguardar la temperatura de tu smartphone, es alejarlo de las fuentes de calor. Pero, algo que es común en casi todos los usuarios de teléfonos móviles, es guardarlo en un bolsillo cerca de nuestro cuerpo, el cual generalmente tiene una temperatura cercana a los 37 grados centígrados. Normalmente esto no tendría mayor importancia, pero si está haciendo mucho calor en el ambiente, la temperatura del celular subirá mas, con el consecuente resultado que he descrito.
Recomendación: tanto en verano como en ciudades donde el calor es avasallante, guarda tu celular en el sitio más fresco posible.

Mantente al día con las actualizaciones: los desarrolladores de los programas con los cuales funcionan los smartphones: el sistema operativo y aplicaciones, trabajan constantemente para optimizar su desempeño. Cada versión de la plataforma operativa viene con mejoras que harán tu celular más eficiente.
Recomendación: cuando tengas notificaciones sobre actualizaciones en las aplicaciones y sistema operativo, no dudes en hacerlas. No lo demores indefinidamente. A la larga tu celular te lo agradecerá.