Pinos de Norfolk

Conoce uno de los pinos ornamentales más fáciles de mantener en casa

Pinos de Norfolk
Pinos de Norfolk. Getty Images

La primera vez que me fijé en uno de estos pinos fue extrañamente en un restaurante de comida china. De esto van muchísimos años, pero recuerdo que en cada mesa había uno como parte de la decoración. Estaban sembrados en tiestos poco profundos, como los que se utilizan para los bonsái. En la base, tenían pequeñas figuritas hechas de plástico con hombres asiáticos pescando o meditando.

Niño al fin, estos raros pinos me llamaron muchísimo la atención, ya que los asocié inmediatamente con los árboles de Navidad, una de mis épocas favoritas.

Lo que no me quedaba claro era qué hacían aquellos chinos pescando debajo del pequeño pino navideño, donde yo esperaba ver regalos envueltos con moñas de colores.  Con los años y algunas lecturas, me enteré de que estos no eran pinos reales. 

Pino de Norfolk 

Como bien sugiere su nombre común, estos árboles son nativos de Norfolk, una isla cerca del continente australiano. Su nombre botánico es Araucaria excelsa. Estos árboles son tropicales y prefieren los climas cálidos, húmedos y soleados. 

Debido a sus formas tan ornamentales, hoy en día es muy fácil encontrar estos árboles en muchísimas otras partes del mundo. La simetría de sus ramas y su estilizado aspecto vertical, lo convierten en uno de los árboles favoritos de muchos arquitectos paisajistas, ya que le agregan altura a los jardines sin ocupar demasiado espacio horizontal.

Como árbol ornamental

Basta con ver uno para entender el por qué gustan tanto.

Cuando son pequeños dan la impresión de ser pinos trabajados con la técnica de bonsái. Imagino que por esta razón aquel restaurante chino los adornaba con las figuritas orientales en la base. Imitando las decoraciones típicas que se le agregan a los bonsáis.

Si se plantan en el terreno de un patio, este árbol puede llegar a crecer a más de 50 metros de altura.

Lo bueno es que como crece de forma vertical y no tanto hacia los lados, no invade el resto de los espacios en el jardín. También son bastante simétricos, ideales para diseños paisajistas. 

Para interiores

Muchas personas prefieren mantenerlos un tiesto, ya que de esta forma no sólo pueden controlar su crecimiento, pero también lo pueden mover de un lado al otro y usarlo como parte de las decoraciones dentro de la casa.

Este árbol tiene un crecimiento bastante lento, lo cual lo hace más atractivo como árbol ornamental, ya que no hay que estarlo podando o preocupándose por que crezca demasiado rápido y sobrepase el espacio provisto.

Aún en interiores, debes colocarlo en un lugar donde entre buena luz solar al menos parte del día. De otra forma, tendrás que sacarlo fuera de la casa en la mañanas para que reciba buena luz solar. Lo ideal es colocarlo en algún lugar por donde entre luz fuerte pero de forma difuminada.

Clima y luz solar

Como ya mencioné, este pino crece mejor en climas cálidos y algo húmedos. Inclusive puede aguantar las brisas salinas de la costa y la cercanía al mar. Por otro lado no es amante del frío, aunque una vez adulto puede soportar bien algunos bajones de temperatura durante el invierno.

Lo ideal es cultivarlo a pleno sol. Pero si lo mantienes en un tiesto, es conveniente es buscarle un lugar en la terraza o el balcón donde reciba los rayos del sol de forma parcial, ya sea solo en la mañana o en la tarde. También puede estar en una zona bien iluminada y que reciba la luz de forma indirecta. 

Terreno

Este pino no es muy exigente en cuanto al terreno. Pero lo ideal es proveerle un terreno combinado. Si piensas enmendar el terreno, puedes combinar 2 partes de tierra para jardín, 1 parte de arena para promover mejor drenaje y 1 de composta orgánica madura para promover la buena actividad biológica en el terreno.

Riegos

Durante sus primeros años es bueno mantenerle el terreno levemente húmedo, asegurándote de no crear encharcamientos. Si lo mantienes en interiores, asegúrate de que elimine los excesos de agua por los boquetes para drenaje, estos excesos le pueden llegar a pudrir las raíces.

Si el árbol es muy pequeño, puedes utilizar una botella con atomizador para humedecer la tierra. 

Propagación y fertilizantes

Este árbol se puede propagar por semilla o por esqueje. Pero sinceramente, su crecimiento es tan lento que es mejor conseguir una plantita ya crecida para plantar. 

Para fertilizar, lo mejor es utilizar composta orgánica madura. También puedes utilizar algún fertilizante líquido bien balanceado para plantas de interiores o para exteriores, dependiendo de donde esté plantado. Procura diluir el fertilizante con bastante agua, ya que con este pino menos siempre más.

Sea en interiores o exteriores, el pino de Norfolk es bien fácil de mantener saludable. Su espigado crecimiento y sus formas simétricas lo hacen una magnífica alternativa a la hora de escoger plantas para decorar nuestros hogares y nuestros jardines.