Oraciones al Ángel de la Guarda

Niña usando casco de seguridad, rezando
 Johner Images / Getty Images

¿Quieres tener a tu Ángel de la Guarda cerca? Aquí tienes algunas oraciones para que siempre sientas su presencia. Rézalas antes de dormir o en cualquier momento que la necesites, ¡y sabrás que tu angelito de la guarda está siempre contigo!: 

1. Oración tradicional al Ángel de la Guarda

Ángel de la Guarda, dulce compañía,
No me desampares, ni de noche ni de día,
hasta que me pongas en paz y alegría
con todos los santos, Jesús, José y María.

Niño Jesús ven a mi cama,
Dáme un besito 
Y hasta mañana 

Otra versión:

Ángel de mi Guarda, dulce compañía,
No me desampares, ni de noche ni de día,
si me dejas solo(a), qué será de mí,
angelito mío, ruega a Dios por mí.

2. Himno de laudes al Ángel de la guarda 

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.
Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.
En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro. Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía. Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía. En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.

¿Quién es el Ángel de la Guarda?

Según la tradición católica el ángel de la guarda es el compañero celestial que tiene cada persona en la tierra.

Su misión es proteger y cuidar a su persona y ayudarle en momentos de dificultad o necesidad. Cada vez que nace un niño, nace también un ángel. A este ángel Dios le asigna cuidar y proteger al niño o niña que nació con él. Es por eso que al ángel de la guarda también se le llama ángel custodio. Su labor es custodiar al niño durante toda su vida.

¿Cuándo puedo rezar estas oraciones?

Los niños y adultos pueden rezar esta oración en cualquier momento. El Ángel de la Guarda está acompañando a su persona todo el tiempo. Si la persona siente algún tipo de ansiedad o miedo, puede recurrir a su ángel para que le ayude a sentirse mejor.

A muchos niños se le enseña a decir esta oración antes de dormir. Es una manera de recordar que no se debe tener miedo de estar a solas ni temer a la oscuridad. El Ángel de la Guarda siempre está junto a su niño para cuidarlo y acompañarlo.

Otros momentos apropiados para rezar la oración al Ángel de la Guarda son durante el trayecto a la escuela, antes de un examen, para sentirse en calma y recordar que el ángel que Dios le asignó está siempre a su lado, o cuando el niño o niña está en un ambiente desconocido, como un campamento de verano o la casa de un familiar. La oración ayuda a reconfortar y puede ser una buena herramienta para ayudarles a combatir los miedos o la separación. 

Cómo ayudarle a los niños a acercarse a su ángel 

Aunque el Ángel de la Guarda siempre está cerca, es bueno que los niños lo recuerden para que puedan sentirlo y dejar ir cualquier miedo que tengan. Una manera de sentir al Ángel de la Guarda es hacer dibujos para representarlo.

El niño puede dibujar dos figuras, una que represente el ángel y otra que lo represente a él o ella. Luego puede colorear los dibujos y ponerlos cerca de su cama o en su cuaderno.

Otra manera de ayudar a un niño a sentirse cerca de su ángel es jugando a imaginarlo. El padre o madre puede guiar a sus hijos a describir a su ángel, escribirle poemas y canciones, y utilizar la imaginación para "ver" a su ángel. 

El Ángel de la Guarda puede llegar a ser un compañero importante en la vida de los niños y más adelante en su vida como adultos. La oración al Ángel de la Guarda puede ser el primer paso para comenzar esta relación divina de protección y guía por el camino de la vida.