¿Por qué las series de TV suspenden en igualdad?

La mujer aparece estereotipada y con poco diálogo en las películas familiares

Escena de la serie 'Juego de Tronos'
Escena de la serie 'Juego de Tronos'. Cortesía Canal + / HBO

Uno de los debates feministas más interesantes sobre roles de género y la televisión tuvo lugar en los foros de Internet hace unos meses, mientras se emitía la cuarta temporada de 'Juego de Tronos' ¿Es una serie feminista, tal y como ha declarado su creador George R.R. Martin, al dotar de liderazgo y protagonismo a varios de sus personajes femeninos? ¿O es una serie sexista por la elevada cantidad de desnudos femeninos y el maltrato a las mujeres?

Había opiniones para todo y, probablemente, ambas preguntas se puedan responder con un sí, si analizamos los estudios que realiza el Instituto Geena Davis para la Investigación sobre Género en los Medios. En efecto, en 'Juego de Tronos' las mujeres son clave en la trama, muestran otra forma de entender el liderazgo, son valientes, buenas estrategas y ambiciosas en sus motivaciones y en la forma de alcanzar sus objetivos. Pero, tanto el vestuario como las agresiones sexuales también muestran a una mujer estereotipada y condicionada por el ideal del amor romántico. No se trata de ser moralistas, simplemente de hacerse la pregunta a la inversa: ¿cómo visten ellos?, ¿qué tipo de hombre representan?, ¿cómo se muestra su sexualidad?,... 

Sin alcanzar producciones adultas, como 'Juego de Tronos', el último informe del Instituto Geena Davis analiza 5.554 personajes de películas y series estadounidense familiares (lo que en España conocemos como 'Aptas para todos los públicos').

Y éstas son algunas de las conclusiones:

  • Sólo el 28,3% de los personajes con diálogo son femeninos. Una dinámica que no ha cambiado en los últimos veinte años.
  • Un porcentaje más elevado de hombres (un 67%) que de mujeres (45%) aparecen en escena trabajando. Es habitual que las mujeres estén en casa o cuiden de las personas mayores, niños y niñas.
  • Con respecto al 'techo de cristal', solo el 3,4 de las mujeres lideran una empresa; y el 4,5% son altos cargos políticos. No aparece ningún caso de jueza o editora jefa de un periódico.
  • Cuando la serie retrata el mundo de la medicina o se desarrolla en un hospital, las mujeres son un 22% de los profesionales y los hombres, un 78%. En educación y periodismo, mejora ligeramente: 38 y 34% de mujeres, respectivamente, frente a un 61 y 66% de hombres.
  • El 24% de personajes femeninos visten de forma sexy (de ellos, un 4%). Y el 14% de chicas frente a un 3,6% de chicos tienen un físico que cumple el estándar de"atractivo".

La situación no mejora detrás de las cámaras. Sólo hay un 7% de mujeres directoras, un 13% de guionistas y un 20% de productoras. El estudio muestra que cuando una mujer escribe el guión, la presencia femenina crece de media un 10%.

La solución que plantea el instituto es que haya más personajes femeninos, siempre y cuando desarrollen actividades no estereotipadas, y más mujeres a cargo de las escenas. Para ello, ya han iniciado un lobby de presión y conversaciones con los creadores de contenidos y productores para lograr un compromiso. 

Transformar el papel de las mujeres en el cine es una de las prioridades para países como Suecia, que ha puesto en marcha el Test Bechdel para informar a los espectadores si la película o serie que van a ver garantiza la presencia no estereotipada de la mujer.