¡Photoshop al rescate de los recuerdos! (Primera parte)

01
de 05

El valor de las imágenes

Retrato antiguo restaurado
Retrato restaurado de mi abuela. Ricardo Avila.

Aquellos que disfrutamos expresándonos a través de las imágenes, también sabemos reconocer el valor de las mismas y probablemente uno de los factores que más nos hace apegarnos a una fotografía o película antigua, es la emotividad.

Sin embargo, la fotografía no fue perfecta en sus inicios y pese a los adelantos tecnológicos de nuestra era, todavía no lo es ahora. Por eso es común encontrar hasta la fecha en nuestros álbumes familiares, retratos de nuestros padres o abuelos en mal estado.

Adobe Photoshop es un programa para proceso de gráficos que entre sus poderosas cualidades, ha ganado prestigio en la restauración de imágenes y aunque muchos expertos realizan procedimientos verdaderamente milagrosos para este efecto, existen algunas herramientas sumamente sencillas que todos podemos utilizar.

02
de 05

Daños comunes

Retrato deteriorado
Retrato antiguo dañado. Jesús Avila.

Las emulsiones utilizadas en las ampliaciones fotográficas, obedecen a principios químicos de foto sensibilidad que a pesar de haber sido perfeccionados, son susceptibles de continuar reaccionando a los efectos de la luz con el tiempo. Cuando observamos una fotografía antigua como la que aquí se ilustra, podemos apreciar que ha perdido detalle en las zonas de luz al continuarse sobre exponiendo y que este mismo efecto provoca también la pérdida de nitidez. Por otra parte, los papeles donde descansan las emulsiones, son materiales frágiles que al no ser tratados con cautela, pueden presentar arrugas, fracturas e incluso contaminación por líquenes y hongos.

03
de 05

1er paso de restauración: Niveles

Restauración: nivelación de gama tonal
Aplicación e niveles en el proceso de restauración de imagen en Adobe Photoshop. Ricardo Avila.

Iniciaremos un breve y sencillo proceso de restauración que tú puedes reproducir en casa aún sin tener un conocimiento avanzado en las funciones de Adobe Photoshop. Lo primero que haremos será recuperar la reproducción de sombras y luces, por medio de la herramienta de niveles.

Esta herramienta que puedes activar en el panel superior: Imagen>Ajustes>Niveles o presionando el acceso rápido Ctrl + L presenta un histograma en el cual podemos interpretar que las zonas planas carecen de información y que el área donde se concentra la gráfica de tonos de grises, es reducida. Para ampliar la reproducción de la escala de grises, lo cual se refleja en una mejoría en la zonas de luz, sombra y el contraste entre las mismas, sencillamente utilizamos los triángulos en los extremos de la escala y los aproximamos hacia la zona donde la gráfica está concentrada.

04
de 05

2º paso de restauración: Corrección puntual

Spot healing tool
Aplicación de la herramienta pincel corrector puntual en el proceso de restauración en Adobe Photoshop. Ricardo Avila.

A continuación utilizaras la herramienta “Pincel Corrector Puntual” (una complicada traducción a Spot Healing Brush Tool), que localizaras en el panel de herramientas a la izquierda de tu pantalla (modo default) o simplemente presionando la letra “J”.

Con esta herramienta, obtienes una brocha que puedes configurar como cualquier otro pincel en sus propiedades de tamaño y suavizado y que simplemente, puedes colocar sobre cualquier punto o pintar sobre las manchas continuas (como las arrugas del papel) para que Photoshop, en un asombroso cálculo sobre los pixeles de la proximidad, las desaparezca.

05
de 05

3er paso: Clonación de pixeles

Clone Stamp Tool
Aplicación de la herramienta tampón de clonar en el proceso de restauración de imagen en Adobe Photoshop. Ricardo Avila.

Algunos detalles como el punto blanco que aparece en el ojo izquierdo del retrato, requieren de un trabajo más puntual, para ello, utilizarás la herramienta “Tampón de clonar” (Clone Stamp Tool), también ubicada en tu panel izquierdo de herramientas o activándola con la letra “S”. Nuevamente la configuración de la herramienta se puede efectuar como la de cualquier otra brocha. Acércate al área a retocar, toma un muestreo (tecla Alt) del área a clonar y aplícalo en la zona dañada. Toma en cuenta que la zona de muestreo avanza a la par de la brocha cuando la aplicas, por lo tanto, si repentinamente te sales del área de muestreo, la brocha comenzará a reproducir pixeles que no deseabas. Para prevenirlo, vuelve a efectuar de nuevo el muestro, tomando en cuenta la distancia de recorrido de la brocha y reajústalo el número de veces que sea necesario.