Oraciones para el arcángel San Rafael

Tobías y el ángel por Eduardo Rosales Gallinas
En el relato bíblico, Tobías estaba junto a un río cuando un pez gigantesco lo amenazó. El arcángel Rafael, disfrazado de humano, lo salvó. Eduardo Rosales Gallinas / Dominio público

El arcángel San Rafael simboliza el aspecto de Dios que ayuda al ser humano a sustentar el balance de las emociones y la salud del cuerpo. Es uno de los siete arcángeles que está frente al trono de Dios. San Rafael cuyo nombre significa "curación de Dios", es el patrón de los novios, los médicos, los enfermos y los hospitales dado que provee la energía sanadora y cuida las relaciones. Su historia más reconocida es la curación de la ceguera de Tobit y por eso también quienes carecen de visión se encomienda su favor.

A continuación algunas oraciones que se pueden dedicar con fervor al arcángel San Rafael: 

1. Oración de sanación

"Oh bondadoso y guía espiritual San Rafael Arcángel, yo te invoco como el patrón de aquellos que están afligidos por la enfermedad o dolencia corporal. Me dirijo a ti, implorando tu auxilio divino en mi necesidad actual (mencionar aquí la petición). Si es la voluntad de Dios, dígnate a sanar mi enfermedad, o al menos, concédeme la gracia y la fuerza que necesito para poder soportarla con paciencia, ofreciéndola por el perdón de mis pecados y por la salvación de mi alma. Enséñame a unir mis sufrimientos con los de Jesús y de María y buscar la gracia de Dios en la oración y la comunión. (...)  Concédeme la gracia y la bendición de Dios y el favor que te pido por tu poderosa intercesión. Oh gran Médico de Dios, dígnate a curarme como lo hiciste con Tobías si es la voluntad del Creador.

San Rafael, Recurso de Dios, Ángel de la Salud, Medicina de Dios, ruega por mí. Amén"

2. Oración para los enfermos 

Glorioso Arcángel San Rafael, medicina de Dios, guíame en este viaje de aprendizaje y purificación, ayúdame a reconocer las lecciones que me liberen de todas mis culpas, preocupaciones y pensamientos negativos.

Sé guía en el camino de la salvación, en ruta al Amor Divino, para ver reflejado en toda la creación, el poder de regeneración y curación de Dios. Te ruego que seas compañero en este viaje por la vida y un apoyo constante con la autoridad que representa tu cayado. Rodéame con el verde esperanzador y sanador de tu capa, y derrama tu medicina de luz sobre todo mi ser. Gracias amado arcángel Rafael, por tu amor sanador y compañía curativa, en este sagrado peregrinaje del cuerpo, para encontrar la unión con el alma, según la voluntad divina, de manera perfecta, para el bien de todo el mundo, y bajo la gracia de Dios. Amén.

3. Oración para 21 días 

"Señor Dios, Altísimo, protector y creador del universo, permite, te imploro con mi corazón lleno de humildad, que oigas mis sencillos ruegos, que le hago en esta Oración a San Rafael Arcángel durante  21 días, para mi protección. Envíalo, con tu gracia Divina, que me proteja de todos estos males (enumerar los males o dolencias aquí) que han hecho de mi existencia una terrible calamidad, Dios, todo poderoso, presta tu sublime atención a la intercesión, que San Rafael Arcángel hace por mí, bendíceme, Dios. Amén." 

4. Oración para el noviazgo 

Aquí un pasaje de esta extensa y bellísima oración: 

"(...) San Rafael, amante patrono de aquellos que buscan un compañero para el matrimonio, ayúdame en esta decisión suprema de mi vida. Como padrino de boda, encuéntrame para la vida a la persona cuyo carácter refleje algo de las cualidades distintivas de Jesús y María. Que sea correcta, leal, pura, sincera y noble, para que con fuerzas unidas y amor casto y desinteresado, podamos educarnos en la perfección del alma y cuerpo, como también a los hijos que Dios confiará a nuestro cuidado. (...) Amén" 

5. Oraciones de protección 

"Arcángel San Rafael, que dijiste: «Bendecid a Dios todos los días y proclamad sus beneficios. Practicad el bien y no tropezaréis en el mal. Buena es la oración con ayuno, y hacer limosna mejor que atesorar oro te suplico me acompañes en todos mis caminos y me alcances gracias para seguir tus consejos.

Amén "

Aparte de otra oración de protección:

"(...) Oh gran asistente de Dios, tú que todo lo puedes hacer y a cualquier hombre puedes sanar. Te pido que veles por mi salud, para no sufrir ningún tipo de enfermedad de gravedad. Además, ruego por todos los enfermos quienes sufren de dolores e inquietudes. Para ellos solicito curas apropiadas para que logren salir adelante. Amén."