Parábola de las diez vírgenes

Parábola de las diez vírgenes se encuentra en Mateo 25:1-13

La parábola de las diez vírgenes habla sobre la segunda venida de Jesús y lo importante que es estar listo para recibirlo.

Cita bíblica
Mateo 25:1-13

Ideas claves: La segunda venida de Cristo.

La parábola:
En aquel tiempo, el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomaron sus lámparas, y salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomaron sus lámparas, pero no llevaron aceite; en cambio, las prudentes llevaron sus lámparas y también vasijas con aceite. Como el esposo se demoró, todas cabecearon y se durmieron. A la medianoche se oyó gritar: "¡Aquí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!" Todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Entonces las insensatas dijeron a las prudentes: "Dennos un poco de su aceite, porque nuestras lámparas se están apagando." Pero las prudentes les respondieron: "A fin de que no nos falte a nosotras ni a ustedes, vayan a los que venden, y compren para ustedes mismas." Pero mientras ellas fueron a comprar, llegó el novio, y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas, y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras vírgenes, y decían: "¡Señor, señor, ábrenos!" Pero él les respondió: "De cierto les digo, que no las conozco." Estén atentos, porque ustedes no saben el día ni la hora en que el Hijo del Hombre vendrá.

(RVC)

Significado y lecciones:
El novio: Representa a Jesús. En otras ocasiones Jesús es referido como el novio y la iglesia como su novia. Aparentemente todo en esta boda ya estaba listo y los participantes de la celebración solo esperaban su llegada. En esta parábola Jesús dice que el novio no llegó a la hora esperada sino que se demoró y llegó cuando todos se quedaron dormidos. Con esto Jesús advierte que nadie sabe la hora de su regreso, por lo cual debemos de estar listos para su llegada, sean cuando sea. Él regresara, dice otro pasaje, como ladrón en la noche. Sera una sorpresa.

Las vírgenes: Somos todos los que esperamos la venida del Señor.

Las cinco prudentes: Estas cinco jóvenes estaban preparadas para cuando el novio llegara. No solamente llevaron suficiente aceite para alumbrar sus lámparas esa noche, se cuidaron de llevar un poco más por si acaso. Para ellas fue importante hacer el esfuerzo adicional porque no querían poner en riesgo su participación en esa gran fiesta.

Hicieron lo que consideraron necesario para asegurar su lugar.

Nosotros tenemos que ser como las cinco prudentes. El tiempo de preparación para la venida de Cristo es ahora. Para ellas, el estar listas era tener suficiente aceite. Para nosotros, estar listos quiere decir aceptar a Jesús como Señor y Salvador y vivir de acuerdo al Espíritu.

Si nos mantenemos en ese camino, estaremos listos para recibir a Jesús en el día final.

Las cinco insensatas: Estas cinco jóvenes quedaron fuera de la fiesta, aunque se vistieron para ir y compraron aceite para la noche. Lamentablemente se descuidaron y el aceite se les acabo. Quisieron salvarse pidiéndoles aceite a las prudentes, pero esto tampoco funciono. Cada quien es responsable por sus propias acciones. Las obras de otros no podrán salvar a los que no tomaron los pasos necesarios para estar listos. Jesús espera que cada quien se preocupe de guardar su propia salvación. Si tú no estas listo el día en que Jesús regrese, la única persona responsable por eso serás tú, dice Jesús, con esta parábola.

Las fiestas de bodas: Es el reino de los cielos. En la parábola del banquete de bodas, Jesús dice que Dios nos ofrece toda una invitación al reino de los cielos. Solo los que acepten su invitación entraran en el.

Puntos claves para recordar:
Jesús regresara en un instante.
Tenemos que estar listos para recibir al Señor.