Los amores y desamores de Pedro Infante

Estatua de bronce en honor a la vida de Pedro Infante
Estatua de bronce en honor a la vida y tiempos de Pedro Infante, Mazatlán, México. Mark D Callanan/Getty Images

La interpretación de papeles como charro y hombre de campo recio, de caballero varonil y mujeriego, le dieron al actor y cantante mexicano Pedro Infante una entidad como símbolo de la mexicanidad, del hombre mexicano... y por ende, el amor y fascinación de mujeres a lo largo y ancho del mundo.

Pero, Pedro Infante, ¿a quién amó realmente y por quién se dejó amar antes de fallecer en un accidente de aviación acaecido en las proximidades de Mérida, Yucatán, en 1957?

A la edad de 17 años, durante su adolescencia en Guamúchil, se convirtió en padre de una niña como consecuencia de su romance con Guadalupe López, la que fue su primera novia formal, pero dicha relación no fue conocida hasta que Infante ya había muerto en el accidente. La niña se lamó Guadalupe Infante Márquez, pero no fue suficiente razón como para que Pedro se quedara al lado de su amor adolescente.

Fue María Luisa León, que era una cougar diez años mayor que él, quien sedujo y convenció a Pedro Infante para que se mudaran a la Ciudad de México en busca de mejores oportunidades profesionales, teniendo en cuenta que en ese momento, ya había alcanzado cierto reconocimiento como cantante en Sinaloa. Se casó con esta mujer sabia y madura en México, y un año después adoptaron a Dora Luisa Infante hija de María del Carmen Infante, hermana de Pedro. Tampoco esta segunda hija o la mujer con la que se había casado fueron suficiente para el seductor Infante.

Posteriormente conoció a la bailarina y actriz Lupita Torrentera, ¡cuando ella tenía solamente 14 años! y con ella fue padre tres veces más: nacieron de esta unión Graciela Margarita, Pedro y María Guadalupe Infante Torrentera.

Aún hubo tiempo para más hijos, de su relación con la joven actriz Irma Aguirre Martínez, de solo 16 años y mejor conocida como Irma Dorantes, nació Irma Infante.

 

Lupita Torrentera

Es la que más testimonios ha dejado acerca de Pedro Infante como hombre y amante. Recuerda que vivió con él un amor inolvidable, que la supo conquistar con sus detalles, hasta que las infidelidades de Pedro dieron por tierra con la relación. "Yo me dedicaba a mis hijos y a Pedro, viví momentos maravillosos y cuando me separé me dolió en el alma, pero ya no podía soportar sus infidelidades y el descaro de sus otras mujeres". Lupita señala que lo que la hizo tomar la decisión de abandonar a Pedro fueron las llamadas por teléfono que le hacía Irma Dorantes, quien le decía que Pedro había estado con ella

Ellos tuvieron seis años de convivencia, que les dieron tres niños. La convenció de unirse a el aún estando casado con su primera esposa, María Luisa León. Lupita dice que el tiempo juntos fue maravilloso: "No sabía que él era casado, yo tenía 14 años cuando lo conocí y cuando mi mamá, Margarita Bablot se enteró de su engaño intentó quemar su casa", confesó la actriz. "Una vez lo vi afuera de su casa, otra me lo presentó Miguel Aceves Mejía, en la XEW, pero fue hasta que nos encontramos en el teatro Folis, donde yo me presentaba, que me dijo que me quería ver actuar".

La mamá de Lupita no estaba nada contenta con la relación porque todas las mujeres querían estar con Pedro y sabía que su hija terminaría sufriendo por amor, así que Pedro Infante le escribía recaditos en un pedazo de papel en los que le decía: "Chaparrita eres muy bonita, te mando muchos besos".

Lupita recuerda que, un día, Pedro insistió en llevar a Lupita y a su mamá a su casa en su auto, y al llegar le pidió permiso a doña Margarita para darle un beso en la mano de su hija, "yo usaba guantes, y cuando oí eso me los quité muy rápido, es fue el primer contacto que tuvimos", dice sonriendo. Unos días después la besó en medio de un baile, "chaparrita me encantas", le dijo, y ella murió de amor y de deseo, no lo dudó más y se fue a vivir con él aunque era muy joven. 

"Según platica la leyenda, cuando mí tío Pedro murió, había afuera de la casa de la abuela Cuca más de 25 mujeres que decían que tenían hijos de él, pero no había fundamentos legales para confirmarlo", señaló a la prensa su sobrino en el 50 aniversario de la muerte de Infante.