Pasos y técnicas para vivir un fin de semana tántrico

01
de 02

Tiempo de romanticismo y ternura (Primer día - fin de semana tántrico)

©Mamjodh/Creative Commons
©Mamjodh/Creative Commons

El fin de semana tántrico es un ritual de sexualidad sagrada que suele hacerse en tres días para que se produzca la comunión entre la pareja de manera progresiva, a través de sus diferentes etapas. Pero si no dispones de tres días, puedes con tu pareja hacer una adaptación de este ritual. Al final, lo más importante será la actitud de apertura y aceptación, y la intención amorosa y sensual de ambos.

Paso a paso del 1er día tántrico

1. Este día inicia el viernes al atardecer, y como vendrás con tu pareja de una semana de trabajo, lo primero que harán será preparar la habitación para el encuentro. Mientras uno se baña, el otro puede ir decorando la habitación con flores, pañuelos de seda, incienso, etc. Se pondrán ropa cómoda y suave, apagarán las luces y juntos encenderán las velas y el incienso para dar inicio a este fin de semana ritual, cargado de erotismo y sensualidad.

2. A lo largo del atardecer y hasta la noche tendrán tiempo para tomar un paseo si fueron a un lugar fuera de casa, leer poesía, escuchar música relajante y bailar música romántica. No hay prisas, no hay apuros, sólo tiempo para compartir y amar.

3. Ríe junto a tu pareja, bromeen un con el otro, jueguen y diviértanse, respetando el punto en que una broma deja de ser divertida.

4. Exprésale a tu pareja cuánto la amas, hablen de ustedes en el presente, no sobre algo que ocurrió ayer o algo que sucederá en el futuro. Dile cuánto te gusta la sonrisa de él o ella, la forma cómo te besa o acaricia, lo sabroso que está el queso o la fruta. Vuelve a cortejar a tu pareja y halágala con elogios y mimos.

5. Para la cena, compartan en la habitación la comida que trajeron, o pidan comida. Cada uno dará de comer al otro durante todo el fin de semana, con intención amorosa y sensual.

6. Cuando llegue el momento de acostarse vístanse con ropas sensuales, no tendrán sexo esa noche, pero sí se acariciarán y besarán suave y sensualmente, evitando tocar las zonas erógenas como los senos y genitales.

7. Duerman uno en brazos del otro, cultivando la energía de la ternura y el amor. El deseo y la pasión sexual se postergarán para el día siguiente.

02
de 02

Escalada progresiva hacia la pasión (Segundo día - fin de semana tántrico)

Paso a paso del 2° día tántrico

1. Despierten con la alegía de estar juntos disfrutando de esta experiencia única, y desayunen aliméntense el uno al otro.

2. Tras el desayuno comiencen un juego que pueden realizar dentro del hogar o afuera si están cerca de un lugar natural. Uno le vendará los ojos al otro, y quien no esté vendado lo guiará por los alrededores mostrándole diferentes objetos (comida, flores, telas, perfumes, etc.) para que los huela, toque y describa lo que está percibiendo. Luego de un rato se invierten los papeles. Este es un ejercicio que sirve para abrir los sentidos y para fortalecer la confianza entre la pareja, porque la persona que está siendo guiada debe confiar en que el otro no lo dejará caer o tropezar, ni le mostrará ningún objeto peligroso o desagradable.

3. A la hora del almuerzo nuevamente se alimentarán el uno al otro.

4. Pueden dormir abrazados y desnudos una corta siesta, que los ayudará a reponer energías y asimilar las experiencias vividas.

5. Después de la siesta hagan un paseo, conversen o escuchen música por un par de horas. Luego será el momento de tomar juntos una ducha, disfrutando de la cercanía y el roce de sus cuerpos. Vístanse con prendas sensuales y ligeras.

6. A continuación tendrán una sesión de caricias sensuales deliberadamente lentas. Para ello, cerrarán bien las puertas y ventanas de la habitación, y prenderán las velas y el incienso. Lentamente uno le quitará la ropa al otro, mientras se acarician. Cuando el nivel de excitación sea muy alto, detendrán las caricias y respirarán profundamente de la siguiente manera: la mujer recostada sobre su lado derecho y el hombre sobre su lado izquierdo, frente a frente y mirándose a los ojos, practicarán la respiración alternada, es decir, cuando uno inspira el otro espira, y viceversa. Una vez que la excitación haya cesado, pueden reiniciar las caricias, o bien permanecer abrazados, conversando, bromeando o en silencio, simplemente disfrutando del presente y de la presencia mutua.

7. Tiempo para la cena que será muy ligera.

8. Tras la cena, y después de haber descansado, tomen juntos un baño largo y sensual, a la luz de las velas. La idea es disfrutar del contacto con la piel del otro, acariciarse, enjabonarse y jugar con el agua. Permanecer abrazados y en silencio puede crear un intenso momento para la unión y la comunicación con tu pareja, una comunicación que va más allá de las palabras.

9. Regresen desnudos a la habitación para realizar una nueva serie de caricias (mínimo tres y máximo cinco) que detendrán cuando el nivel de excitación sea alto, para ir aumentando progresivamente la pasión. Esta vez utilizarán plumas, flores, telas, aceites aromáticos y cualquier otro objeto o juguete que sea agradable al contacto con la piel. Jueguen a descubrir cuáles son las áreas más sensibles en el cuerpo del otro. Como en ocasiones anteriores no llegarán al acto sexual ni al orgasmo, y practicarán la respiración alternada para bajar la excitación entre cada serie de caricias.

10. Tiempo para irse a dormir amorosamente, uno en brazos del otro.

Continúa leyendo:

 

  • Cómo alcanzar el orgasmo y el éxtasis sexual (3er día - fin de semana tántrico)

Fuentes:

Mumford, Jonn (1999). El yoga sexual.