Pikillacta, Valle Sur en Cusco

01
de 06

Parque arqueológico Pikillacta

Foto Mixha Zizek

Este lugar arqueológico está situado en la provincia de Quispicanchis, a 30 kilómetros del sureste de la ciudad del Cusco. Pikillacta significa pueblo pulgas. Al paso se encuentran los distritos de Oropesa, Tipón, Lucre y Andahuaylillas. Se encuentra a 3350 metros sobre el nivel del mar.
Pikillacta fue uno de los centros administrativos y políticos más importantes de la cultura Wari o Huari, la cual es originaria de Ayacucho. Los viajeros pueden acceder por la ruta de Puno y Arequipa.

02
de 06

Edificación en el piquillacta

Foto Mixha Zizek

Pikillacta se encuentra dentro del Circuito Valle Sur, por ende los viajeros que adquirieron su Boleto Turístico Completo tienen acceso gratuito al lugar. Al llegar se puede ver terrazas, acueductos, calles, sistemas de caminos, canales, cavidades de piedra, yeso y barro. Las construcciones están conformadas por más de 700 estructuras (edificios), 200 kanchas o apartamentos, 504 almacenes o qolqas y otras edificaciones. La mayoría de construcciones son de piedra sin tallar, barro, organizados en calles y muros bifurcados. Los edificios tiene alrededor de 2 ó 3 pisos, incluso algunos muros llegaron a medir 12 metros de alto. Se presume que deben haber vivido alrededor de diez mil personas.

03
de 06

Pikillacta, ciudad amurallada

Foto Mixha Zizek

El lugar tiene un aspecto de ciudad "fortificada", casi amurallada. La mayoría de los muros fueron hechos de piedras sin labrar, extraídas de los cerros, unidas con lodo, y revestidas de barro y cal.
El parque tiene otros sitios importantes como Choquepuqyo, Kañaraqay, Minaspata, Amarupata, Salitriyuq, Tamboraqay, Qaranqayniyuq y otros más. Por el oriente está la laguna, donde se ven muchas terrazas de cultivo por las montañas, por abajo hay ciertos edificios que se usan ocasionalmente como lugares de descanso para los visitantes que se encuentran de paso. Hacia el este, hay una gran pared que tiene un acueducto de agua. Después está el Rumicolca o Rumiqolqa, la cual se utilizó para ver llegar a las personas a la ciudad.

04
de 06

Pikillacta, sectores

Foto Mixha Zizek

Para la mayoría de investigadores el Pikillacta pudo ser un centro ceremonial y urbano. La vista es maravillosa, se puede ver todo el valle y el lago de Huacarpay y de Lucre. Más adelante se puede ver una larga muralla por todo el lugar.
Pikillacta tiene diversos estamentos de piedra, a los cuales se accede por peldaños, y que estaban antiguamente unidos entre ellos por canales de circulación del agua proveniente de los montes aledaños, hacia la ciudadela. Actualmente no llega el agua al lugar.

Hay muchos misterios alrededor de la cultura Wari y la zona arqueológica de Pikillacta. Todavía hay miles de cosas por averiguar sobre el lugar. Por ello, penetren en el paisaje, respiren el aire puro, sientan el lugar y vean a su alrededor, es asombroso y relajante.

05
de 06

Pikillacta, centro administrativo Wari

Foto Mixha Zizek

Fue uno de los centros administrativos de los Wari, fue un punto estratégico. Tenía doble función, se utilizó como centro ceremonial y a la vez residencial; en el cual vivían los gobernantes, los trabajadores y los sacerdotes. Fue una de las fronteras en los Andes Centrales del Perú.

06
de 06

Rumicolca

Foto Mixha Zizek

Al seguir la ruta, alrededor de 500 metros. Los viajeros llegarán a un inmenso portal de piedra y canales cerca a la carretera. Era una de las formas de acceder a la región. Al llegar sabrán que llegaron a la portada acueducto de Rumicolca almacén de piedra. Uno de lo lugares donde se extraía el andesita que era utilizado para construir los edificios más significativos del Cusco.
Increíble ¿no lo creen?