Piercings en el cartílago de la oreja. Tipos y consejos para cuidarlos

Nombres, consejos y cuidados de la perforación

Foto Flickr (copyright galería de Marina)

Siempre que decidas realizarte un piercing en un cartílago, sea en la oreja o en la nariz, acude siempre a un profesional.

El cartílago es algo delicado y el proceso es doloroso, por lo que un anillador facilitará mucho el trabajo y además lo realizará en el menor tiempo posible, con la mejor garantía. A continuación te muestro los tipos de piercings que puedes elegir.

Tipos de piercings en el cartílago de la oreja

(Pica en el enlace de cada nombre para que puedas ver la foto)

-Piercing en el hélix: se realiza en la parte superior de la oreja y suele adornarse con un aro.

-Piercing en el antihélix: es el que se realiza en el cartílago que parece una bolita, justo entre la cara y la oreja.

-Piercing en el hélix interno: se realiza en la parte donde se conecta al canal de audición. Digamos que en el centro de la oreja y justo antes de entrar en el orificio del oído.

-Piercing en el Snug: se practica en la parte del cartílago más grueso.

-Piercing caracola: la perforación se realiza en el centro de la oreja y atraviesa a esta por su parte posterior.

-Piercing antitragus: Se realiza en la parte del cartílago que queda justo encima del lóbulo de la oreja.

-Piercing en el lóbulo: es el que se realiza tradicionalmente y el menos doloroso.

-Piercing industrial o transversal: se hace en la parte superior de la oreja y para ello se practican dos perforaciones.

La joya queda expuesta en toda su totalidad transversal.

Cómo debes limpiarlo:

¿Cómo se limpia un piercing en el cartílago de oreja?

Limpia la zona del cartílago donde te has realizado el piercing dos veces al día. Una por la mañana y otra por la noche. Recuerda que no debes abusar de la limpieza, ya que podrías humedecer demasiado la zona y provocar bacterias e infecciones.

Para ello utiliza una solución salina. 

A continuación sigue estas pautas:

  • Primero debes lavarte bien las manos con agua y jabón antes de tocar el piercing.
  • La joya debes moverla durante la limpieza. Debes saber que se acumulan segregaciones alrededor del piercing y estas deben ser eliminadas durante el lavado.
  • Utiliza una gasa para la limpieza. Es mucho mejor que el algodón, ya que este puede dejar residuos en la perforación.
  • Cuando hayas limpiado la zona a consciencia (suele doler un poquito los primeros días porque el piercing suele pegarse a la piel) seca bien la zona. Recuerda que la humedad es un caldo de cultivo para las bacterias.
  • Evita el rozamiento de la zona con la almohada. Duerme por el lado contrario de donde te hayas perforado y mantén limpia la funda de la almohada.
  • Evita que prendas de ropa como sudaderas con capucha, gorros o el propio cabello toquen la zona. Conseguirás que tu piercing en el cartílago de la oreja se cure más rápido.
  • Consulta también preguntas frecuentes sobre piercings.

¿Cuándo tarda en curarse?

En la zona de la oreja puede tardar aproximadamente tres o cuatro semana si cumples con lo anteriormente descrito. También debes saber que hay otras perforaciones que se realizan donde hay cartílago y suelen tardar en curarse hasta un año.