Pasajes bíblicos para niños

Versos bíblicos fáciles de memorizar

kids.jpg
Niños. photostock/FreeDigitalPhotos.net

Estos pasajes bíblicos para niños son fáciles de memorizar. Son ideales para introducirlos en un devocional de familia. Familias pueden aprovechar estos versos para enseñar a sus hijos a leer la Biblia y honrarla. Estos pasajes están en versiones de la Biblia que son fácil de entender.

Génesis 1:1: En el principio creó Dios los cielos y la tierra. (RVR1960)

Salmos 1:6: Porque Jehová conoce el camino de los justos, más la senda de los malos perecerá.

(RVR1995)

Salmos 4:8: En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. (RVR1960)

Salmos 34:7: Pues el ángel del Señor es un guardián; rodea y defiende a todos los que le temen. (NTV)

Salmos 46:1: Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. (NVI)

Salmos 136:1: ¡Alabemos al Señor, porque él es bueno! ¡Su misericordia permanece para siempre! (RVC)

Salmos 139:14: ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! (NVI)

Salmos 150:6: ¡Que todo lo que respira alabe al Señor! ¡Aleluya! (DHH)

Proverbios 1:7: La sabiduría comienza por honrar al Señor; (DHH)

Proverbios 3:5: Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. (RVC)

Mateo 6:9-13: Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino.
Hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. No nos metas en tentación, sino líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, el poder, y la gloria,
por todos los siglos. Amén. (RVC)

Mateo 22:39: Y el segundo es semejante al primero: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (RVC)

Marcos 12:30-31: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.”  El segundo en importancia es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” No hay otro mandamiento más importante que éstos.» (RVC)

Lucas 6:31: Traten a los demás como ustedes quieran ser tratados. (RVC)

Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. (RVC)

Hechos 5:29: Es nuestro deber obedecer a Dios antes que a los hombres. (DHH)

Romanos 10:13: Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo. (RVC)

Efesios 6:1: Hijos, obedezcan a sus padres como agrada al Señor, porque esto es justo. (DHH)

Filipenses 4:4: Alégrense siempre en el Señor. Repito: ¡Alégrense! (DHH)

Filipenses 4:13: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. (LBLA)

Colosenses 3:16: La palabra de Cristo habite ricamente en ustedes. (RVC)

Gálatas 5:22-23: En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,  humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley. (DHH)

1 Corintios 10:31: En todo caso, lo mismo si comen, que si beben, que si hacen cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios.

(DHH)

1 Corintios 13:13: Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor. (NTV)

1 Tesalonicenses 5:17: Oren en todo momento. (DHH)

Hebreos 11:1: Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. (NVI)

1 Juan 4:8: El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. (DHH)

1 Juan 5:3: En esto consiste el amor a Dios: en que obedezcamos sus mandamientos.