Plaza de las Tres Culturas: el doloroso eslabón histórico de México

Plaza de las Tres Culturas. Foto por Gengiskanhg / Creative Commons

Pocos sitios en México concentran tanta historia como Tlatelolco. Las ruinas de lo que solía ser el mercado más importante del imperio mexica, hoy forman parte de la llamada Plaza de las Tres Culturas, sitio de encuentro entre las diferentes etapas históricas y constructivas de México: la prehispánica, la colonial y la moderna.

Una vez consumada la Conquista, los colonizadores españoles se dieron a la tarea de borrar cualquier vestigio de la arquitectura prehispánica; fue así como edificaron la iglesia y el convento de Santiago en 1527 sobre los templos y palacios del antiguo mercado indígena de Tlatelolco.

Con la llegada del siglo XX , y la continua expansión de la Ciudad de México, se decidió construir a un costado de la plaza una enorme unidad habitacional que pasó a formar parte del paisaje urbano en esta zona.

Acontecimientos históricos

La Plaza de las Tres Culturas ha sido escenario de algunos de los momentos más desgarradores de la historia de México. El primero se remonta a la última resistencia indígena contra el asedio de los españoles, cuando la heroicidad de los guerreros mexicas  se mantuvo durante 80 días detrás de las murallas de Tlatelolco, hasta que el emperador Cuahutemoc fue apresado por los colonizadores dando fin a los días de gloria mexica.

El segundo acontecimiento tuvo lugar en 1968, cuando el Gobierno ordenó la represión contra de una multitud de estudiantes que se manifestaban de manera pacífica en la Plaza de las Tres Culturas. De este suceso se derivaron desapariciones forzadas, encarcelamiento, torturas y persecuciones políticas contra los líderes del llamado Movimiento del 68.

Años más tarde, la mañana del 19 de septiembre de 1985, un terremoto de 8.5 grados Richter devastó la Ciudad de México, dejando miles de víctimas mortales entre los escombros de los edificios derrumbados en la unidad habitacional de Tlatelolco, justo frente a la Plaza de las Tres Culturas 

Origen mitológico de Tlatelolco

La mitología de este sitio hace alusión a dos envoltorios sagrados otorgados por el dios Huitzilopochtli a las tribus de los mexicas – tenochcas y los mexicas – tlatelolcas durante su peregrinaje, desde la legendaria ciudad de Aztlán hasta el Valle de México, en busca de la tierra prometida.

Uno de los envoltorios contenía una piedra resplandeciente, mientras que el segundo cubría un par de palos para producir fuego; posteriormente, Huitzilopochtli asignó a cada una de las tribus su respectivo envoltorio. Fue así como le ordenó al bando en posesión de la piedra, la fundación de Tlatelolco, mientras que el segundo se encargo de edificar Tenochtitlán.

Zona arqueológica

La fundación de Tlatelolco se calcula hacia el año 1337, casi a la par de Tenochtitlán en 1325. Ambas ciudades constituyeron los dos asentamientos urbanos más importantes del Imperio mexica.

Tlatelolco fungió como el principal receptáculo de comercio, pues a su gran mercado arribaban productos provenientes de todas las regiones dominadas por los mexicas.

Cuando los españoles llegaron por primera vez a este sitio, quedaron maravillados por la organización y la variedad de productos que se comercializaban en Tlatelolco. Los cronistas europeos narran la existencia de autoridades indígenas dentro del mercado, cuya función consistía en solucionar los conflictos mercantiles entre compradores y vendedores. También hacen referencia a la utilización de semillas de cacao como moneda de cambio.

Los trabajos de rescate en la zona arqueológica dan cuenta de 60 estructuras entre templos, palacios y altares.

Algunos de los edificios prehispánicos más importantes de Tlatelolco son el Templo Calendárico, el cual contiene una serie de glifos con representaciones del calendario ritual y de los dioses del tiempo, y el Templo Mayor, asociado al de Tenochtitlán por la similitud arquitectónica que guarda con este último.

Al visitar la Ciudad de México no dejes pasar la oportunidad de visitar este emblemático lugar y su recién inaugurado museo, el cual cuenta con 300 piezas arqueológicas relacionadas a la época prehispánica y novohispana.

Ubicación y acceso a la Plaza de las Tres Culturas

Eje Central Lázaro Cardenas esquina con Flores Magón, Tlatelolco, Ciudad de México

Metro cercano: línea 3 estación Tlatelolco

Metrobus: estaciones Ricardo Flores Magón y Manuel González

Horarios:

Lunes a domingo de 8 am a 6 pm.

Entrada libre.

Visitas guiadas y gratuitas de lunes a viernes de 8 am a 2 pm.

Fuente: INAH