Pintura griega helenística

Periodo helenístico de la pintura en la Antigua Grecia

Ejemplo pintura helenística griega
Imagen del 'Mosaico de Issos', también conocido como el 'Mosaico de Alejandro Magno', supuesta copia de una pintura griega del periodo helenístico. Museo Arqueológico Nacionales de Nápoles.

Pintura griega helenística se llama a la pintura del periodo helenístico en la Antigua Grecia (Hélade) que comprende la época entre el reinado de Alejandro Magno y la conquista de Grecia por los romanos, desde mediados del siglo IV a.C hasta mediados del siglo II a.C. Es conocida como la etapa de difusión y decadencia que sigue a la pintura clásica.

Como se menciona en el resumen de la pintura griega, apenas se han conservado obras pictóricas de este y otros periodos del arte griego.

Su estudio se basa en los pocos vestigios que se han encontrado, en los textos de los historiadores clásicos, la pintura de los vasos de cerámica y las copias posteriores.

En el caso de la pintura helenística, por la amplitud de su difusión e influencia en el arte de otras culturas, se toman como referencia principalmente frescos, mosaicos y tablas creados en un estilo de ascendencia greco-romana o a sabiendas, por los textos clásicos, de que ciertas obras más tardías que sí se han conservado son en realidad copias de pinturas griegas originales.

Seguramente no se trate de copias idénticas y su calidad no se pueda comparar, pero sí es posible extraer unos rasgos generales sobre la estética y características de este periodo de la pintura.

Características de la pintura griega helenística

La pintura griega helenística, como en los periodos anteriores, se empleaba en la decoración en los muros lisos (se han encontrado varios murales originales en tumbas), policromía de estatuas y ornamentos arquitectónicos, estelas funerarias y tablillas.

Las pinturas sobre cerámica, en vasos de mayor tamaño y con nuevos esmaltes de colores, caerán con el tiempo en desuso a favor de relieves decorativos imitando los vasos de metal.

En general, la pintura helenística griega se caracteriza por el énfasis en la herencia clásica recibida junto a un propósito decorativo y lustre de lujo.

Si bien al principio la pintura helenística sofisticó las formas clásicas, pronto caerá en una fase decadente.

Mientras se refinan aspectos anatómicos o de tridimensionalidad, las composiciones se vuelven más complejas, las posturas más dramáticas, se tiende a los efectos naturalistas, aumenta la atención por los detalles y las características particulares sobre las generales (sin llegar a perder del todo la idealización) y se tiende a la monumentalidad (murales y mosaicos) y el barroquismo.

Materiales y técnicas de la pintura griega helenística

Las técnicas pictóricas más empleadas durante el periodo helenístico continúan siendo, como en la pintura arcaica y la pintura clásica: el fresco, el temple y la encáustica. También se desarrolla el mosaico.

Temas de la pintura griega helenística

Además de los temas mitológicos, las batallas históricas y heroicas o las escenas de la vida cotidiana que están presentes a lo largo de todas las épocas de la pintura de la Grecia Antigua. Aumenta la popularidad del resto de temas clásicos más vulgares de encargo privado: arte votivo, bodegones, retratos, caricaturas…

En estos encargos privados es dónde el realismo va ganando terreno a la idealización característica de los periodos anteriores.

Existe más libertad en los retratos pudiendo el artista representar lo feo y lo individual. También se pusieron de moda los trampantojos.

Entre las pinturas de género hay que destacar el desarrollo e independencia que alcanzó el paisaje. Según cuenta Vitruvio los paisajes inspirados en la Odisea fueron especialmente populares.

Pintores de la Grecia helenística

El pintor más conocido de este periodo, a camino entre la pintura clásica y la helenística, fue Apeles. Pintor oficial de Alejandro Magno y admirado por su habilidad como dibujante, sus composiciones y efectos tridimensionales.

Ejemplos de la pintura griega helenística

  • Pintura mural en las tumbas de Vergina.
  • Pintura mural en la tumba de Filipo II de Macedonia.
  • Mosaico de Alejandro, según Plínio el Viejo copia de una pintura griega de finales del siglo IV a.C.
  • Retratos de Fayum, encontrados más tarde en Egipto pero considerados como una continuación de la tradición pictórica greco-romana.

Test de arte griego

¿Preparado para poner a prueba tus conocimientos sobre la pintura y la escultura de la Antigua Grecia? Ir al test: 10 preguntas sobre el arte griego.