Pintura griega arcaica

Periodo arcaico de la pintura en la Antigua Grecia

Pintura griega arcaica se llama a la pintura del periodo arcaico en la Antigua Grecia (Hélade) que comprende la época entre el final de la Edad Oscura y las Guerras Médicas, desde el siglo VII hasta el VI a.C. Es conocida como la etapa de formación que precede a la pintura griega clásica.

Como se menciona en el resumen de la pintura griega, apenas se han conservado obras pictóricas de este y otros periodos del arte griego.

Su estudio se basa en los pocos vestigios que se han encontrado y, sobre todo, en la decoración las piezas de cerámica, en los textos de los historiadores clásicos y copias posteriores romanas.

Origen de la pintura griega arcaica

La mayor muestra del origen de las pinturas griegas son las ánforas y vasijas que precedieron el estilo arcaico. El problema de sacar conjeturas generales a partir del estudio de estas piezas es que la pintura de la cerámica se trata de un tipo de pintura decorativa y dependiente muy condicionada por la forma y el espacio del soporte.

El estilo geométrico (X-VIII a.C.) caracterizado por la decoración con franjas decorativas de formas geométricas (ejemplo: Ánfora de Dipilón) y el estilo orientalizante (VIII-VII a.C.) en el que se prefiere la representación de las figuras humanas, asientan las bases para los inicios de la pintura griega. Las características de ambos estilos estarán presentes en la cerámica griega arcaica y supuestamente también en su pintura.

Características de la pintura griega arcaica

Además de decorar las ánforas y vasijas cerámicas, la pintura griega arcaica se empleó en la decoración de muros y ornamentos escultóricos de la arquitectura griega (templos, tumbas, palacios, etc.), en la policromía de estatuas y relieves, estelas funerarias y tablillas.

Al igual que en el arte egipcio y mesopotámico, la importancia del dibujo y de la línea dominan la pintura. Las figuras son muy expresivas, simplificadas con poco detalle, esquematizadas, estilizadas y monócromas (de color negro) sobre un espacio neutro (de color rojo o amarillo).

Aún no se aplica un canon de proporciones y los colores son planos. Las composiciones son horizontales y bidimensionales, sin efectos de perspectiva o claroscuro.

Materiales y técnicas de la pintura griega arcaica

Aunque la mayoría de las muestras de pintura arcaica están pintadas sobre piezas de cerámica, esto no quiere decir que fuese el soporte predilecto. Los medios y técnicas de la pintura griega fueron tan variados como sus usos.

Sobre los muros se utilizaba la pintura al fresco o al temple, sobre las esculturas de piedra y madera la témpera y la encaústica y sobre las ánforas y vasijas la paleta de colores se limitaba a aquellos pigmentos capaces de soportar las altas temperaturas del horno (amarillo, rojo, blanco y negro).

Temas de la pintura griega arcaica

Los temas más frecuentes son las escenas cotidianas (ritos de sepultura incluidos), mitológicas y heroicas.

Pintores de la Grecia arcaica

El nombre de los pintores griegos arcaicos y los títulos o detalles de algunas de sus obras se conocen gracias a los registros de los historiadores clásicos:

  • Cleantes: Se distinguía pintando figuras monócromas sobre un fondo de color.
  • Ecfantos: Añadió toques de distintos tonos de rojo.
  • Cratón de Sicione: Pintaba sobre fondos blancos.
  • Eumarés de Atenas: Pintaba de blanco la piel de las figuras femeninas a la manera de los egipcios.
  • Cimón de Cleonés: Se le atribuye la preocupación inicial por el desnudo y la anatomía en la pintura.

Ejemplos de la pintura griega arcaica

  • Vaso François

Test de arte griego

¿Preparado para poner a prueba tus conocimientos sobre la pintura y la escultura de la Antigua Grecia? Ir al test: 10 preguntas sobre el arte griego.