Ponce de León conquistó Puerto Rico y descubrió la Florida

El nombre del conquistador está ligado a la búsqueda de la fuente de la juventud

Ponce de León conquistó Puerto Rico y descubrió la Florida. Foto de Vxla

Juan Ponce de León ha pasado a la historia por ser el conquistador y primer gobernador de Puerto Rico y el descubridor de la Florida.

Juventud en España

El noble Ponce de León nació un pueblo castellano de la provincia de Valladolid. Una de sus primeras ocupaciones fue servir como paje al príncipe Fernando, heredero de la Corona de Aragón. Tras el matrimonio de éste con Isabel, reina de Castilla, Ponce de León sirvió en los Ejércitos de los Reyes Católicos participando en las labores de conquista del Reino de Granada, el último territorio del que fueron expulsados los musulmanes en 1492, el mismo año en el que Cristóbal Colón desembarca en América.

No se sabe bien ni por qué ni cuándo Ponce de León abandona la península Ibérica y decide probar suerte en los territorios del Nuevo Mundo. Pero sí está confirmada históricamente su presencia en el Caribe en 1502.

El Conquistador en Puerto Rico

Ponce de León participa recién comenzado en siglo XVI en la conquista y derrota de los indígenas de la isla de La Española (República Dominicana y Haití). Es ahí donde adquiere conocimiento de la existencia de oro en la vecina isla de Boriquén (Puerto Rico).

Sus primeros contactos con los nativos resultan amistosos, particularmente por la intervención del cacique Agüeibaná, tras la conversión de éste al catolicismo. En 1510 Ponce de León consigue que lo nombren el primer gobernador de la Isla dedicándose a la fundación de las primeras ciudades y a la explotación de las minas de oro.

Sin embargo, su presencia como gobernador acabó trágicamente. Tras la muerte de su cacique aliado los indígenas se rebelan hartos de ser explotados bajo el régimen de encomienda, que equivalía en la práctica en muchos casos a quedar reducidos a una situación de trabajos forzados en las minas y que fueron duramente reprimidos por sus protestas.

También contribuyó al malestar nativo la llegada de enfermedades europeas para las que la población indígena carecía de resistencia inmunológica. Las muertes causadas por estas enfermedades acabarían causando un gran colapso demográfico no sólo en Puerto Rico sino a lo largo y ancho del continente americano.

El fin del mandato de Ponce de León como gobernador de Puerto Rico llegó en 1511, tras una victoria judicial de Diego Colón, uno de los hijos del Almirante, quien le quitó el puesto.

Ponce de León y el descubrimiento de la Florida

Siguiendo su destitución, Ponce de León fletó con su propio dinero –había hecho una considerable fortuna en Puerto Rico- tres barcos. El 8 de abril de 1513 toca en tierra de La Florida y declara que pasa a formar parte de la Corona española.

Bautiza a la nueva conquista como Florida porque la fecha mencionada coincidió con el Domingo de Pascua, conocido en España como Pascua Florida ya que suele caer al principio de la primavera.

El nombre quedó para el futuro, pero no la presencia de Ponce de León en las nuevas tierras conquistadas para España, quien siguió navegando en dirección Sur hasta llegar a Cuba. No fue hasta 1521 que Ponce de León regresa a Florida, a la que consideraba una isla. Lo hizo con la intención de iniciar un proceso de colonización y para ello se hizo acompañar de 200 personas, entre ellas artesanos, agricultores y curas. Además, en los dos barcos de la expedición iban a bordo animales domésticos europeos, destacando la presencia de caballos.

La aventura terminó en un fracaso. Fueron atacados por los nativos Calusas y Ponce de León tuvo que retirarse. Falleciendo en Cuba a consecuencia de las heridas recibidas en la Florida.

Ponce de León y el mito de la fuente de la eterna juventud

El nombre de Ponce de León está asociado con la fuente de la juventud. Pero lo cierto es que no hay ningún documento histórico que pruebe que el descubrimiento de la Florida se deba a que el español estaba buscando ese mito. Es muy probable que esta asociación sea posterior al fallecimiento del conquistador.

El mito de la fuente de la juventud establecía que la persona que se bañase o que bebiese de dichas aguas sería inmortal. Es una leyenda de orígenes tanto cristianos como musulmanes y que era muy conocido en Europa en la época de las conquistas. En el caso particular de España, estaba recogida en varios libros medievales.

Incluso es un mito que con ciertas variantes existía también en aquella época en el Caribe. Varios grupos indígenas tenían la leyenda de que en un grupo de nativos habían viajado hacia una isla situada al norte y allí vivían felices por siempre jamás.

No cabe duda de que los conquistadores sabían de esta leyenda y de otras similares. Pero históricamente es difícil de probar que esa fuera la motivación de Ponce de León para fletar la expedición que culminaría en el descubrimiento de la Florida.

A pesar de carecer de base histórica, lo cierto es que el mito de la fuente de la juventud y el nombre de Ponce de León están hoy estrechamente unidos. Un ejemplo de ello es la atracción turística que representa a dicha fuente en la ciudad floridiana de San Agustín, el asentamiento europeo continuo más antiguo de los Estados Unidos.