Piercings en los labios

La perforación más sensual y atractiva.

Foto Flickr (Shekynah)

Los piercings en la boca aportan distintas personalidades. Partiendo del lugar donde estén colocados, y la joya que se utilice, pueden dar la imagen de una persona rebelde, inconformista, de carácter fuerte, aportar sensualidad o simplemente llamar la atención sobre esa parte de la cara que es tan llamativa. Sobre todo si se tiene una boca bien formada y carnosa.

Si tienes pensado hacerte un piercing en los labios, te mostraré los tipos de piercings que puedes elegir y que mejor vayan con tu personalidad.

También puedes visitar la galería de imágenes de piercings de labios para que veas cómo quedan.

Labret

El nombre viene por el sitio en el que se ubica el piercing: el labrum. Es una sola una perforación en el labio inferior. Generalmente se elige en el medio del labio, justo en la parte donde termina la boca. Entre la barbilla y el labio. Para este tipo de piercing puedes elegir los que acaban en punta, de colores o con formas. Están disponibles en materiales como oro, acero y titanio.

Labret Vertical

Pasa por el centro del labio inferior y por fuera. La barra que se elige para adornar tiene curvatura, de esa manera facilita la adaptación.

Labret Horizontal

Se trata de una barra horizontal que va a través de la parte interior del labio y sobresale con dos bolitas que se ven por fuera del labio.

Picaduras de Ángel

Se realizan perforaciones del labio superior y del labio inferior. La barra pasa entre las perforaciones.

General se utilizan dos a la vez, pero puede utilizarse también uno.

Monroe

Es uno de los piercings que más se realizan. La perforación se hace en la parte superior del labio, a modo de lunar. Emulando a la actriz Marilyn Monroe.

Medusa

Se perfora en el hueco que queda entre la nariz y el labio superior y la joya que se usa es la barra.

Algunas veces puede resultar molesto, ya que puede irritarse la mucosa que atraviesa. Tiempo de curación: de 6 a 10 semanas.

Tamaños de los piercings para labios

Los piercings para el labio tienen diferentes tamaños de 20, 14, 16. Cuando se realiza la perforación, y hasta que se cura, se utiliza una joya un poco más larga para evitar molestias y que se acomode a la hinchazón normal que sufre el labio cuando es perforado. Una vez curado, puedes cambiarlo por el tamaño, forma y estilo que te guste.

Tiempos de curación:

Los piercings en los labios tardan de 4 a 8 semanas en curar. Tan solo el Medusa es el que tarda un poco más: de 6 a 10 semanas.

Síntomas de infección:

•Enrojecimiento, picazón o salpullido en la zona perforada.

• Dolor persistente al mover el piercing.

• Supuración de pus, sangre o mezcla de las dos.

Cosas a tener en cuenta:

•Los piercings en el labio se pueden infectar, y la infección se puede extender a la parte interior o al exterior de la boca.

•Los dentistas no lo recomiendan, ya que el metal de la joya puede provocar deterioro en los dientes, producir daño en las encías y la lengua.

•Muchos piercings no cierran el orificio donde han sido colocados. Muchas veces verás las marcas en personas que han decidido quitárselos.

El hueco sigue ahí.

•Tener muy en cuenta los tiempos de cicatrización, y no quitarte la joya para cambiarla por otro mientras dure el proceso. Lee cuidados a tener en cuenta y preguntas frecuentes sobre los piercings.

•Debes tener especial cuidado con que no se enganche con nada de forma accidental, ya que se pueden producir desgarros que te provocarán un dolor intenso y te dejarán cicatriz.

•Si ves que alrededor del piercing no hay síntomas de que este cicatrizando debidamente, sí que debes quitártelo.

Otras opciones

Si no deseas realizarte una perforación, puedes elegir los diferentes tipos de joyas que dan la sensación de que atraviesan los labios. Se le llaman piercings falsos o de imitación. Para este tipo de piercings se utilizan los aros, que pueden colocarse en los costados de los labios.

También los hay que se ponen con un imán interior u otros que hay a modo de pegatina.