Parto en posición fetal de nalgas: riesgos y tus opciones

Posición fetal de nalgas
©Getty Images/Sebastian Kaulitzki

Se llama “posición fetal de nalgas” cuando el bebé, hacia el final del embarazo, se encuentra en una posición en que los glúteos o sus pies están hacia abajo, en dirección al cuello uterino de la madre (también se conoce como posición sentada o pélvica). La presentación normal para el nacimiento es con la cabeza hacia abajo (cefálica), pero si tu pequeño viene de nalgas, existen varios rumbos que puedes seguir, desde ejercicios y posiciones para incentivar la rotación del bebé, hasta maniobras externas, nacimientos invertidos o requerir una cesárea.

Cerca del 3% de los bebés vienen en presentación de nalgas al alcanzar el término (37 semanas de embarazo), según el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos. Al momento del parto, esta presentación es riesgosa porque la cabeza es la parte más grande del cuerpo del bebé, y si esta es la última parte en nacer, podría quedarse atascada en el canal del parto. Si esto sucede, el bebé corre riesgo de lesiones, sufrimiento fetal o hasta muerte. También podrían surgir problemas con el paso de oxígeno al bebé por el cordón umbilical, si este se daña o bloquea por el paso del cuerpo, o se enrolla alrededor de su cuello.

Existen tres variantes de esta posición:

  • Presentación de nalgas completa – las nalgas primero y las rodillas flexionadas
  • Presentación de nalgas franca – las rodillas del bebé están extendidas hacia arriba, con los pies cerca de la cabeza
  • Presentación podálica – los pies se presentan primero

    ¿Qué puedo hacer si mi bebé viene de nalgas?

    Durante el embarazo es normal que el bebé se dé vueltas y cambie de posición. Por ahí de los ocho meses de embarazo, tu pequeño se coloca en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo) en preparación para el parto. Un bebé que viene en presentación de nalgas no realiza esta maniobra.

    Aunque cualquier bebé puede presentarse de nalgas, sucede con mayor frecuencia en caso de:

    A partir de las 36 semanas de embarazo, la presentación de nalgas se convierte en un tema que debes conversar con tu médico. El objetivo es tratar de invertir al bebé para que pueda nacer por medio de un parto vaginal normal, que es el método más seguro y natural de nacimiento.

    Por supuesto, debes seguir las instrucciones de tu médico, pero según tu caso, estas pueden ser tus opciones:

    Posiciones para incentivar la rotación del bebé:

    • De rodillas. Colócate de rodillas en el suelo y flexiona la parte superior de tu cuerpo hacia delante. Puedes apoyarte sobre tus codos o descansar tu pecho y cabeza en el suelo. El objetivo es que tu pelvis quede en el aire y la fuerza de gravedad ayude a tu bebé a desencajarse de tu pelvis. Una vez liberado, tu pequeño tiene más espacio para rotar por su cuenta. Mantén esta posición por 15 minutos a la vez.
    • Inclinación pélvica. Coloca almohadas debajo de tu pelvis o acuéstate sobre una superficie inclinada de modo que tu pelvis quede elevada unos 20 centímetros. Mantén la posición por unos 15 minutos. Esto ayuda a que el bebé se desencaje de la pelvis y tenga más libertad de movimiento. Puedes realizar esta posición tres veces al día, cuando tu bebé se muestre más activo.

      Versión cefálica externa. El médico trata de rotar al bebé con sus manos aplicando presión leve sobre tu panza. La versión cefálica tiene una tasa de éxito de 65% a partir de las 37 semanas de embarazo, pero en 0.5% de los casos lleva a un nacimiento por cesárea de emergencia (más información en: Versión cefálica externa: cómo se hace, pros y contras).

      Tus opciones para el parto de un bebé que viene de nalgas

      Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, la cesárea es el método recomendado para el nacimiento de los bebés en posición de nalgas. Sin embargo, la decisión depende en gran parte de la experiencia que tenga el médico en partos vaginales con el bebé de nalgas.

      Parto vaginal se recomienda sólo si:

      • Tu médico tiene experiencia en nacimientos de este tipo
      • Estás en un centro médico donde se pueda realizar una cesárea de emergencia en caso de ser necesaria
      • Tu embarazo no tiene riesgos o complicaciones adicionales.
      • El peso estimado del bebé está entre 2.500 y 4.000 gramos

      Continúa leyendo:

      Fuentes:
      American Academy of Family Physicians. Bebés que vienen de nalgas: ¿qué puedo hacer si mi bebé viene de nalgas? Accedida 8 de enero del 2016.
      American College of Obstetricians and Gyneclogists. Committee Opinion: Mode of Term Singleton Breech Delivery. Accedida 7 de enero del 2016.
      American Pregnancy Association. Breech Births. Accedida 8 de enero del 2016.
      Lowdon, Gina. Breech Presentation Caesarean operation versus normal birth. En: Journal of the Association for Improvements in Maternity Services. 1998, Autumn 10(3). Accedida en línea 8 de enero del 2016.
      Royal College of Obstetricians and Gynecologists. A breech baby at the end of pregnancy. Accedida 7 de enero del 2016.
      The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada. Clinical Practice Guidelines: Vaginal Delivery of Breech Presentation. Accedida 8 de enero del 2016.