Pasajes bíblicos para cada emoción y sentimiento

Uno de los regalos que Dios nos ha dado es su palabra en forma de la Biblia. En ella podemos encontrar la verdad sobre Dios, consejos para el diario vivir y esperanza para mañana. Leerla es tan refrescante como tomarse un vaso de agua. Si te encuentras en una situación en la cual necesitas palabras de ánimo o consuelo, refleja en estos pasajes bíblicos para cada emoción que pueda expresar un ser humano.

No te olvides de meditar en ellas en oración.

Alegría:
"Por eso mi corazón se alegra, y se regocijan mis entrañas; todo mi ser se llena de confianza." - Salmos 16:9

Estas agradecido:
"Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre. Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre." - Salmos 100:4-5

Estas triste o deprimido:
"Luego Nehemías añadió: Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza." - Nehemías 8:10

Te sientes solo:
"El ángel del Señor acampa en torno a los que le temen; a su lado está para librarlos." - Salmos 34:7

Sientes miedo:
"Ese amor se manifiesta plenamente entre nosotros para que en el día del juicio comparezcamos con toda confianza, porque en este mundo hemos vivido como vivió Jesús.

En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor." - 1 Juan 4:17-18

Te preocupas mucho por las cosas:
"Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán…Así que no se preocupen diciendo: "¿Qué comeremos?" o "¿Qué beberemos?" o "¿Con qué nos vestiremos?" Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas…- Mateo 25-34

Tienes nervios o te sientes ansioso:
"No les hablé ni les prediqué con palabras sabias y elocuentes sino con demostración del poder del Espíritu, para que la fe de ustedes no dependiera de la sabiduría humana sino del poder de Dios." - 1 Corintios 2:4-5

Sientes celos:
"No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos." - Filipenses 2:3

Estás enojado con alguien o algo:
"La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego." - Proverbios 15:1

Te has dado por vencido:
"Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo." - Juan 16:33

Te sientes tentado:
"Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos." - Hebreos 4:14-16

Triste porque falleció un ser querido:
"queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza. ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él… Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras." - 1 Tesalonicenses 4:13-18

*Nueva Versión Internacional