Pierde 5 kilos en solo un mes

Puedes perder de 3 a 5 kilos sin pasar hambre

bajar-de-peso-en-un-mes.jpg
En un mes puedes adelgazar hasta 5 kilos de forma saludable. Imagen Fuse / Getty Images

Sabemos que los milagros no existen. Pero hay dietas que funcionan mejor que otras y la dieta de los 31 días es una de ellas. Con ella podrás bajar de peso: hasta 5 kilos si eres mujer y hasta 8 si eres hombre, afirma la autora del plan, la nutricionista Ágata Roquette.

La propia experta, antes de hacer pública su dieta, tuvo que luchar contra el sobrepeso. De hecho, tras consultar sin éxito a varios endocrinos y nutricionistas "decidió encontrar una dieta con garantías fácil de cumplir en la estresante rutina del día a día", señala en su libro publicado en La Esfera de los Libros.

Según indica, probó las dietas hiperproteicaspero las descartó por sus efectos nocivos para la salud. Revisó las que preferían las estrellas de Hollywood como la dieta Atkins y la South Beach, pero finalmente elaboró una propia teniendo en cuenta las costumbres de la cocina mediterránea, sanas y buenas para el corazón y la salud en general.

Así nació un plan de régimen que ayuda a bajar de peso sin demasiadas restrcciones alimentarias, sin pasar hambre y sin exigir tantos esfuerzos que cualquiera que lo realice pierda la motivación, esencial cuando se está intentando adelgazar.

¿Por qué almacenamos grasa?

Agatta Roquette explica por qué almacenamos grasa en el cuerpo, sobre todo, en la zona abdominal. Desde los orígenes, el ser humano se acostumbró a almacenar grasa para los periodos de escasez. Pero hoy no es necesario ya que, la mayoría, no pasará hambre. Sin embargo, el organismo sigue almacenando grasa y eso hace que engordemos ya que la grasa que tenemos en la zona del abdomen no se llega a quemar porque no pasamos épocas de hambre.

Además de poner en riesgo la salud.

¿Cómo se puede evitar?

Almacenar grasa indica que existe resistencia a la insulina, indica la autora de la dieta de los  31 días. Esto quiere decir que la hormona no procesa de forma eficaz los azúcares y las grasas. ¿Cómo evitar esta resistencia? Reduciendo determinados hidratos de carbono durante un corto espacio de tiempo.

Pasado este lapso se podrá volver a comer de todo.

Los hidratos de carbono

La nutricionista explica que los hidratos de carbono son macronutrientes que contienen az´cuares (glucosa) que pueden llamarse de distintas formas:

  • Almidón (pan, pasta, arroz, patata)
  • Sacarosa (azúcar común)
  • Lactosa (productos lácteos)
  • fructosa (fruta)
  • Maltosa (cerveza)

Los almidones se llaman hidratos de carbono complejos. Esto quiere decir que la glucosa entra más despacio en el torrente sanguíneo.

Los demás son simples y la absorción es rápida.

Según explica la experta, los hidratos de carbono fueron durante mucho tiempo la base de la pirámide nutricional y las recomendaciones consistían en que entre un 55 y 60% de la energía que obtuviéramos a través de los alimentos fueran a través de ellos. Pero hoy es innecesario.

El papel de la insulina

En el proceso de digestión, el organismo coge el azúcar de los hidratos de carbono y los transforma en energía. Cuando entran en el torrente sanguíneo, el páncreas libera insulina que es la responsable de retirar esos azúcares de la sangre y llevarlos a los órganos que los necesitan. O almacenarlos para otra ocasión.

El cuerpo de un individuo sano producirá tanta insulina como azúcares para ir eliminándose de la sangre.

Un diabético, en cambio, no obtendrá la misma cantidad de insulina para eliminarlos, por eso los azúcares se quedan en la sangre.

Si los carbohidratos son complejos y de absorción lenta (como decíamos, pasta, arroz, pan, sobre todo integral) la insulina se irá liberando de forma gradual. Como los niveles azúcares en sangre también suben lentamente y descienden más despacio, se está más tiempo saciado. Si tomamos azúcares simples, la subida y bajada es rápida y sentimos hambre antes.

Qué pasa si ayunamos

Si pasamos mucho tiempo sin comer, el nivel de azúcar en sangre disminuye. Cuando volvemos a ingerir comida, estamos hambrientos, comemos más y el páncreas tiene que darnos un chute de insulina. Eso significa que se asimilará todo más rápidamente y pronto volveremos a querer comer. Almacenaremos más grasa, la resistencia a la insulina será mayor, quemaremos menos azúcar, incrementaremos el riesgo de padecer diabetes tipo 2y, por supuesto, engordaremos.

Por eso, si se quiere bajar de peso es imprescindible comer al menos cinco veces al día. Ahora bien, ¿qué y cuanto para adelgazar?

Combinación de alimentos

La autora del libro sobre cómo bajar de peso en un mes también explica que la combinación de alimentos influye a la hora de extraer los azúcares. Por ejemplo, señala que si los azúcares están separados de otros alimentos se asimilan más, es decir, más insulina, mayor asimilación, más hambre en poco tiempo. En cambio, si los combinamos con otros nutrientes que además de azúcares contengan fibra, grasa, ácidos (limón, vinagres, pan fermentado) la asimilación será más lenta.

El ejemplo del pan

El pan blanco se asimila rápido. En cambio, si tiene fibra, es decir, es integral, con cereales o pan negro, se asimilará más lentamente. Y si va acompañado de una proteína como el queso o el jamón más lento aún. Con lo que tendrás hambre más tarde y comerás menos.

Adelgazar en solo un mes

Estas explicaciones le sirven a la autora de la dieta de los 31 días para bajar de peso  para asegurar que un individuo sano, sin ninguna patología, puede adelgazar sanamente teniendo en cuenta algunas consideraciones y sin tener que someterse a una dieta hipocalórica y con platos aburridos que le hagan desistir.

También desmonta algunos mitos para adelgazar basándose en la teoría del índice glicémico (IG) por la que algunos alimentos con un elevado IG no sacian y hacen que tengamos hambre antes (por ejemplo, comiendo solo verduras y hortalizas, o comiendo solo fruta o reducir la cantidad de carne, pescado, marisco, etc).

Su plan está dividido en cuatro fases y, aunque podría considerarse como una dieta proteinada no restringe otro tipo de alimentos pero sí los recomienda consumir de manera controlada.

Además, establece las siguientes recomendaciones:

  • No ingieras hidratos de carbono solos. Cómelos con alguna proteína o grasa saludable (fruta y frutos secos por ejemplo como tentempié o fruta con yogur).
  • Inclínate por  hidratos de carbono de absorción lenta, integrales para aprovechar todos los beneficios de la fibra.
  • Haz cinco comidas al día y evita algunos errores en la dieta.
  • Y un gran consejo de uno de los padres de la Nutrición, Francisco Covian: come con el puño. Es decir, ingiere pocas cantidades pero bien seleccionadas para garantizar que no te falte ningún nutriente.